ActualidadCrónicasLocalesMundoNacionales

Proyecto para revivir astilleros en Barranquilla

Se trata del Superastillero de Aguas Profundas, que utilizaría 60 de las 800 hectáreas que tiene disponibles el proyecto del Superpuerto de Aguas Profundas Bocas de Ceniza.

Por Rafael Sarmiento Coley

“Barranquilla, luego de que se baje la curva de la pandemia mundial, sería una de las ciudades más atractivas para invertir en Latinoamérica, con proyectos novedosos como un Superastillero de Aguas Profundas, que utilizaría apenas 60 de las 800 hectáreas de las cuales dispone el proyecto del Superpuerto de Aguas Profundas Bocas de Ceniza (Spabc)”, según el ingeniero industrial y naval barranquillero Fernando Rosero Batalla, quien goza de una enorme experiencia mundial en el oficio.

Para impulsar el proyecto del Superastillero de Aguas Profundas (Saap), ya se constituyó la empresa Barranquilla International Shipbuilding Off Shore Industries Complex (Bisoico), que tiene como fin primordial, además de revivir la época de oro de la actividad de los astilleros barranquilleros como Unial, Astilleros Magdalena, entre otros, darle un apoyo vital a la industria naval y constituirse en una verdadera escuela de formación en astilleros y similares.

Se convertiría en estandarte de la industria naval, marítima y fluvial colombiana. Daría empleo en su primera etapa a cerca de 6.000 profesionales, lo que significa cerca del 80% del empleo del sector en Colombia.

“Esta megaobra es, sin duda, el primer paso firme hacia la independencia marítima para Colombia, frente al exagerado crecimiento del sector a nivel mundial, lo que exige que estos países no se queden a la zaga”, según Rosero Batalla.

El Superastillero de Aguas Profundas se encargaría de: diseñar, construir, convertir, reparar, modificar, modernizar, ‘desguazar’, reciclar barcos y/o artefactos navales, plataformas y estructuras flotantes o fijas en el agua, el suelo o subsuelo marino, así como la instalación, mantenimiento y reparación de los diferentes sistemas principales y auxiliares de las unidades mencionadas.

Un proyecto en 3 fases

El primer paso, según Rosero Batalla, es dialogar con los promotores del Superpuerto de Aguas Profundas Bocas de Ceniza, ya que el Superastillero sería un perfecto acompañamiento para dicha magna obra en inmediaciones de la Ciénaga de Mallorquín, bordeando el tajamar oriental.

El espacio total que requiere el Superastillero son 60 hectáreas, de las 800 que tiene disponible el Spabc. El Superastillero, en su primera fase, requiere de la inversión de 60 millones de dólares, luego vendría una segunda etapa de 140 millones de dólares, y una final etapa con la inversión de 200 millones de dólares para un total de 400 millones de dólares.

Dialogar es lo principal

5 Astillero

Hasta el momento la promotora de este nuevo proyecto, Bisoico, no ha tenido la oportunidad de reunirse con los líderes del proyecto del Superpuertos de Aguas Profundas Bocas de Ceniza, quienes desde hace varios años tienen ese sueño entre manos.

El principal líder es el veterano empresario naviero, fundador del desaparecido Aserradero Covadonga, don Manolo del Dago, y su hija Rosita del Dago, pero quien ha mantenido flameando la llama de esa maravillosa obra es el CEO de Tecnoglass, Christian Daes Abuchaibe, quien le ha dado la vuelta al mundo más de una vez en busca de socios con músculo económico para lograr el cierre financiero de un proyecto de 870 millones de dólares.

Poco antes de que el mundo se paralizara por la pandemia del Coronavirus, Daes Abuchaibe logró un importante encuentro de varios días con los ejecutivos de Power China, multinacional con la cual se firmó un memo de entendimiento, conjuntamente con la Alcaldía de Barranquilla, Impala y la Sociedad Portuaria Bocas de Ceniza.

Fue un paso trascendental para darle un respiro profundo a este puerto multipropósito, que tendrá un densa área para almacenamiento de contenedores, galpones para todo tipo de vehículos, desde camiones, retroexcavadoras, grúas para la industria de la construcción y automóviles, silos para granos, y un mínimo para puertos de carbón, porque una de las principales preocupaciones de los impulsores del proyecto es evitar que esta megaobra contribuya al deterioro del medio ambiente del Distrito de Barranquilla y su Área Metropolitana.

“Toda la clase dirigente empresarial y política de Barranquilla y el Atlántico, e incluso, el Caribe colombiano, deben apoyar esta megaobra”, según el arquitecto y excongresista Emilio Lébolo Castellanos, en cuya oficina Arquitectura Limitada fue donde nació esta idea y se hicieron los primeros diseños.

Ahora lo que se requiere es la unión de voluntades, pensando en el futuro de la ciudad, de la región y el país. Es a lo que le deben apostar don Manolo del Dago, Rosita del Dago, Christian Daes Abuchaibe y su hermano José Manuel Daes Abuchaibe, Emilio Lébolo y demás socios minoritarios.

About author

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey
Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

ActualidadLocales

'Barreal' regresa con una nueva temporada para explorar las historias de Las Flores y la Ciénaga de Mallorquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *