ActualidadCrónicasDeportes

¿ Porqué Sebastián Ospino, goleador de la selección Atlántico Sub 15, no lleva el apellido de su padre?

El Lleva los dos apellidos de su progenitora y no el de su padre, Miguel Gutiérrez.

Por: Francisco Figueroa Turcios

Miguel Gutiérrez nació en Plato, Magdalena, hace 58 años. Llegó a Barranquilla cuando tenía 24 años de edad, con el sueño de buscar un mejor porvenir.

La Chinita, ha sido el único barrio donde ha vivido los 36 años desde que llegó a la Capital del Atlántico. En Barranquilla, conoció a Maruja Ospino García, que ha sido el amor de su vida. De los 36 años que lleva viviendo en Barranquilla, contabiliza 20 años en el mundo del reciclaje.

Los otros 16 años se ganaba el pan de cada día arreglando abanicos, licuadora y lavadoras. Esa actividad laboral no le era rentable porque a veces muchos días no se ganaba ni un peso y su familia aguantaba hambre, por lo que no le quedó otra alternativa que vivir del reciclaje.

A los dos años de estar en Barranquilla, Miguel, perdió la cartera con sus documentos de identidad. En ese momento él no le dio importancia no tener documento de identificación por lo que no hizo el esfuerzo de sacar el duplicado de la cedula.

Cuando nacieron los hijos y los fue a registrar se encontró con el obstáculo que no podía hacerlo porque a Miguel le exigían la cédula como documento de identificación. A Miguel y Maruja no les quedó otra alternativa que sus hijos llevaran los apellidos de ella. De allí que José Miguel, José Domingo, Edgar, Eduardo y Sebastián aparecen con los apellidos Ospino García.

«Fue un gran descuido mío no sacar el duplicado de la cedula. Sin duda, un gran error que mis cinco hijos no lleven mis apellidos. Lo que si es cierto es he sido un padre comprometido con mi familia. De la labor del reciclaje he podido sacar adelante a mis cinco hijos: José Miguel, José Domingo, Edgar, Eduardo y Sebastián.

 Le confieso algo, me siento cansado de trabajar como reciclador cuando todos los días debo cumplir largas jornadas que comienza a las 4 de la mañana y terminan a las 2 de la tarde. Tengo dolores reumáticos en las piernas de tanto caminar las calles de los barrios de Barranquilla y Soledad, pero no me rindo para cumplir el sueño que mi hijos sean alguien, sean unos profesionales» relata Miguel Gutiérrez.

Dentro de la euforia que embargaba a Sebastián por ser participe del título de la selección Atlántico en el Torneo Nacional Sub 15, tras vencer a Antioquia por la vía de los penales, confía con sus goles sirvan para vencer la pobreza y darle una mejor calidad a su familia, así como fueron importante para que Atlántico fuera campeón. Sebastián sabe que es reciclar porque cuando era niño vivió esa experiencia con su padre, Miguel.

«El corazón se me parte en mil pedazos al ver que mi padre trabajar duras y largas jornadas reciclando por la diferentes calles de Barranquilla y Soledad para poder llevar el pan de cada día para nosotros. Yo viví esa experiencia de reciclar porque muchas veces acompañé a mi papá. Confió en que un día muy lejano mi padre deje de reciclar gracias a mis goles» confiesa Sebastián Ospino, que si bien no lleva el apellido de su padre, sus goles le servirán para vencer la pobreza.

About author

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es
Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

ActualidadLocales

'Barreal' regresa con una nueva temporada para explorar las historias de Las Flores y la Ciénaga de Mallorquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *