ActualidadDenuncia CiudadanaLocalesMundoNacionales

Los pasos de Tapia en Barranquilla

La Contraloría y la Fiscalía que le siguen los pasos, supieron de reuniones que sostuvo con presuntos cómplices y con un misterioso funcionario de la Gobernación.

Por Rafael Sarmiento Coley

Se podría decir, sin lugar a inexactitudes, que Emilio Tapia Aldana, abogado, contratista, empresario, nacido en Sahagún, Córdoba el 30 de octubre de 1976, es el capo de todos los capos en materia de corrupción en Colombia, con tentáculos en Bogotá, en donde hizo hasta para vender, en Cali y en Barranquilla.

En Bogotá, por sus malas mañas, engañó a los hermanos Gustavo y Néstor Iván Moreno Rojas, nietos del general Gustavo Rojas Pinillas. Ambos fueron senadores de la Repúblico como cofundadores del Polo Democráticos, y ambos fueron Alcaldes—Néstor Iván en Bucaramanga- y Gustavo en Bogotá.

Jorge Iván Ospina, alcalde de Cali, otro que cayó en los tentáculos de Tapia.

Por esa época el ‘rey midas de la contratación en Bogotá’ era Tapia Aldana y dos calanchines que se repartían los contratos para la recolección de basuras a través de empresas de papel que elevaban los costos de los contratos para sobornar a algunas bancadas del Concejo y al Alcalde de turno. Hicieron tantas marranadas, que terminaron hundiendo en la cárcel a los aparentemente ‘impolutos’ hermanos Moreno Rojas y al llamado grupo de los Nule. Todos a la cárcel. A todos ellos les salieron canas en la picota, menos al pícaro de Tapia, quien se acogió a sentencia anticipada y en cuestión de tres años volvió a sus andadas por las calles y trató de revivir sus marrullerías en el Distrito Capital, pero se encontró con un tigre de Malasia en el  Palacio de Liébano, Gustavo Petro, con quien se transó en una larga y a la postre estéril controversia legal por el contrato multimillonario de las basuras de la capital, con el cual ganó tanta plata que se volvió loco comprando fincas en su Sahagún natal, galleras, caballos de pasos, penhouse en Bogotá y tentáculos en Barranquilla.

¿A qué tanto viene Tapia Aldana a Barranquilla?

Lo cierto es que en la capital del Atlántico tiene parientes cercanos que son del curubito del uribismo. Más importante que eso es su cercanía con funcionarios de la gobernación del Atlántico y con mandos medios del Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Por esa vie fue que surgió –craneado, diseñado y estructura en una oficina de alto turmequé en Barranquilla–, el contrato de los $70 mil millones adjudicado a la Unión Temporal Centros Poblados para convertir a Colombia en un país conectado, con Internet hasta en el último rincón donde no entra ni la brisa (como Algarrobo).

Lo insólito es que, después de semejante escándalo que causó el derrumbe del MIntic, al artífice de la multimillonaria estafa se le vio mondo y lirondo reunido en oficinas exclusivas en edificios de vidrios termo-acústicos del norte de la ciudad. Reuniones con gente libre de toda sospecha de ser compañeros de andanzas del rey de la corrupción. ¿Qué se trataba en esas reuniones? Algunos arúspices locales predicen que, como con toda seguridad en la capital atlanticense tiene algunos cómplices, estaba definiendo la estrategia para entregarse, someterse a sentencia anticipada, con el compromiso de no ‘pringar’ a personajes de renombre en Barranquilla.

Otra reunión sorpresa

Samuel Moreno Rojas

Se asegura que, antes de que le dieran vía libre a la Fiscalía y a la Policía para que hicieran el parapeto de que lo habían sorprendido escondido en un lujoso apartamento, solitario y aislado, Tapia Andana se reunió varias veces con un misterioso funcionario de la Gobernación del Atlántico, quien es el que mueve las teclas de todo contrato de dicha entidad.

Según funcionarios de la Gobernación que hablaron bajo estricta reserva, el ‘todopoderoso’ que adjudica, paga y rechaza contratos de todo tipo, en un dos por tres se ha dado vida de multimillonario. Ha prohibido a todo el personal que depende de su secretaría (que es la más poderosa porque es la que maneja la caja fuerte), dar declaraciones a la prensa o información de ninguna índole.

Y, en materia de pauta publicitaria, solo se entiende con dos o tres radioperiodistas , un medio digital, y un locutor perifoneador, con quienes negocia contratos de $25 millones mensuales, de los cuales el 15% son “recompensa” por el favor que les hace, que es casi exclusivo, porque a los demás periodistas y radioperiodistas les da, si acaso cuentan con suerte, migajas de un millón o dos millones de pesos. Hay un solo capo que, por todos sus servicios de graznar por un micrófono y una red social, le paga $35 mil millones, de los cuales el 20% son para el funcionario de marras.

Iván Moreno Rojas, otra de las víctimas de las corruptelas de Tapia.

Todo ello a espaldas de la Gobernadora Elsa Noguera, que recorre casi todos los días el sur, el centro y el oriente del Atlántico con el ojo abierto por temor a que se desborde el Canal del Dique, El Embalse del Guájaro o el Río Magdalena. Lo que es una verdadera infamia, pues mientras Elsa arrastrando sus muletas recorre el departamento bajo el sol o bajo la lluvia, su ‘alter ego´ hace de las suyas recibiendo coimas millonarias, no solo por los contratos publicitarios, sino por todo tipo de proveedores y contratistas. Las malas lenguas aseguran que ya tiene una inmensa finca en el sur de La Guajira.

About author

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey
Related posts
ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

Arte y CulturaNacionales

Un adiós a Toño Garcia, el último cacique de los Gaiteros de San Jacinto

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *