Arte y CulturaCrónicasEspecialesLocalesNacionales

«Dime la verdad, solo la verdad, no hay reparación ni justicia si no es con verdad»

Así cantó Adrián Villamizar y así cantan las víctimas para que el Estado y los violentos escuchen, lo que estos en muchos casos se niegan a decir.

Así cantaron víctimas de secuestro, masacres y homicidio en el segundo día del Encuentro Nacional de Desaparición Forzada y Vida y libertad, en Barranquilla. Las víctimas de desaparición forzada recibieron a las organizaciones Movice, Movimiento Hijos y Fundación Hasta Encontrarlos, que compartieron sus experiencias de búsqueda.
En el segundo día del Encuentro Nacional de Participación por los hechos de Desaparición Forzada y Vida y Libertad, que este año se llevó a cabo en Barranquilla, los 120 delegados de las mesas departamentales del país desarrollaron agendas separadas con la intención de trabajar y avanzar en los aspectos metodológicos para la efectiva implementación de los derechos a la verdad y la justicia, y a definir el plan de acción 2018 – 2019.
Los delegados de las mesas de víctimas, representantes de organizaciones y de procesos colectivos de víctimas, sobrevivientes de las masacres de Mampuján, Bojayá, Montes de María, Chibolo, y Mapiripán, y secuestrados como el caso de los diputados del Valle del Cauca, hablaron sobre sus historias y expresaron su sentir en el proceso de superación de todo lo vivido a causa de conflicto y de sus deseos de trabajar por la reconstrucción de un país en paz.
Con la canción “Solo la Verdá” de la autoría de Adrián Villamizar, el afamado compositor se hizo rey de la canción inédita en el Festival de Gaitas de San Jacinto, Bolívar, este año. Villamizar hizo el acompañamiento con guitarra a las víctimas en este día, así se dio inicio al acto de memoria. En su coro, la canción dice: “Dime la verdá, sólo la verdá, no hay reparación ni justicia si no es con verdá”.
En el encuentro, Ana María Almario, directora de Gestión Interinstitucional de la Unidad para las Víctimas, instó a las personas sobrevivientes del conflicto a continuar trabajando juntos. “Si no fuera por las mesas de víctimas no tuviéramos la constancia de seguir trabajando, las mesas de víctimas son un espacio muy importante y no sólo para la política pública, sino para que efectivamente las autoridades sigamos trabajando en lo que nos corresponde hacer”.
La funcionaria prosiguió: “alcemos todos nuestras manos por la reconciliación, por nuestras tristezas y dolores para que sirvan como semilla de paz, de reconstrucción de nuestros territorios, de recuerdo y sobre todo de búsqueda de la verdad porque todos necesitamos saber que pasó. Sea este el espacio para que todas las víctimas se recojan en sus escenarios de participación como una manera de permanecer fuertes y resilientes ante los daños causados por la guerra”.
Después, se realizó un acto simbólico y de memoria en el que las víctimas escribieron en carteles los nombres de sus familiares asesinados y secuestrados, y sobre ellos estamparon sus manos con pintura, como símbolo del compromiso con aquellos que hoy día están ausentes y perviven en el recuerdo.
Odórico Guerra, coordinador de la Mesa Nacional de Víctimas, expresó durante el encuentro de Vida y Libertad: “este proceso no es fácil y está lleno de dificultades, por eso es importante ponernos metas claras para cumplir con todos los objetivos de este trabajo conjunto que hemos venido realizando, y una de ellas es lograr posicionar el tema de víctimas en el nuevo Plan de Desarrollo Nacional,  especialmente lo tiene que ver con la desfinanciación de la Ley de Víctimas, y otros temas que nos atañen directamente a nosotros”.
En el salón de Desaparición Forzada se hicieron presentes Erick Arellana Bautista, del Movimiento Hijos, Martha Soto, del Movice, y Pablo Cala, de Hasta Encontrarlos, quienes contaron a los delegados sus experiencias de búsqueda. De la misma manera, asistió Carlos Eduardo Valdés, director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, quien manifestó: “nos comprometemos con todos los desaparecidos del país, con justicia restaurativa, verdad y humanidad”.
Este encuentro, organizado por la Unidad para las Víctimas y liderado por las mismas víctimas del conflicto, busca socializar rutas, protocolos, lineamientos, formatos, procesos, procedimientos, alcance y competencias de las entidades involucradas en el manejo de los diferentes componentes de los hechos de Desaparición forzada y Vida y libertad (casos de homicidio, secuestro y masacres).
Related posts
DeportesLocalesMundoNacionales

Deportistas del Team Barranquilla que brillarán en los Juegos Olímpicos 2024

LocalesNacionalesSalud

Personas con discapacidad: ¿Cómo está hoy su seguridad social?

ActualidadArte y CulturaLocales

Barranquilla impulsa su oferta cultural con inversiones y nuevos eventos

ActualidadArte y CulturaDeportesMundo

Shakira en el Hard Rock Stadium en la ciudad de Miami en la final de la Copa América

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *