ActualidadDenuncia Ciudadana

Cajera de Olímpica asesinada deja 3 hijos

El destinatario del ataque era Libardo Para, exjefe de seguridad de ‘El Caracol’, preso en Estados Unidos.

Por Chachareros

Katherine Martínez Sarmiento estaba esa noche del miércoles en su puesto de cajera muy activa –sacudió con una pañoleta roja su puesto de trabajo y, como pocas veces, tarareó uno de los temas carnavaleros de Joe Arroyo (‘a pilá el arroz mamá/ a pilá el arroz mamacita/ a pilá el arroz Barranquilla con el capitán Visbal”).

Todo acabo cuando empezaron a llegar los primeros clientes, uno de quienes sería el último que disfrutó de aquella alegría fugaz, pues a los pocos minutos Katherine cayó al piso frente a su silla de trabajo herida de muerte por una bala que no era para ella, sino que era una de las tantas que estaban destinadas a Libardo De Jesús Parra González, oriundo de La Guajira, quien hasta hace poco tiempo pagó cárcel por narcotráfico.

Para Katherine no era su día, o estaba en el lugar equivocado, porque, según le comentó a una de las compañeras, “hoy no quería venir a trabajar”, porque se sentía mal del estómago.

Cuando empezó la balacera hubo pánico colectivo en la Supertienda Olímpica de la calle 82 con carrera 53. Muchos de los compañeros de Katherine, al verla tendida bañada en una sangre que salía a borbotones de su abdomen. Sangre caliente. Espesa como la savia que le da vida a las rosas que tanto amaba Katherine.

Y en medio de ese aturdimiento lógico, sus compañeras eran quienes más gritaban en procura de que sus compañeros reaccionaran y la cargaran en vilo para llevarla en cualquier vehículo a la clínica más cercana, ‘Bonadona’. Llegó con vida. Había una clara luz de esperanzas de que ‘Kate´volviera a llenar de alegría el entorno de su trabajo de dinámica y atenta cajera. Más el ser humano todavía no ha podido descifrar “los misteriosos designios de Dios’, según Saramago en ‘Caín’.

En verdad el estado de salud de Katherine Martínez Sarmiento era muy delicado y ella no pudo luchar más. La en el abdomen fue mortal, y a pesar de haber sido sometida a una larga cirugía, su pronóstico era reservado y su condición inestable, según informó la Clínica Bonnadona.

El destinatario del atentado

Fuentes allegadas a los organismos que investigan los sangrientos sucesos al interior del establecimiento comercial confirmaron que “claramente el atentado iba dirigido contra Libardo De Jesús Parra González”, conocido en el bajo mundo como ‘El Flaco’, quien estuvo preso por varios años por sicariato, narcotráfico, lavador de activos y testaferrato.

De él se sabe, según las mismas fuentes, que era un peligroso mercenario que fue por mucho tiempo el hombre de la seguridad de Alberto Orlandez Gamboa, alias ‘El Caracol’, quien fue extraditado a Estados Unidos en donde aún permanece preso luego de ser acusado y condenado por narcotráfico y lavado de activos.

Todo parece indicar que, tan pronto ‘El Caracol’ desapareció del mapa del tráfico de drogas, su antiguo hombre de confianza, ‘El Flaco’, tomó las riendas del negocio y empezó a exportar coca a la lata y acumular fortuna. Se volvió loco comprando carros de lujo, apartamentos, fincas, y, como suelen hacerlo todos esos criminales, a sangre y plomo expropió terrenos en jurisdicción de Puerto Colombia, lo que le produjo una enemistad con sus mismos subalternos, quienes no estaban de acuerdo de sus métodos de utilizar el grupo de sicarios pertenecientes al entorno de Orlandez Gamboa para cometer de manera torpe acciones que los colocara en el ojo de las autoridades.

La otra hipótesis que tienen las autoridades colombianas es que ‘El Caracol’ está a punto de purgar su pena en cárceles estadounidenses, y, ya enterado de las traiciones y travesuras de ‘El Flaco’, dio instrucciones de eliminarlo cuanto antes a él y a todo aquel que estuviera en esa nueva pandilla.

El pronunciamiento de Olímpica

Katherine era una madre que hacía grandes sacrificios para levantar Melani, y Andrés Álvarez Martínez.

Por otro lado, Olímpica se pronunció ante el hecho y señaló que «acompañamos a la señora Yamaira Sarmiento; madre de Katherine, su esposo; Wilson Epalza y a Melani Álvarez Martínez y Andrés Álvarez Martínez, sus hijos, en su dolor y lamentamos su perdida».

La empresa agergó que «como lo venimos haciendo desde el día de ayer mantenemos nuestro acompañamiento y atención a sus necesidades.  Así mismo acompañamos la tristeza de sus amigos, compañeros de trabajo y allegados. Nosotros también sentimos el vacío y el dolor por esta lamentable noticia».

«Destacamos la disposición, sentido de pertenencia y responsabilidad que siempre caracterizó a Katherine en sus labores diarias, tanto con sus compañeros de trabajo como con los clientes de la tienda. Esperamos que los hechos sean prontamente esclarecidos y que la investigación lleve a la captura de los responsables de este suceso tan lamentable que nos llena de tristeza. Condenamos de manera contundente actos de violencia que atenten contra la integridad de los colombianos», precisa el comunicado.

Panorámica del área del norte de Barranquilla en donde está situada la Olímpica de la calle 82 con carrera 53, el escenario de la balacera en la cual perdieron la vida la inocente cajera Katherine Martínez y el mercenario, narcotraficante, lavador de activos, testaferro e invasor de terrenos urbanizables.
Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

ActualidadLocales

'Barreal' regresa con una nueva temporada para explorar las historias de Las Flores y la Ciénaga de Mallorquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *