AgendaCrónicasEntretenimientoEspecialesEstilo de VidaMedio AmbienteMundoNacionales

Amazonas, lugares para visitar en pocos días

Lugares y cosas que te sugiero para conocer y hacer si decides disfrutar la naturaleza exuberante y la cultura desde Leticia, Amazonas.

Por Fernando Alzate y Jorge Sarmiento Figueroa

Después de hacer un corto viaje de cinco días y cuatro noches al Amazonas, con mi amigo Fernando Alzate hicimos unas breves chácharas audiovisuales que no logramos concluir por cosas que surgieron. Sin embargo, el provecho de haber ido a tremenda exuberancia natural, empezó a cobrar forma a medida que amigos y conocidos han dicho en voz alta: «Voy a ir al Amazonas, pero todavía no sé qué plan armar». A una de esas personas escribí un correo electrónico resumiendo lo que yo viví y las cosas que recomiendo para visitar, para hacer, para cuidarse y demás detalles para tener en cuenta. Así que aquí comparto mi experiencia, sin orden de viaje (itinerario), para quienes deciden viajar al Amazonas tomando como punto de llegada Leticia, capital del departamento más grande y desconocido de Colombia. Toda la producción de este viaje es gracias a la invitación de mi amigo Fernando, a quien debo el honor de esta Expedición.

Resumen:

Sugiero conocer la reserva natural Marashá, que queda en el lado peruano. Tiene paisajes y actividades increíbles.

También conocí el lago Tarapoto, que está junto a Puerto Nariño, lo cual te da para admirar el pueblito y la naturaleza.

Y si les queda tiempo, vayan a la reserva natural Tanimboca, que es más cerca de Leticia. Ojo, que si me ponen escoger, la de Marashá no tiene comparación.
Notas:
– No vayan al supuesto encanto del encuentro de las tres fronteras, que no tiene nada de extraordinario.
– Tampoco sugiero ir a la isla de los micos, porque es una isla que importó micos e indígenas para mostrarlos como animales de zoológico. Es decir, de natural no tiene nada. Demasiado mundo natural hay en el Amazonas como para pagar por ver cosas de un zoológico, así puedas jugar y tomarte foto con ellos. Aclaro que a mi amigo Fernando Alzate este lugar sí le encantó, tuvimos un debate permanente porque él considera que uno debe ir abierto a entender la forma que tienen las demás personas de emprender proyectos y actividades turísticas para ganarse el pan. Cada cabeza es un mundo.
– Tabatinga es el lado brasilero de Leticia. Es decir, que la ciudad está dividida en dos: un lado colombiano, el otro brasilero. Siento que con el poco tiempo que tienen ustedes para el viaje, lo mejor es ir directo a donde la naturaleza habla.
– Salir a caminar a una reserva cercana a Leticia es muy buena opción, con un guía. La reserva Omagua es una buena opción. Este plan lo sugiero mucho porque la selva cuando más despierta está es en las noches.
– Es clave que se hagan a un buen guía allá en el terreno, mejor si es uno graduado del Sena o un indígena serio. Te doy el celular de Néstor, un guía graduado del Sena: 3115136496.
Anotaciones: 
– Vayan con ropa ligera y cómoda, con zapatos de viaje, lleven linterna de baterías, un muy buen repelente de mosquitos, tomen tiamina una vez al día al menos desde un mes antes, lleven gorra y bolsas plásticas para guardar cosas que no quieran que se humedezcan.
Tengan en cuenta que la humedad es tan alta que yo llevé un libro para leer y amaneció casi destruido por la humedad. Llueve mucho, casi todo el tiempo. Al menos dos pares de medias por día gastarán. Ropa interior y zapatos tenis.
¡No coman Pirarucú a menos que sea temporada! Es prohibido. Si piden Pirarucú en cualquier restaurante, de seguro los van a engañar, les van a meter gato por liebre.

Detalles y muestra audiovisual

Reserva natural Marashá

Es un sitio turístico construido alrededor de un lago en la ribera peruana del río Amazonas. Tiene una arquitectura «típica de cabañas diseñadas y construidas al amparo de las normas ambientales de preservación de la biodiversidad», según cita su página web oficial y que puedo atestiguar porque dormí en sus palafitos. A la reserva se llega en lancha desde Leticia, hay buses acuáticos baratos. El trayecto es más o menos de 45 minutos, durante los cuales se siente la inmensidad del río y se divisan los delfines rosados, que son más hermosos, numerosos y vulnerables de lo que uno cree. Luego hay una caminata interna muy interesante, con guías que muestran cómo es la flora y la fauna en esta zona del Amazonas.

En Marashá duramos dos días, se puede uno adentrar en el lago y sus brazos, divisar pájaros y admirar la flora, abrazar o subirse a árboles de más de treinta metros de altura y que habitan esta tierra antes de que la civilización llegara. Con la ayuda de guías nativos se pueden atrapar pirañas y caimanes, pero yo en particular recomiendo ser muy respetuoso porque ellos, como los árboles, son los dueños del lugar, no nosotros.

Lago Tarapoto

Es una despensa natural para los habitantes de Puerto Nariño, una localidad pintoresca con casas coloridas en la que pescadores y comerciantes disfrutan de la vida ribereña en un brazo del río Amazonas. El lago tiene una fuerte vida subacuática, con manatíes, delfines rosadas, anacondas, pirarucús, pirañas y demás animales que pueden tener nombres peligrosos en nuestro imaginario, pero que en realidad hacen parte vital de uno de los mundos más bellos que hayamos visto. En ese mundo nos bañamos bajo la lluvia, como si no hubiera nada que temer.

Puerto Nariño

Delfines rosados 

La isla de los micos

Reserva natural Omagua

Galería de fotos

About author

Practicante del periodismo desde niño, comunicador de profesión, artista por vocación. Email: jorgemariosarfi@gmail.com Móvil: 3185062634
Related posts
Arte y CulturaNacionales

Un adiós a Toño Garcia, el último cacique de los Gaiteros de San Jacinto

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

Medio AmbienteMundo

Santa Marta, elegida sede de la 1° Cumbre Latinoamericana y del Caribe de Turismo Sostenible del GSTC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *