ActualidadArte y CulturaCrónicas

El dolor por la muerte de Rafael Orozco continua intacto en Clara Elena Cabello, como el día del asesinato de su esposo

El cantante vallenato falleció el 11 de junio de 1992.

Por: Francisco Figueroa Turcios

La noche del jueves 11 de junio de 1992, se convirtió para Clara Elena Cabello en una pesadilla: asesinaron a Rafael Orozco Maestre. El dolor que sintió esa noche cuando descubrió que las nueve detonaciones que se produjeron marcaba el final de la vida de su esposo, sigue latente como el primer día.

Clara Elena Cabello, rompió el silencio sobre el dolor de la muerte de su esposo Rafael Orozco. » El tiempo pasa y continuamos con el mismo dolor como el primer día.

La falta que nos hace Rafa, como esposo, como padre y como ser humano. Ahora que me gustaría que estuviera acompañando para que disfrutara de su nieta. Lo feliz que estuviera Rafa con su nieta, Ella, la hija de Kelly. Mi nieta ha sido una gran bendición» revela Clara Elena Cabello.

Clara Elena Cabello y sus hijas Loraine, Kelly y Wendy, cada día lo extrañan más…continua viviendo en sus corazones. » A Rafa, cada día lo extrañamos más. Nos sigue haciendo falta, no solamente a nosotros sino a toda la familia y al folclor. Cada día que pasa lo extrañamos más y más.

A Rafa, nunca lo olvidaré. Lo recuerdo tal como era. un ser maravilloso, feliz, lleno de vida, con muchos planes, tanto en lo familiar, como en lo musical » confiesa Clara Elena sobre la ausencia de Rafael Orozco.

Como anotó Clara Elena, Rafa no sólo le hace falta a su familia, sino a sus amigos y al folclor. » Aún después de 3 décadas sigo sin entender cómo unos cobardes asesinaron a quien nos llenaba de alegría con su canto único y original, alguien que engrandeció’ nuestra música vallenata con profesionalismo y sencillez que hoy por hoy es difícil de encontrar entre los artistas de éste género musical..
El vacío que dejó ha sido llenado con sus propias interpretaciones que jamás pasan aunque pasen los años. Las juventudes de hoy día les privaron de escuchar y enamorarse de las canciones de Rafael Orozco…siempre con nosotros» reflexiona Gilberto Estor Lara, locutor e investigador de la música vallenata.

Rafael Orozco además de ser un excelente cantante vallenato se caracterizó por ser un gran hincha de el Junior, Fabio Poveda Ruíz y Checo Acosta fueron testigos de su pasión por el cuadro ´Tiburón´. Ufff muchos. Un hincha apasionado. Siempre que estaba en Barranquilla o en una ciudad del país y jugaba Junior, no desaprovechaba la oportunidad para ir a verlo jugar.

Siempre le pedía a mi papá ir a las concentraciones para hablar con los jugadores y muchas veces les cantaba a capella. Pueden ver en todas sus fotos que en su cadena tenía el escudo de Junior en oro que compró a Adelita de Char en la Joyería Moderna» recuerda Fabio Poveda.

» Uffff, super hincha del Junior! .Y le gustaba el fútbol obsesivamente! Compartimos muchos escenarios y muchas canchas Y todo lo discutía. Jejejejejeje! Un gran amigo, gran cantante» con una disciplina admirable» añade Checo Acosta

El tiempo pasa, y los recuerdos están detenidos en distintos puntos de la geografía del sentimiento de Clara Elena Cabello, los familiares y amigos de Rafael Orozco…Rafael Orozco, continua vivo a través de su música.

About author

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es
Related posts
Arte y CulturaEntretenimientoLocales

Vuelve la Ruta Obregón

CrónicasEstilo de Vida

Estambul me desbordó

Arte y CulturaCultura Ciudadana

Rueda de cumbia y la fiesta de la música en Barranquilla, miren el recorrido

CrónicasDeportesMundo

No te hagas el Willie Mays

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *