ActualidadCiencia y TecnologíaMedio AmbienteMundo

¿Por qué el canal de Panamá no perdió dinero cuando disminuyó el cruce de embarcaciones?

La escasez de agua obligó a las autoridades a reducir el tráfico, pero el aumento de las tasas incrementó los ingresos

The Panama Canal is seen from the perspective of a container ship that is about to enter it.
La Autoridad del Canal de Panamá impuso fuertes aumentos en los peajes antes de que comenzara la crisis del agua.Credit…Nathalia Angarita para The New York Times
Peter Eavis

Por Peter Eavis

Los bajos niveles del agua han obligado a los funcionarios a recortar el número de embarcaciones que cruzan el canal de Panamá, lo que afecta las cadenas de suministro globales y eleva los costos de transporte.

Hasta el momento, el gran descenso en el tráfico de navíos no ha ocasionado una afectación financiera para el canal, una obra de infraestructura que entrega gran parte de sus ingresos por los cruces al gobierno panameño.

Eso se debe a que la autoridad del canal efectuó incrementos fuertes a los costos de cruce antes de que la crisis por el agua comenzara. Además, las compañías de envíos han estado dispuestas a pagar grandes cantidades de dinero en subastas especiales para asegurar uno de los escasos números de cruce

En los 12 meses que concluyeron en septiembre, los ingresos del canal aumentaron un 15 por ciento para sumar casi 5000 millones de dólares, a pesar de que el tonelaje transportado a través del canal cayó un 1,5 por ciento

La Autoridad del Canal de Panamá declinó divulgar cuánto dinero obtuvo de las subastas. En una conferencia marítima realizada la semana pasada en Stamford, Connecticut, Ilya Espino de Marotta, la subadministradora de la Autoridad del Canal de Panamá, declaró que las cuotas de subastas, que alcanzaron hasta los cuatro millones de dólares por cruce el año pasado, “ayudaron un poco”.

No obstante, incluso ahora que es una temporada más tranquila para los envíos globales, las cuotas de subastas pueden duplicar el costo de usar el canal. Este mes, Avance Gas, empresa que transporta gas licuado del petróleo, pagó una cuota de subasta de 401.000 dólares y 400.000 por el peaje normal, según Oystein Kalleklev, el director ejecutivo de la compañía. Las tarifas de subasta corren, en última instancia, a cargo de la empresa cuyos bienes se envían.

La estabilidad financiera del canal ante la grave escasez de agua muestra cómo las personas que administran eslabones cruciales en las cadenas de suministro globales se están adaptando a medida que el cambio climático afecta las operaciones. También ayuda que no hay alternativas viables en América Latina al canal, una maravilla de la ingeniería que se inauguró en 1914 y maneja un estimado del 5 por ciento del comercio marítimo.

Sin embargo, si los retrasos continúan y los costos se siguen elevando, las compañías de transporte podrían encontrar maneras de evitar el canal. El año pasado, conforme el canal se saturó, los navíos que querían viajar desde Asia hasta la costa este de Estados Unidos comenzaron a pasar por el canal de Suez, un viaje mucho más largo que usa mucho más combustible.

Una gran cantidad de buques todavía usa una ruta occidental desde Asia incluso después de que los ataques hutíes en el mar Rojo forzaran a las compañías de transporte a evitar el canal de Suez y dar la vuelta a África. Kalleklev relató que, después de que sus embarcaciones entregan su carga y están vacías, ahora regresan a Estados Unidos por la ruta del cabo de Buena Esperanza.                                    Aunque Panamá es uno de los países más húmedos del mundo, el año pasado se registró un pronunciado descenso en las precipitaciones lo que privó al canal del agua que necesita para las esclusas que elevan y bajan a las embarcaciones con el fin de ingresar y salir del pasaje de alrededor de 60 kilómetros entre los océanos Atlántico y Pacífico. Los expertos climáticos afirman que esa escasez de agua podría volverse una situación más común.

El fenómeno climático conocido como El Niño causa al principio condiciones más calientes y más secas en Panamá y los científicos afirman que el cambio climático podría prolongar periodos secos. El año pasado, se registraron 1,85 metros de lluvia en la cuenca del canal de Panamá, muy por debajo del promedio histórico anual de 2,6 metros, según la autoridad del canal. Dicho organismo agregó que la lluvia en la cuenca fue menor al promedio en seis de los últimos diez años, incluyendo aquellos que fueron el segundo, tercero, sexto y séptimo más secos desde 1950.

Para conservar el agua, la autoridad redujo gradualmente los pasos de un rango normal de entre 36 a 38 embarcaciones al día hasta llegar a 22 en diciembre. Sin embargo, unas lluvias mayores a las esperadas y las medidas de conservación del agua del canal permitieron elevar los cruces a 27 al día.

Algunos analistas afirman que, aunque el número de cruces todavía está por debajo del promedio normal, el canal está en una situación financiera decente.

Verónica Améndola, una analista de S&P Global Ratings, espera que los ingresos del canal en los 12 meses hasta septiembre próximo serán alrededor de la misma cantidad que el año anterior, principalmente debido al incremento en los peajes. S&P Global estima que el costo de envío a través del canal se incrementará de 6 dólares por tonelada a 10 dólares por tonelada.

Estas son buenas noticias para el gobierno panameño, que depende de los pagos del canal y enfrenta escepticismo sobre su déficit por parte de los inversionistas en el mercado internacional de bonos. La autoridad del canal espera pagarle al gobierno 2470 millones de dólares este año, una disminución modesta en comparación con los 2540 millones de dólares, una cifra récord, que se pagaron el año pasado.Todd Martinez, uno de los directivos para las Américas de Fitch Ratings, empresa que analiza las finanzas del gobierno de Panamá, aseguró que los peajes y dividendos del canal representaron el 24 por ciento de los ingresos gubernamentales en 2023.

“La buena noticia es que la sequía no tiene un impacto terrible a corto plazo en las finanzas públicas de Panamá, porque el canal tiene mucho poder de precios”, dijo Martinez. “Pero el problema mayor es que el gobierno no puede seguir dependiendo del canal para resolver todos sus otros problemas fiscales”.

Ante la posibilidad de que haya menos lluvia de manera permanente, la autoridad del canal planea crear una gran reserva que suministraría suficiente agua extra para manejar entre 12 y 15 cruces adicionales al día. Los legisladores aún necesitan aprobar el proyecto, y la autoridad estima que su construcción tomará entre cuatro y seis años. Panamá tendrá elecciones en mayo, pero Espino, la subadministradora, indicó la semana pasada que todos los candidatos presidenciales le han dicho a la autoridad que apoyan la reserva.

“Hay un gran entendimiento en Panamá de que la vida sin el canal sería muy difícil de llevar”, dijo Sebastian Briozzo, un analista de S&P Global Ratings.Peter Eavis cubre temas de negocios, mercados financieros, economía y empresas de distintos sectores. Más de Peter Eavis

El New York Times

Related posts
ActualidadCiencia y TecnologíaMundo

Plazo para TikTok: Vender o Prohibir en Estados Unidos

ActualidadDeportes

Detienen a futbolista colombiano en Australia por presunta agresión sexual

ActualidadLocales

La IUB cuenta con 3 nuevas especializaciones competitivas para el mercado

Ciencia y TecnologíaDeportesEstilo de VidaMundo

Todo Sobre Apuestas Baloncesto en Yajuego en 2024

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *