ActualidadNacionales

“Desde hace 8 años buscaba esta corona, y Diomedes me ayudó”

Muchos pensaban que el nuevo rey profesional Gustavo Osorio Picón era “cachaco”. Es de Río de Oro, Cesar. Resumen de ganadores del 47 Festival.

Por Chachareros, con apoyo de Juan Rincón Vanegas

Desde un comienzo, cuando lo vieron en las eliminatorias, muchos pensaron “¡carajo, ese cachaco sí toca!”, inclusive ayer lunes muchos despistados le reclamaban al presidente (e) de la Fundación Efraín Quintero Molina: “¡monita gracia la de ustedes, ahora se les ha dado por coronar a puro cachaco!”.

El Mono Quintero los sacó del error. “Hombre, qué cachaco, ni qué ocho cuartos, ese muchacho es de Río de Oro, Cesar”. Lo que ocurre es que ese municipio queda en los límites con Santander, montaña arriba, tierra de clima fresco y de gente de piel blanca.

De todas maneras fue un excelente ganador Gustavo Osorio Picón, en la categoría profesional. Y el balance no podía ser mejor después de cinco días de competencia, se consumió el tiempo y al jurado designado para las finales de los distintos concursos le correspondió entregar su fallo que tuvo la mayor aceptación de los presentes al Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’.

En el 47 Festival de la Leyenda Vallenata se dejó sentado que el homenaje a Diomedes Díaz fue el más grandioso, que el semillero del folclor y los versos siguen siendo sostenidos por la efectiva labor que adelanta la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

El presidente titular de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo, agradeció a todos los que incidieron para que este evento siga adelante con el mayor resultado para el folclor, para el turismo y el incremento económico en todos los órdenes. “El homenaje a Diomedes Díaz fue grandioso desde todos los puntos de vista y el parte de los concursos es positivo. Volvió a ganar Valledupar porque los índices económicos antes y durante el Festival subieron. Felicitaciones a los nuevos Reyes Vallenatos, a las autoridades y las distintas entidades, especialmente al pueblo vallenato y desde ya nos preparamos para rendir un soberano homenaje a la Dinastía López”, manifestó Rodolfo Molina Araujo.

 Gustavo, cultor de la auténtica música vallenata

Gustavo Osorio Picón, Rey Profesional

Gustavo Osorio Picón, Rey Profesional

Para el acordeonero Osorio Picón, ganar la corona profesional del 47 Festival de la Leyenda Vallenata ha sido lo mejor que le ha sucedido en la vida, porque era su gran anhelo, después de coronarse como Rey Infantil en 1985. Indica que desde temprana edad ha sido un cultor de la auténtica música vallenata y nunca se ha salido de esa línea que hoy lo tiene como Rey Vallenato.

“Gracias a Dios llegó la corona que anhelaba y que buscaba desde hace ocho años. El año pasado ocupé el tercer puesto y eso me dio mayores fuerzas para persistir y alcanzar el triunfo al lado de mi cajero Adelmo Granados y mi guacharaquero y cantante Álvaro Mendoza. Ellos fueron claves por su experiencia y que son curtidos en las lides del Festival Vallenato. Hoy tengo que decirle a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata que estoy a la orden para seguir expandiendo el vallenato por el mundo y que soy un soldado del folclor”, aseguró Gustavo Osorio.

El nuevo rey vallenato presentó las siguientes canciones: El merengue y el paseo, ‘Buena mujer’ y ‘Mi mortificación’ de Martín Maestre; la puya ‘Con la bendición de Dios’ de su autoría y el son ‘La carta’ de Alejo Durán.

 Camilo llegó y ganó en acordeón aficionado

Camilo Molina Luna, Rey Aficionado

Camilo Molina Luna, Rey Aficionado

 En el 2005 había sido Rey Infantil, y ahora obtiene la corona aficionada. Este triunfo se suma a su constancia, a su entrega y a su amor al folclor vallenato.

Camilo Andrés Molina Luna, natural de Montería, dice que se preparó al lado del Rey Vallenato Navín López y que por primera vez participó en esta competida categoría y de una vez alcanzó el triunfo.

“Es una alegría inmensa ser el nuevo Rey Vallenato Aficionado y mi preparación fue excelente. Agradezco a Dios, a mis padres y el triunfo se lo dedicó a mi tierra Montería, a todos los que me han venido apoyando”, manifestó Camilo Andrés Molina, quien presentó el merengue ‘Aura Elvira’ (Diomedes Díaz), el paseo, ‘El quedao’ (Romualdo Brito), la puya ‘La pelo de cadillo’ (Omer Castilla) y el son ‘María de Alberto Rada.

 El Rey Vallenato con dos coronas

 El acordeonero juvenil José Camilo Mugno Pinzón, natural de Ariguaní, Magdalena, repite corona en el Festival de la Leyenda Vallenata y las finales para este monarca no son nuevas, debido a que hace cuatro años en el Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a los juglares Leandro Díaz y Lorenzo Morales, se quedó con el título de la categoría  infantil, iniciando así a lo que él llama el camino a ser un  Rey Vallenato integral.

«Estoy presentándome desde el 2010, desde que tenía nueve años, quiero ser rey de todas las categorías», dice con la misma seguridad con la que se presentó en tarima. Este muchacho dice amar como su vida al vallenato y al preguntarle cómo se sintió ante el público no vaciló en responder: «durante el concurso me sentí tranquilo, seguro, tengo talento, fui optimista y confiando siempre en Dios de que sería el nuevo Rey Juvenil», agregó.

Este logró José Camilo lo dedica a su familia, su apoyo incondicional, también a su pueblo Ariguaní donde desde ya preparan un recibimiento con bombos y platillos. Antes de despedirse termina agradeciendo a la Fundación de la Leyenda Vallenata a cuyos miembros envió muchas bendiciones. «Gracias a la Fundación Festival por creer en el talento de los niños y los jóvenes, gracias por permitirnos darnos a conocer, gracias por mantener vivo al folclor, muchas gracias y gracias por mantener con las puertas abiertas a la Escuela Rafael Escalona y a la agrupación Los Niños del Vallenato».

Las canciones interpretadas por José Camilo Mugno Pinzón fueron el merengue ‘Buena mujer’ de Martín Maestre; el paseo ‘Ojazos negros’ de Lino Anaya; la puya ‘El que le pique que se rasque’ de José Félix Ariza y el son ‘María Jesús’ de Antonio Llerena. En el cuadro de honor acompañaron al nuevo Rey Juvenil en el segundo puesto, Pablo Samir Morales Cañas y en el tercer lugar, Fabrizio Bornacelli Peñaranda.

 El Rey Sebastián

Sebastián Sepúlveda, Rey Infantil

Sebastián Sepúlveda, Rey Infantil

Desde hace varios años Sebastián Sepúlveda Gómez, se puso como meta ser Rey Vallenato Infantil y cuando su edad, 13 años, ya registraba su última participación en esta categoría, alcanzó su sueño. Este adolescente cuyos padres Alfonso y Yolanda, nacidos en el interior del país, le cultivaron su amor por el folclor vallenato, al escuchar el veredicto que lo daba como ganador no paró de brincar y de expresar lo que ha sentido por este triunfo. «Es algo muy importante para mí, le doy gracias a Dios por permitirme ganar, ser Rey del Festival de la Leyenda Vallenata es lo mejor que le puede pasar a un acordeonero, también le doy gracias a mis padres que han sido mi apoyo y me enseñaron que para lograr algo hay que ser disciplinado».

Pero ‘Sebas’ como cariñosamente lo llaman quienes lo conocen, empezó a tocar acordeón desde muy niño: Nosotros, lo inscribimos en la Escuela de Talento Rafael Escalona donde estuvo tres años y ahora está con Los Niños Vallenato del Turco Gil, él ama el vallenato, es su felicidad y quiere ser productor musical para seguir apoyando al folclor», dijo su padre Alfonso Sepúlveda.

Sebastián fue el último en subir a la tarima ‘Colacho’ Mendoza, del Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’ en la noche de la final, y sus temas elegidos para la contienda vallenata que le daría la corona fueron el merengue ‘Margarita’ de Armando Zabaleta; el paseo ‘El Chanchullito’ de Diomedes Díaz; la puya ‘Vuelve’ de su autoría y el son ‘Ojos negros’ de Julián Rojas.

El cuadro de honor de la categoría de acordeoneros infantiles, fue completado por Daniel Rocha Villegas oriundo de Bogotá, quien quedó en el segundo lugar, mientras que el tercer puesto fue para Luis Ojeda Zabaleta de Riohacha, La Guajira.

El verseador de las dos coronas

Su reacción fue llorar al conocer la noticia, no podía creer que Jesucristo a quien tanto ama, le hubiese permitido quedarse con el triunfo. Se trata de Andrés Felipe Barros Méndez, quien en la noche del dos de mayo se coronó como el Rey de la Piqueria. Este hombre nacido en Barrancabermeja, Santander, hace 46 años, no duda en contestar cuando se le pregunta a quién le debe este logró al que considera uno de los más grandes de su existencia. «A Jesucristo rey del cielo le debo y le dedico este triunfo, él es quien pone las ideas en mi mente para que las pueda expresar por mi boca, este es un don dado por él, yo desde muy joven soñaba estar en un gran escenario como este», dijo.

Para Andrés, un profesor de música, es todo un orgullo ganar en Valledupar, según él porque los contrincantes a los que se enfrenta son unos verdaderos maestros. Lleva 24 años presentándose. La primera vez fue en 1990, en esa oportunidad quedó de segundo puesto, mientras que su primera corona la consiguió en 1995.

Andrés compartió el cuadro de honor con dos grandes verseadores, Alcides Antonio Manjarrez y Julio Rafael Cárdenas Guerrero, quienes se quedaron con el segundo y tercer puesto, respectivamente.

En este concurso el talento natural para improvisar se ha constituido en la constante de una de las competencias que mayor atracción despierta entre los asistentes a la máxima fiesta de acordeones. Uno a uno, los competidores que eran apoyados por las numerosas barras, fueron mostrando su habilidad para llegar a la ronda final del certamen folclórico.

Con el alma entre las manos

Enrique Ariza Celis luce su escarapela de concursante .

Enrique Ariza Celis luce su escarapela de concursante .

Para este concurso se inscribieron 238 canciones, se seleccionaron 50 y al final el compositor ganador fue Enrique Ariza Celis con el paseo ‘Con el alma entre las manos’.

El Rey Vallenato de la canción inédita, natural de Riohacha, La Guajira, se desbordó en alegría al conocer el fallo porque su gran ilusión era ganar en el Festival de la Leyenda Vallenata.  Este estudiante de décimo semestre de derecho, que cursa en la Universidad Autónoma del Caribe, dice que el motivo de la obra obedece a momentos difíciles que trascurren en la vida y que hace posible que la inspiración aparezca.

“La canción la hice con el alma, fluyó de una vez y mi alegría es inmensa por este sonoro triunfo que alcanzo conociendo la calidad de compositores que se presentan acá y cuya mayoría de canciones estaba dedicada al homenajeado Diomedes Díaz. El año pasado pasé a la final, pero no quedé entre los tres primeros y esto me sirvió como aliciente para aspirar a la corona y gracias a Dios se logró”, indica Enrique Ariza.

Related posts
ActualidadCiencia y TecnologíaEstilo de VidaMundo

Las Mejores App de Apuestas en Colombia, consejos para elegir bien

CineEntrevistasNacionales

Así habla Felipe Holguín de su película La Suprema, ganadora del Festival de Cine de Cartagena 2024

AgendaCineEntretenimientoNacionales

Tengo Fe Film 2024, el festival que brinda a los competidores la oportunidad de ver sus cortometrajes en cine y televisión

ActualidadLocalesMedio Ambiente

Asoprovida lidera campaña para proteger el Río Magdalena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *