ActualidadCrónicasNacionales

Zuluaga recula y apoya el proceso de La Habana

Anuncia que, si gana, pondrá a Camilo Gómez en la mesa de negociaciones. Presidente-candidato dice que recibe anuncio «con beneplácito», aunque lo considera «electorero» y “cínico”.

 Por Chachareros

Tres tristes tigres

Omar yepes Alzate, Martha Lucía Ramírez, Oscar iván Zuluaga y Carlos Holmes T.

Para Óscar Zuluaga (candidato uribista del Centro Democrático) y para el presidente candidato Juan Manuel Santos (Partido Liberal, Cambio Radical y Partido de la U), este jueves fue un día feliz, por las alianzas decididas y el avance de los coqueteos con otros sectores y líderes de opinión que están indecisos.

Zuluaga el miércoles se tomó la foto con la adhesión de la excandidata conservadora Martha Lucía Ramírez. Aparecen ellos, el excandidato a la vicepresidencia Carlos Holmes Trujillo y el viejo zorro político caldense Omar Yepes Alzate. Tres tristes tigres.

El proceso de paz que se desarrolla en La Habana amaneció en medio de la polémica. El lunes, el primer anuncio del uribista Óscar Iván Zuluaga, luego de ganar las elecciones presidenciales en la primera vuelta, fue que suspendería de un solo golpe esos diálogos que estableció el Gobierno de Juan Manuel Santos con las Farc en La Habana.

La vida da muchas vueltas. Y las abuelas decían que no se debe escupir para arriba porque le cae la saliva encima. Eso le sucedió este jueves a Zuluaga, quien reculó como el ovejo cuando lo llevan para el degolladero y declaró que la firma de un acuerdo programático para adherir a su campaña a un sector del Partido Conservador lo hizo cambiar de dirección. Esta posición motivó la inmediata reacción del Presidente-candidato Juan Manuel Santos, quien si bien dijo que todos los que quieran la paz son bienvenidos para apoyar el proceso, la posición de Zuluaga es «cínica» y «electorera», porque impone al proceso «condiciones imposibles de cumplir».

La voltereta de Óscar Iván

“Hemos decidido que se continuará conversando con las Farc en La Habana” de ganar en la segunda vuelta del próximo 15 de junio, afirmó. Zuluaga explicó que ese es uno de los 10 puntos del acuerdo firmado este jueves con Marta Lucía Ramírez, candidata del Partido Conservador que logró el pasado 25 de mayo cerca de 2 millones de votos.

Si triunfa en las urnas, el diálogo será condicionado. “Se va continuar conversando con las Farc en La Habana, pero con acuerdos que no estén de espalda al país, evaluando los tres puntos ya firmados y estableciendo condiciones: plazos que garanticen avances definitivos y verificables”.

“La premisa es una paz que beneficie solo al pueblo colombiano”, aseguró y agregó: “exigimos el fin del reclutamiento de menores, que se acaben minas, los asesinatos de soldados y policías y los atentados terroristas. Es fundamental lograr la mayor transparencia”, finalizó Óscar Iván.

Con la paz no se juega: Santos

Sorprendido se mostró Santos este jueves con el cambio de parecer del aspirante del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, frente al proceso de paz, según la oficina de prensa de la campaña, que en estos días está en un completo despelote y parece una torre de Babel.

SlideDijo que la paz es algo sagrado y serio, “que no se improvisa”, y que es inconcebible que para lograr una alianza política se pase, en menos de 48 horas, de decir que acaba con el proceso, a afirmar que lo mantiene.

Agregó  que no se puede ser «tan oportunista e irresponsable en algo tan delicado como la paz, con lo que tanto soñamos los 44 millones de colombianos, porque los únicos que no querían la paz eran los zuluaguistas, y ahora sí quieren la paz, pero de manera poco creible, porque le ponen unos puntos absurdos».

“Ahora resulta que son amigos de la paz y son amigos de sentarse y de continuar negociando aunque con unas condiciones que todos sabemos son imposibles de cumplir”, afirmó el mandatario.

“Esta es una situación totalmente coyuntural y electorera. La extrema derecha no quiere que este proceso continúe. Esto lo recibo con cierta sorpresa porque no creí que fueran tan cínicos”, sostuvo.

Santos dijo que el pueblo colombiano debe entender quién es coherente y quién no lo es y quién tomó el riesgo de dar el paso de las negociaciones con las Farc.

Todos en la foto

Los godos

Juan Manuel Santos y los conservadores, encabezados por Roberto Gerlein, Efraín Cepeda y Armando Zabaraín.

Según el analista sucreño Habid Chadid, asesor en su buena época del excongresista Gustavo Dáger Chadid, “así como están las cosas en Barranquilla, están en Sucre, Córdoba, Magdalena, La Guajira, Cesar, San Andrés. Las grandes casas políticas, las que tienen los votos de carne y hueso, van con Santos en la segunda vuelta. Y mucha gente de la Alianza Verde, y los del Polo con Aida Avella y Clara López a la cabeza ya están buscando acomodo en la Gran Alianza santista. La gente de Petro. Saque las cuentas de los Ñoño Elías, de Besayle y Alirio Acuña y el grupo del Gobernador Julio César Guerra Tulena. En Atlántico súmele esas maquinarias invencibles de las casas Gerlein, Cepeda, Laureano Acuña (Conservadores); Name  Terán-Name Cardozo, (Partido de la U); Char (Cambio Radical); Álvaro Ashton, Mauricio Gómez y el viejo martinleyismo. Ahí no hay con quien. Porque en los conservadores que aparecen en la foto con Santos hay más de un millón de votos. Y por las oficinas del viejo zorro David Name Terán están pasando todos los concejales de Barranquilla y los pueblos, todos los diputados, y todos los alcaldes enviaron sus delegados. Es como la oficina de un Marajá”, según me cuenta la secretaria Katya Palmera, a quien vivo molestando con mis llamadas por celular desde Sincelejo, porque yo soy paisano de David. Lo que pasa es que él se dejó engordar y parece un Buda, aunque en realidad es un Gran Maestro Masón. Yo no puedo ir ya a saludarlo a Barranquilla, porque estoy muy viejo y tengo muchos achaques. Además, Katya me dice que, como su jefe tiene que atender a tanta gente, uno tiene que llevarse por lo menos cuatro bollos de mazorcas, dos libras de queso y una botella de suero para desayunar, almorzar, hacer la siesta en los muebles de la sala de espera y cenar, para cogerlo del brazo a la salida a las nueve de la noche».

El representante a la Cámara conservador (Grupo Cepeda), Armando Zabaraín, dice que el domingo lo llamaron cuatro de sus líderes de Barranquilla y de los pueblos, brincando en un solo pie. “¡Ganamos, jefe, ganamos!”. Zabaraín les preguntó porqué, y ellos inocentemente le respondieron que por haber votado por Martha Lucía Ramírez, quien había sacado más de dos millones en la tercera mejor votación.

“Enseguida les aclaré que eso había sido en la primera vuelta. Pero como ella no pasó, la mayoría del Partido Conservador ahora va con Juan Manuel Santos. Y les pedí que desde ya pegaran afiches por todas partes, que el Partido Conservador va con Juan Manuel”.

Related posts
LocalesNacionales

Proyectos que suman potencialidades de los departamentos del Caribe

ActualidadDeportesMundo

Montoya cuestiona las amistades que hay actualmente dentro de la F1

ActualidadNacionales

448 practicantes universitarios se suman al desarrollo del Programa de Tutorías para el Aprendizaje y la Formación Integral en Colombia

ActualidadDeportesMundo

Fernando Alonso firma con Aston Martin hasta 2026

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *