AgendaCrónicasLocalesMundo

Siempre he sido subversiva: Francisca Ponce

En la versión gótica para el cine que en 1966 Enrique Grau hizo de la novela María, de Jorge Isaac, solo una niña de entonces vive para contar aquella experiencia, este año en el Festival internacional de cine de Barranquilla.

Por Jorge Sarmiento FigueroaEditor general

«Señoras y señores, para ver la película inaugural de la segunda versión del Ficbaq (Festival internacional de cine de Barranquilla) tenemos hoy la presencia de la actriz protagonista de María, que en 1966 revolucionó el cine colombiano de la mano de Enrique Grau. Con ustedes, Francisca Ponce». Las palabras de la maestra de ceremonia de esa noche del 21 de marzo de 2014 en la Plaza de la Aduana de Barranquilla no alcanzaron a abarcar la dimensión de Francisca, su presencia desbordaba cualquier presentación.

Francisca Ponce. De: Ficbaq.com

Francisca Ponce. De: Ficbaq.com

Francisca Ponce, la señora menuda de cabellos grises y vestido bordado de flores que se levantó de la primera fila bajo un racimo de aplausos y con elegancia señorial se dispuso a saludar a los presentes, fue hace 48 años la figura estelar de un experimento cinematográfico que escandalizó al país.

Mientras la Colombia provinciana y goda se negaba a salir de su atraso para conveniencia de la estirpe aristocrática de las ciudades que aún eran pueblos y campos feudales -¿ya no lo son?-, el pintor Enrique Grau tomó la novela que mejor representaba en su prosa aquella estilizada nación, ‘María’, de Jorge Isaac, publicada en 1867, y la convirtió en una película dantesca, llena de contrastes entre el paraíso terrenal de flores, versos y buenas formas y las pesadillas de la enfermedad, la muerte, la locura.

Imagen blanco y negro de Pintura de Enrique Grau.

Imagen blanco y negro de Pintura de Enrique Grau.

A los pavos reales que dan inicio al paisaje de la historia, Grau sobrepuso a los «chulos» como eje narrativo. Por supuesto, cuando en 1966 el director fue a Cali a presentar su obra, la sociedad valluna casi lo extradita. Su película fue prohibida, considerada como un insulto a la memoria artística de Jorge Isaac y una pieza digna de ser quemada en la hoguera de la inmoralidad.

Francisca no estuvo aquel día en Cali, tampoco alcanzó a ver la película terminada. Fic Baq 2014 2A ella su familia la había enviado a estudiar a Suiza y desde entonces no regresó al país, se quedó por el mundo haciendo una vida de aventuras y activismo político. Volvió hace pocos meses a Colombia, 48 años después, cuando tuvo oportunidad de ver María en la que ella es protagonista. Ahora estaba presente en Barranquilla para inaugurar el Festival de Cine que empezó con su película.

Su gracia y sus maneras son la de esa dama educada en Europa a la gran manner, pero su espíritu y su discurso son la de aquella joven radical, libre pensadora, que se atrevió a contravenir las normas de una sociedad para representar el personaje de una señorita de familia afincada que contrae amores con Efraín, el hijo de su tío (que ahora es su padre adoptivo) y cuya relación se llena de tormentos desencadenados en enfermedad, asesinatos, locura, pesadilla, tragedias. Francisca permite que seduzcan su sexo en la pantalla, que su cuerpo se martirice con la epilepsia, que su fantasma se vista de novia mortal. Y eso que, según ella misma contó, «solo quedaron vivos 51 minutos de película, faltaron 30 que son las partes que más me gustan porque eran las escenas más góticas y llenas de locura».

Ficbaq Francisca1«Muchas gracias a este Festival por darme la oportunidad de contarles mi experiencia en esta película. Muchas gracias a ustedes por venir y ver este cine que mueve sus mentes. Recuerden que yo en aquel entonces tenía 15 años. No sé si alcanzan a imaginar lo que significaba la sociedad de la época en que yo elegí estar en esa película. Por ese arrojo que queda registrado en lo que ustedes verán, me atrevo a invitarlos a lo siguiente – inició su discurso Francisca, con galantería, y sin que se le moviera el tocado soltó de repente la María guardada -: «¡Los invito a la subversión! Liberen su mente, cambien el mundo como yo lo hice con aquellos locos del maestro Grau».

Francisca llegó a la película porque estuvo siempre rodeada de intelectuales. «Yo fui rebelde desde pequeña. Me tenían interna y cuando salía me volvía loca de curiosidad. Quise estudiar en la Nacional desde los 12 años y cuando fui me encontré en la Facultad de Sociología al cura Camilo Torres, a Moisés Melo y de allí llegué a la casa de Grau. Él me quiso mucho porque yo era enamorada de los intelectuales, como Germán Vargas que era un hombre lindo, cuando hablaba sus palabras como flores caían. O Camilo Calderón, uno de los mejores historiadores; Diego León Giraldo, Fernando y Luis Tejada y tantos otros que hicieron una combinación posible para que yo estuviera allí».

Los presentes a la Plaza de la Aduana fueron dejando caer sus quijadas poco a poco ante la atronadora verdad de Francisca. «Esta película reversa la historia de una novela, pero también reversa la historia de nuestro país. Ustedes también tienen el poder de cambiar lo que quieran, de subvertir lo que los rodea, ¡Háganlo!».

Ante semejante invitación, solo queda resaltar el acierto de Giuliano Cavalli, director del Ficbaq, y de su equipo, además de compartir aquí la agenda del Festival Internacional de Cine de Barranquilla, volumen dos, que empezó haciendo historia.

 Agenda FICBAQ

 

Agenda FICBAQ1

About author

Practicante del periodismo desde niño, comunicador de profesión, artista por vocación. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3185062634
Related posts
AgendaCineEntretenimientoNacionales

Tengo Fe Film 2024, el festival que brinda a los competidores la oportunidad de ver sus cortometrajes en cine y televisión

ActualidadLocalesMedio Ambiente

Asoprovida lidera campaña para proteger el Río Magdalena

ActualidadLocales

Preparativos y seguridad para el partido de Junior en la Conmebol Libertadores

ActualidadMundo

Mujer con enfermedad degenerativa recibe eutanasia en Perú tras larga batalla legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *