ActualidadcandidatosEspecialesMundopresidenciales

Trump cuestiona resultados mientras Biden sigue ganando terreno

El presidente no se resigna a perder a reelección y se embarca en una campaña contra supuestos fraudes cometidos en los llamados ‘estados bizagra’ que le siguen dando votos electorales a Joe Biden. La contienda parece estar lejos de terminar.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

Al mejor estilo de las democracias latinoamericanas, las elecciones presidenciales de Estados Unidos han generado más polémica que nunca, en medio de un tenso conteo de votos, una polarización plasmada en unos sufragios claramente divididos entre republicanos y demócratas y acusaciones de fraude que buscan frenar los conteos de los votos por correo que en los llamados ‘estados bizagra’ le siguen dando vitales puntos electorales a Joe Biden.

Al caer la noche del miércoles tanto Trump como Biden se proclamaban como ganadores de la contienda.

Al caer la noche del miércoles, 24 horas después del cierre de mesas en todo Estados Unidos, no se tenía claro quien regirá los destinos de la superpotencia a partir del 2021. Joe Biden tenía un pie en la Oficina Oval con 264 votos electorales, a solo seis del mágico 270 que le daría las llaves de la Casa Blanca. Trump, cuya campaña guardó silencio durante la tarde del martes y hasta la madrugada del miércoles, seguía en la lucha con 214 votos y con las esperanzas cifradas en los estados de Georgia, Pennsylvania y Michigan, tradicionalmente republicanos y con los votos electorales suficientes para mantenerlo como presidente.

Una dolorosa pérdida para Donald Trump durante la jornada del miércoles fue Wisconsin, un estado tradicionalmente republicano, pero donde el candidato demócrata sorpresivamente remontó la cuesta para hacerse con los 10 votos electorales gracias a un estrecho margen de 0,7 puntos porcentuales de diferencia.

La estrategia de Trump parece ser la de querer llevar las elecciones al terreno judicial, tras los resultados adversos.

Un desconfiado Trump reaccionó negativamente a este resultado señalando que “Íbamos ganando en Wisconsin y de pronto llegaron los votos por correo y perdimos”. Esto justificó para él la petición de reconteo de votos en ese estado, mientras que en otros tres: Pensilvania (20 votos electorales), Georgia (16 votos electorales) y Michigan (16 votos electorales) ha lanzado una ofensiva legal para pedir la paralización del conteo de los votos por correo.

El abogado personal de Trump, el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, se quejó del proceso en Pensilvania y sostuvo que “esta manera de recontar votos es la más proclive al fraude”, secundando así las denuncias de su cliente. También uno de los hijos del presidente, Eric Trump, se hizo eco de las acusaciones promovidas por su padre; “Vamos a impugnar los resultados en Pensilvania. Es una vergüenza que tengamos que hacerlo, pero no tenemos opción, esto no es justo, no es democracia”.

 

Joe Biden con la mirada puesta en Nevada

La campaña demócrata estaba concentrada en lograr los seis votos electorales que le faltaban para saltar las bardas puestas en la víspera en los alrededores de la Casa Blanca. Su atención estaba puesta en los estados de Georgia y Nevada, sin embargo, al filo de la medianoche se supo que en ninguna de las dos entidades se podrían conocer los resultados este miércoles.

En algunos estados el voto de las minorías fueron la clave para el triunfo de Joe Biden.

En el conflictivo Pensilvania se guardaban esperanzas que se pudiese avanzar lo suficiente como para que los medios pudiesen dar proyecciones hacia la medianoche, pero nada oficial. Arizona por su parte podría presentar resultados hacia las 3:00 de la madrugada, hora del centro.

El candidato demócrata reaccionó con más calma que su contendor señalando que sin importar cuanto tarde el conteo de los votos anticipados que van llegando por correo, él sería el ganador de la contienda. Su compañera de fórmula, Kamala Harris trinó: “No importa lo que Trump diga, debemos contar cada voto”.

La campaña de Joe Biden comenzó a mover la opinión la tarde del miércoles a través de sus redes sociales.

A la medianoche del miércoles su posición era mucho más cómoda que la de su contrincante. Con el triunfo de Michigan, Biden solo necesitaba concretar en Nevada y Arizona donde las proyecciones le daban como claro ganador para desalojar a Trump de la Casa Blanca.

El frenético conteo de votos anticipados que seguían llegando por correo se ha prolongado por muchas horas en algunos estados clave.

Basado en esa ventaja, Biden declaró en tono mucho más conciliador en horas de la noche del miércoles. “Déjenme ser claro. Me he presentado como demócrata, pero voy a gobernar como un presidente de los Estados Unidos”. En otro aparte de sus declaraciones afirmó que “Nadie nos va a robar nuestra democracia, ni ahora ni nunca”.

Votación histórica

Un país tradicionalmente abstencionista, Estados Unidos logró este martes 3 de noviembre la votación más alta de su historia desde el año 1.900, con una participación superior al 66% de los ciudadanos con derecho al voto. Un total de 168 millones de votantes acudieron a las urnas virtuales o presenciales de los 235 millones habilitados para sufragar en estas elecciones.

La incertidumbre ha dado paso a algunas manifestaciones que hasta el miércoles habían sido puntuales en algunas zonas del país.

Los analistas atribuyeron a la alta polarización del país la masiva participación ciudadana, además de los problemas raciales y la incertidumbre económica generada por la pandemia del Covid-19, que ha cobrado la vida a cerca de 230 mil personas desde el primer trimestre de este año.

En estados como la Florida el voto latino fue decisivo en la victoria con la que Donald Trump se llevó los 29 delegados de esta zona. Según periodistas de ese estado, al fantasma del socialismo fue un motor importante para que votantes originarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua, con importantes colonias en diversos condados, acudieran masivamente a las urnas.

Pero además de ser las votaciones más concurridas, también son las más estrechas, solo superadas por las que ganó John Kennedy en 1.960. Los presagios más conservadores, vaticinaban que no será sino hasta este viernes que se podría conocer en definitiva el nombre del próximo inquilino de la Casa Blanca, no obstante, la campaña demócrata ya estaba manejando el escenario de que muy probablemente, la contienda termine en los tribunales de al menos cuatro estados de la Unión, varios días después.

About author

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). De amplia trayectoria, ha tutelado equipos de periodismo en medios impresos, radiales y televisivos. También ha trabajado para instituciones públicas y privadas ejerciendo periodismo institucional facilitando los flujos de comunicación a nivel interno y con el entorno. A nivel de Periodismo Digital ha ganado valiosa experiencia como generador de contenidos para diversos portales y como Copy Producer para promociones televisivas y usuarios de redes sociales en calidad de Community Manager.
Related posts
ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

ActualidadArte y Cultura

Omar Geles el niño genio de la música Vallenata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *