ActualidadAnálisis

Minhacienda quiere matar de hambre a pensionados

En reforma tributaria propone que quienes ganan más de 3 salarios mínimos en sus mesadas, paguen impuestos con los mismos porcentajes de los salarios de los ministros y congresistas que ganan cerca de $50 millones, fuera de las mermeladas y negocios como ‘Bonos Agua’.

Por Chachareros/Asopensionados

El gobierno del presidente Iván Duque Márquez y su cínico Minhacienda, Alberto Carrasquilla, quien todavía no ha explicado a los colombianos qué hizo con los $1.4 billones de los famosos ‘Bonos Agua’, que le esquilmó a 17 municipios de Colombia, ahora

A la espera del informe de la Comisión de Expertos, el Gobierno sigue revisando los últimos detalles para presentar una reforma fiscal este año con la que pueda llegar a recaudar hasta $20 billones. Entre tanto, el centro de pensamiento Fedesarrollo ha puesto sobre la mesa una propuesta puntual de reformas para poder enfrentar la era postcovid con la que esperan aumentar 0,52 puntos porcentuales del PIB en 2022, la generación de al menos 815.000 empleos formales y que la tasa de desempleo llegue a un dígito. «Estimamos que esta propuesta pueda reducir de manera sustancial la desigualdad de ingresos, la pobreza caería 9,3 pps y la extrema se reduciría 4,6 pps. Igualmente, el recaudo neto podría aumentarse hasta 2,0% y 2,5% del PIB para reducir la deuda pública», manifestó Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo.

Reformas en política tributaria

En este sentido, Fedesarrollo propone que hay que revisar las exenciones sectoriales que hay actualmente. Esto incluye revisar la eliminación de mecanismos de zonas francas, especialmente las unipersonales, que en la práctica son regímenes tributarios preferenciales que generan una competencia desleal con los productores locales sujetos al régimen general.

Por la parte de las empresas, también se pide eliminar el descuento del ICA pagado a nivel territorial y posponer la reducción de la tarifa de la renta corporativa y dejarla en 31% hasta 2026 (hoy: 31% en 2021, 30% en 2022).

Lo que no se le ha dicho al país es que en dicha reforma se comete el más absurdo atropello contra miles de pensionados que durante años aportaron de su propio bolsillo para tener un merecido descanso al final de su vida laboral.

¡Véanlo! Muerto de la risa por las maldades que propone en el Congreso en contra de la clase trabajadora colombiana y todo en favor de quienes acumulan el 9i0% de la fortuna del país. Entre ellos él, el propio Alberto Carrasquilla que sigue sin explicar qué hizo con los millones de pesos del programa ‘Bonos Agua’.

Pues ahora el cínico Minhacienda Alberto Carrasquilla, en vez de meterse la mano él mismo en su bolsillo de multimillonario próximo a figurar en la revista Forbes, según el filósofo y politólogo Gilberto Tobón Sanín, de la manera más infame y miserable propone en la reforma tributaria que cursa en el Congreso disminuir la de por sí raquítica mesada a los pensionados que reciban pensión hasta de tres salarios mínimos, lo cual sería una quíntuple tributación, por cuanto el pensionado paga el IVA, impuestos predial, cuatro por mil, declaración de rentas, sobrecargos en los servicios públicos domiciliarios.

No es cierto que sea “una reforma tributaria equilibrada y justa”, como lo dijo en su mensaje al Congreso el Minhacienda, con su ya conocida fama de encantador de serpientes al servicio de los cuatro o cinco dueños de la riqueza del país, y la larga lista de corruptos que se han enriquecido con las migajas que les dejan caer de la mesa Luis Carlos Sarmiento Angulo, el Grupo Gilinsky, el Grupo Santo Domingo, el Grupo Antioqueño, los gremios sacamicas como Fedesarrollo, Andi, Fenalco, Fedegan (un gremio con la doble moral de tener una pata en el corral de las vacas y otra en el Congreso en donde la senadora Cabal es una defensora cabal de todo lo que vaya en beneficio del sector que domina a su antojo su archimillonario marido; todos ellos apuntan a favorecer a quienes en medio de su ambición por favorecer a los que tienen en su poder el 90% del Producto Interno Bruto de Colombia.

Para ellos es ‘un embeleco castrochavista’ irrigar la economía con un sistema más justo en el cual las clases media y media baja ganen lo justo para que puedan consumir un poco más y, así, mover la economía de manera sana y sin acudir al delito del narcotráfico como lo venía haciendo durante años un amigo del Gobierno nombrado embajador, y en cuya hacienda encontraron no una, sino cinco cocinas gigantescas para fabricar cocaína. Todo ello en las propias barbas del Gobierno de Duque y de Carrasquilla. Ante esa realidad aplastante, ¿con qué autoridad moral el desvergonzado Minhacienda propone arruinar más a la pobre gente que entregó su vida a un trabajo honesto, ahorrando de centavo en centavo para tener, al final de su vida laboral, un retiro digno a descansar?

Se necesita tener un alma miserable y ruin para no pensar en el daño inmenso que se le hace a un sector que ha entregado su vida a aportar su fuerza laboral para mejorar la producción industrial y comercial y contribuir así, aunque sea en una mínima parte, al fortalecimiento del Producto Interno Bruto, en un país en donde los que manejan la política han llegado a los niveles más bajos del desprestigio e impopularidad.

Otras propuestas ¡maravillosas!

En materia de personas, se propuso reducir el rango exento de declaración de renta a la mitad para ampliar la base gravable y fomentar la cultura tributaria. Al igual, se proponer limitar las deducciones a 10% de los salarios y 25% de los ingresos de los independientes, manteniendo los topes actuales en unidades de valor tributario.

Además, también se pide aumentar la tarifa de impuesto a los dividendos de 10% a 15% y ampliar el impuesto al patrimonio para individuos por una sola vez con tasas marginales de 0,25% ($1-$2 millones), 0,5% (entre $2 y $3 millones), 0,75% (entre $3 y $4 millones) y 1% en adelante (base gravable: 2022, pagadero en 2023 y 2024).

Respecto a los impuestos indirectos, se pide establecer gradualmente una tarifa de 8% de IVA sobre bienes y servicios de la economía de mercado que actualmente están exentos, excluidos o gravados a la tarifa de 5% (sería de 2% en 2022; de 5% en 2023; y de 8% en adelante).

«Esto generaría 0,2 y 0,3 de recaudo adicional en 2022 y llegaría a 0,7% en tres años», dijo Mejía.

Igualmente, se propone una compensación del IVA por $63.000 mensuales a 40% de las personas más pobres debido a que este solo cubre a 20% más pobre actualmente.

Reformas en el mercado laboral

En este campo, Fedesarrollo propone introducir una tasa progresiva de aportes a salud a cargo del trabajador: 0% para los ocupados de un salario mínimo aumentando gradualmente hasta 9% para trabajadores con ingresos de 25 salarios mínimos o más (tasa marginal; 9%, tasa promedio; 4%).

Igualmente, el centro propone introducir una tasa progresiva de aportes a las cajas de compensación a cargo de los empleadores: 0% para los trabajadores de un salario mínimo, que aumente gradualmente hasta cerca de 5% para trabajadores con ingresos de 25 salarios mínimos o más (tasa marginal: 5%, tasa promedio: -2%).

Adicionalmente, el punto de la contribución a las cajas sería usado para financiar un seguro de desempleo no contributivo, que entregaría tres líneas de pobreza extrema ($412.000) hasta por seis meses a trabajadores entre 1 y 1,5 salarios mínimos.

«La flexibilización de las contribuciones a pensiones y la introducción de tarifas progresivas para salud y cajas de compensación reducirían hasta en 14% los costos de contratación para la empresa y aumentarían el ingreso del trabajador del salario mínimo hasta en 8%», dijo Mejía.

Reformas a la política social

En la parte social, se pide crear una renta mínima de inclusión focalizada en los hogares más pobres. En ese sentido, se entregaría a los hogares $35.000 mensuales por cada adulto menor a 65 años en el hogar-de manera condicionado- y de $35.000 por cada menor de 18 años (hasta tres menores por hogar) siempre y cuando asista al colegio.

En ese sentido, también se propone eliminar el estrato socioeconómico como instrumento para entregar subsidios en unos años.

«Celebramos la implementación del Sisbén IV como único mecanismo de focalización», dijo.

Reformas a la protección a la vejez

Del lado de la vejez, se crearían tes pilares. Mejía propuso que se sustituya el régimen actual de la vejez por uno más sencillo y solidario. En ese sentido, se establece dar un monto de tres líneas de pobreza extrema de $412.000 mensuales a los adultos mayores de 65 años que no tengan actualmente o en el futuro una pensión subsidiada por el Estado.

Se crearía un segundo pilar contributivo en donde las empresas y los trabajadores quedarían en libertad de decir en negociaciones colectivas un programa de ahorro para la vejez, abriendo la competencia hacia múltiples mecanismos de ahorro ofrecidos por la AFP u otros intermediarios financieros regulados.

En ese sentido, quedarían excluidos quienes estén a menos de 10 años de llegar a la edad de pensión en el régimen de Colpensiones; no será obligatorio para las empresas inscritas en el Régimen Simple de Tributación; en las demás, la empresa aportará por lo menos lo mismo que el trabajador; cualquier trabajador podrá pedir ser excluido del programa, mediante el consentimiento escrito anual.

Finalmente, se creará un tercer pilar de ahorro voluntario individual manteniendo los incentivos tributarios actuales al ahorro voluntario a la vejez.

Según Fedesarrollo, la pandemia ha hecho más evidentes grandes problemas estructurales de la economía como una deficiente focalización del gasto público en subsidios, una informalidad laboral de 60% de la totalidad de ocupados, una cobertura pensional que es de apenas 25% y un estatuto tributario que está plagado de exenciones, recauda poco y es poco progresivo. Recauda poco porque se ha llegado al descaro que poseedores de enormes fortunas como la familia Uribe Moreno terminaron pagando cero impuesto de rentas por obra y gracia de las astucias de sus abogados tributarios. Y lo mismo sucede con los Sarmiento Angulo, los Gilinskys, Grupo Antioqueño, Grupo Santo Domingo, y  ni qué hablar del 70 por cuento de los congresistas que son terratenientes y dueños de costosas mansiones en Colombia y el exterior, y cuantas en los paraísos fiscales sin que nadie sepa cuánto tienen, ni de dónde sacaron tanta plata.

Sobre eso no dicen ni mú Fedesarrollo, Andi, el gremio de las instituciones financieras, Fedegan, Confenalco y demás clanes que sirven de dóberman a los verdaderos dueños de la hacienda llamada Colombia.

«Creemos que hay la posibilidad de discutir una reforma integral. Va a requerir ajustes en la política social, en el mercado laboral y en la política tributaria. Se podría empezar a eliminar buena parte de las exenciones que ubican a Colombia entre los países más desiguales del mundo y si no se hace el país perdería una oportunidad para avanzar», manifestó Mejía.

*Con aporte de Noelia Cigüenza Riaño – nciguenza@larepublica.com.co

Related posts
ActualidadCiencia y TecnologíaLocalesNacionales

Comienza la Entrega de Laboratorios de Innovación de 'Colombia Programa' en el Atlántico

ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *