LocalesNacionalesSalud

Personas con discapacidad: ¿Cómo está hoy su seguridad social?

Investigación de la Universidad Nacional y CODESS

El estudio ‘Estado de situación actual y oportunidad para las personas con discapacidad, no sujetas a pensión de invalidez’, llama la atención sobre la tendencia en aumento de personas con discapacidad, entre otras causas, por envejecimiento de la población; el fenómeno de ‘feminización’ de la discapacidad y el aumento en las brechas de inclusión laboral entre la población con discapacidad y la que no tiene discapacidad.

La Seguridad Social de la población con discapacidad en Colombia estuvo en primera fila en la Escuela Colombiana de Rehabilitación, donde la Corporación para el Desarrollo de la Seguridad Social (CODESS) y la Universidad Nacional de Colombia, presentaron los resultados del estudio sobre la situación actual de las personas con discapacidad frente a la implementación de las políticas públicas nacionales y territoriales.

Titulado Estado de situación actual y oportunidad para las personas con discapacidad, no sujetas a pensión de invalidez, la investigación brinda el panorama de una población que se enfrenta a una implementación deficiente de las políticas públicas de protección y de diversidad e inclusión laboral a las personas con discapacidad.

Con una metodología de diseño cuantitativo y cualitativo, este análisis se realizó en Valledupar (Cesar), Tocancipá (Cundinamarca), Bogotá y la localidad de Sumapaz e incluyó a personas con discapacidad, sus familias y cuidadores, así como actores relevantes del sistema de protección social.

En términos sencillos, en 2006 la ONU determinó que “las personas con discapacidad incluyen a aquellas que tengan deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.

El Informe mundial sobre discapacidad de la Organización Mundial de la Salud en 2011, hablaba de 1.000 millones de personas con, al menos, una discapacidad.

De acuerdo con cifras del Dane, a corte de 2023 en Colombia había 3’134.037 personas con dificultades para realizar actividades básicas diarias, 7,15 % de la población del país. Entre tanto, la Encuesta Nacional de Vida -ENV- de 2021 del Dane hablaba de 2,9 millones, de los cuales 54,9% eran mujeres y 45,1% hombres. Los tipos de discapacidad más frecuentes son: auditiva, física, intelectual, visual, sordoceguera, psicosocial y la discapacidad múltiple, señala la investigación.

Mujeres, las más afectadas

Explica que, en términos estadísticos, las discapacidades que se miden son las limitaciones por actividades y llama la atención que son las mujeres las que más las padecen, pues en 2005 había 98 mujeres con discapacidad por cada 100 hombres, en tanto que para 2018 la proporción era de 117 mujeres por cada 100 hombres. Esto, anota el estudio, puede estar asociado con su mayor sobrevivencia hasta edades avanzadas.

Pobreza, trabajo incluyente y personas con discapacidad

Otro aspecto que observar es el que se refiere a la pobreza. Las personas con discapacidad y sus familias en Colombia tienen mayor incidencia, intensidad y niveles de pobreza multidimensional.

Entre 2018 y 2019 se presentaron mejoras en los indicadores de acceso al mercado de trabajo, pero las personas con discapacidad que trabajaban es la mitad respecto a las que no tienen discapacidad.

Los reportes del mercado laboral entregados por el Dane para el trimestre mayo-julio de 2023 muestran que la Tasa General de Participación de población con discapacidad es de 24,6%, es decir, más de siete de cada 10 personas con limitaciones físicas o cognitivas no tienen trabajo.

Según la Dra. Flor Esperanza Rodríguez Ferro, Coordinadora del estudio realizado por CODESS y la Universidad Nacional, destacó un hallazgo del estudio. “en uno de los territorios donde se llevó a cabo la investigación se encontró un resultado alarmante para las personas con discapacidad que buscan empleo, pues, dentro de la población que encontró empleo, la persona que menos se demoró buscando empleo tuvo que esperar tres años, mientras la que más tardó buscando empleo reportó que fue de 5 años”.

El Dr. Enrique Arrieta, director del Centro de estudios Sociales y Laborales de la Andi destacó que, en junio de este año, en un encuentro internacional de la Organización Internacional del Trabajo -OIT- la Comisión de Aplicación de Normas, se miró el caso de Colombia por presunto incumplimiento del convenio 159 de ese organismo – Convenio sobre la readaptación profesional y el empleo (personas inválidas)- que promueve la inclusión laboral de las personas en condición de discapacidad y quedó como tarea pendiente redoblar esfuerzos en tres aspectos:

“Primero, es muy importante que todas las políticas con incidencia en el ámbito laboral se realicen como consulta tripartita, es decir, con participación de las personas en situación de discapacidad. Segundo, en el sistema de promoción para el trabajo es de vital importancia que los mecanismos de verificación, entrenamiento y reentrenamiento adopten un enfoque diferencial que también facilite la inclusión laboral. Y el tercer punto que se examinó fue el del reconocimiento de las realidades de esta población en los territorios y particularmente en el sector rural”. 

Además, Ana Moheredano, vicesecretaria general de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social – OISS, resaltó que las personas con discapacidad representan el 15% de la población de los países iberoamericanos (cifras del Banco Mundial y de la OMS) y lo que esto puede implicar.

“Es decir, son cerca de 85 millones de personas, un potencial grande como parte de nuestra ciudadanía y además por su incorporación a las economías. Sin embargo, hay una vinculación muy estrecha en todas las naciones del mundo, casi un círculo vicioso, entre pobreza y discapacidad. Son las personas con menores recursos y, por lo tanto, las que acceden en menor medida a todos los niveles educativos en todos los países de la región, a empleos precarios con menores salarios y esto de alguna manera perpetúa ese círculo vicioso”.

Finalmente, la Dra. Sandra Álvarez, directora del programa Pacto de Productividad que trabaja hace 15 años con esta población, apuntó que las personas con discapacidad mantienen una muy baja tasa de ocupación (21%) frente a las que no tienen discapacidad (56%). Igual pasa respecto a la informalidad 71%, frente a un 50%.

“El abordaje de este tema debe hacerse desde todo el ecosistema, porque a veces vemos que las políticas están por un lado y el marco institucional por el otro y que hay conceptos como los de incapacidad y discapacidad que en muchos casos no se han podido separar en los contextos laborales”.

El hogar, importante en el cuidado

Los datos revelan que, en Colombia, de 2’847.000 personas con al menos una discapacidad, 47.6 % presenta dificultades severas y requiere cuidados permanentes que en 75% de los casos asume alguna persona del hogar, según la encuesta ENV 2021 del Dane. Por ello, cerca de un millón de personas con discapacidad, 45,3% requiere cuidados permanentes que en un 90% asume algún miembro del hogar.

La seguridad social

En cuanto a la salud, la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo Enut 2021, muestra que las personas con discapacidad tienen una mayor proporción en el régimen subsidiado (57,5%) frente a las personas sin discapacidad (51,8%), sobre todo a partir de los 30 años.

De otro lado, la proporción de personas con discapacidad que recibió pensión (13,5%) supera a la de personas sin discapacidad (4,3%) dado que en el país se puede obtener una pensión por invalidez con la pérdida de 50% de la capacidad laboral.

La educación

El analfabetismo entre las personas en condición de discapacidad es muy alto (17%) dado que representa más de 4 veces el analfabetismo de las personas sin discapacidad (4%) (informe alternativo). DNP, sinergia, 2021.

Finalmente, esta investigación de la Universidad Nacional y CODESS dirigida por la Doctora Olga Beatriz Guzmán, deja varias reflexiones:  

  1. Los grupos de representación se vieron fuertemente fraccionados, invisibilizados e incluso abandonados a raíz de la pandemia del Covid-19, con rápido deterioro en algunos casos de los logros alcanzados.
  2. Temas como la empleabilidad, en el sentir de las personas, son la base del acceso a otras posibilidades desde la seguridad social.
  3. Las figuras y roles, tanto de la familia como de cuidadores, son diferentes y de allí la necesidad de revisar la Ley 1145 del 2007 para identificar y promover los ajustes necesarios.
  4. El analfabetismo entre personas con discapacidad es muy alto (17%), cuatro veces más que el de personas sin discapacidad (4%). Muchas personas con discapacidad no acceden a la educación (DNP, sinergia, 2021).

Al mismo tiempo, el informe hace varias recomendaciones:

  • Entre las problemáticas que más despiertan inquietud en la población, se encuentran la garantía del derecho a la atención en salud de calidad, la sostenibilidad económica y la empleabilidad para las personas con discapacidad, sus familias y cuidadores, la posibilidad de disfrutar de una educación digna e inclusiva, los temas vinculados con la vivienda, así como las acciones específicas para proteger a los cuidadores. 
  • La población participante en este estudio expresa no sentir impacto o aplicación en sus vidas, desde lo poco o mucho que conocen de las políticas, así como del certificado de discapacidad. La recomendación es analizar que ese certificado de discapacidad fortalezca la identificación de apoyos para mejorar el establecimiento de presupuestos.
  • Se deben analizar las cuotas para contratación de personas con discapacidad dentro de la categoría de trabajo y protección social.
Related posts
Cultura CiudadanaEntretenimientoLocales

Ciudadanos Ejemplares de Barranquilla en la Celebración de la Independencia de Colombia

Medio AmbienteNacionales

Grupo Argos y C.R.A continúan aportando a la restauración de la ciénaga de Mallorquín

ActualidadNacionales

Reducción de jornada laboral en Colombia

EntrevistasLocalesNacionales

Miriam Castillo Mendoza, toda una vida en la cultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *