Sin categoría

Feliz Navidad en todo el mundo

Sin duda es la celebración católica de más arraigo en el Mundo. Las doce mejores canciones de Navidad en todo el Mundo. Los primeros reporteros: Juan Gossaín.

Por Rafael Sarmiento Coley

Por esos tiempos no había periódicos, emisoras, televisores ni mucho menos celulares, correo electrónicos, portátil ni las demás redes sociales que tanto les encanta a los politiqueros que ahora más desprestigiados, que ratero de ollas de pueblo, tratan de lavar su prestigio y honradez pisoteados con justa causa por el suelo a punta de Google, Chrome, Twitter, WhatsAp, Facebook, Gmail, Instahtam y tantas. Como si el olor de la caca del gato (tanto el que vuela como el que no vuela). No hay horma de que recoger su orgullo (si es que alguna vez lo han tenido), del duelo. A punto de lengua. Pobre almas del infierno.

Mateo, Marcos, Lucas y Juan, los primeros cuatro periodistas que conoció el
Mundp, por inquietud, el escribano, una especie de <Juan Gossain<, quien después de escucharlos tantas horas de discusiones sobre era verdad que hacía caminar a lor tullidos, sanaba a los leprosos y le devolvía la vida a los muertos, se paró, se tomó un poco de vino a pico de botella y les dijo: «bueno, si tienen tantas dudas, salgan a caminar y averigüen si es verdad todo lo que de él se dice, y si lo encuentran, pellízquenlo, halen los cabellos, para ver si es de carne y hueso. Y sus cuatros pupilos le hicieron caso.

Cómo relatan los evangelios las circunstancias del nacimiento de Cristo. Los primero reporteros del mundo. Ya no existe. Los reemplazó el computador. Compara el veterano periodista Juan Gossain lo que hizo hace 220 años el entonces jefe de redacción de un libro que se estaba ‘cocinando’ y que pasaría a los siglos de los siglos con sus sabios versículos, actualidad y esbeltez como si sus autores hubiesen descubierto la alquimia del eternidad hace más de dos siglos.

Desde luego que el género humano siempre se las ha ingeniado para comunicarse con sus congéneres en forma clandestinas. Cuando no es voz a voz. Se recurría a los papiros que ocultos, mensajes que se escribían y se metían en lo más de las paredes de piedra de del viejo oriente. Claro que todavía se recurría, como ahora, al mensaje “voz a voz” (al ¿enhuesado que anda dando gritos desesperadas por las callas de Barranquilla porque nadie le compra papas y yucas podridas).

¡Si los papiros hablaran!

Es de recordar que todavía se encuentra parte de esos papiros

25 diciembre 2020

Da do un salto diametral en la historia, caemos 2021 atrás cundo nació el Divino Niño, un 25 de diciembre de 2021. ¡Un cojonal de años, Dios mío!

Parte de esas historias la voz a voz, el grito del ‘enhusado’ de aquellas épocas y los papipros escondidos en las paredes de piedra, está vivas. Ocultas en el alma de Germán Castro Caicedo, Sigifredo Euse, Margarita, José Orellano Niebles (con algunos embistes de por medio pero hay que brerle),  Mabel Morales (lz ´Diva´dl Periodismo barraabanquillero), Roberto Bombo, ¿Y por qué?, Rafael Sarmiento Coley, Rafael Salcedo, Rafael Salcedo Castañeda.

Para colmo de nuestra dicha el suscrito manejaba toda la corresponsalía de El Tiempo para La Costa Caribe. En una oficina amplia, con escritorio, para escribir y para otros menesteres, tinto a toda. Por lo cual no pasó mucho tiempo para que fuesen apareciendo otros conertulios  con cacumen e ideas a lo Calos Pizaro León Gómez, Jaime Bateman Cayón, Alfonso Jacququin, ´Ávaro Álvaro ( El ‘Capitán Mosquito),  Héctor ´Tico´ Pineda´Salazar, Anfrés Almares, a quien denominamos Él Maestro´) por su formación académica y política y claridad políticas´, por su visión económica, claridad mental y su manera de entender el país, Colombia.

Comenzábamos con la Biblia. ¿Cómo fue ese proceso de la procreación artificial, sin esquema para planificar fecha de nacimiento,  sin inseminación,  hoy la inteligencia artificial mandó para el infierno todas esas fisiones, in experto (como Moisés Pineda que sabe de todo). jamás podrá con la inteligencia real.

 ¿ Nació Jesús realmente en Belén?

Cada navidad, un pueblo relativamente pequeño en Cisjordania se vuelve el centro de atención: Belén.

Y es que según fuentes bíblicas, allí nació Jesús hace dos milenios.

Pero los evangelios del Nuevo Testamento no coinciden sobre los detalles del nacimiento de Jesús en Belén. Incluso algunos ni siquiera mencionan Belén o el nacimiento de Jesús.

Puede que las diferentes perspectivas de los evangelios sean difíciles de reconciliar. Pero como estudioso del Nuevo Testamento, argumento que los evangelios ofrecen importantes visiones grecorromanas de la identidad étnica y genealogía.

Hoy, la genealogía ofrece más conocimiento sobre el historial médico de una familia y ayuda a descubrir miembros familiares perdidos. En la era grecorromana, las historias de nacimientos y reclamos genealógicos se usaban para establecer derechos de gobierno y vincular individuos con alguna supuesta grandeza ancestral.

Quién era Salomé, la niña que San Agustín transformó en una «mujer desvergonzada»

Una estatua de Cleopatra

Qué se sabe sobre el origen y el aspecto de Cleopatra, una de las mujeres más poderosas de la historia

Una miniuatura del siglo XIII que muestra «El Apocalipsis de Cambrai»: ocurre un terremoto, el sol se vuelve negro y la luna se vuelve roja como la sangre. Reyes y nobles se refugiaron en cuevas

5 eventos celestiales que influyeron el curso de la historia

Luz Long y Jesse Owens

5 actos de bondad que cambiaron la historia de la humanidad

Final de Quizás también te interese

Evangelio de Mateo

Según el evangelio de Mateo, el primero del Nuevo Testamento, María y José estaban en Belén cuando nació Jesús. La historia comienza cuando tres sabios llegan a Jerusalén siguiendo una estrella que interpretaban como la señal del nacimiento de un nuevo rey.

Continúa describiendo su encuentro con el rey judío Herodes, al que preguntan sobre el lugar de nacimiento de Jesús.

El evangelio dice que la estrella de Belén les condujo a una casa -no un pesebre- donde Jesús había nacido con José y María.

Regalaron a Jesús oro, incienso y mirra. Eran presentes valiosos, especialmente el incienso y la mirra, consideradas costosas fragancias con uso medicinal.

El evangelio explica que, tras la visita José, soñó que le advertían que Herodes quería matar a Jesús.

Qué dicen los historiadores sobre el aspecto real de Jesús

Cuando los sabios acudieron a Herodes con la noticia de que había nacido el rey de los judíos, este planeó matar a todos los niños para eliminar la amenaza a su trono. Entonces cuenta como María, José y el niño Jesús huyen a Egipto escapando del intento de Herodes de matar a todos los niños.

Mateo también narra que, tras la muerte por enfermedad de Herodes, María, José y Jesús no regresan a Belén. En su lugar, viajan al norte, a Nazaret, en Galilea, que actualmente es la moderna Nazaret en Israel.

Evangelio de Lucas

El evangelio de Lucas, un recuento de la vida de Jesús escrito en la misma época que el evangelio de Mateo, tiene una versión distinta del nacimiento de Jesús.

Su evangelio comienza con José y María embarazada en Galilea. El viaje a Belén se debió a un censo que el emperador romano César Augusto ordenó para todos los judíos.

José era descendiente del rey David y Belén era el lugar donde le correspondía registrarse. Lucas no incluye un viaje a Egipto, ni al paranoico rey Herodes o sus intentos de asesinar niños. Los sabios tampoco visitan al niño Jesús en su versión.

Jesús nació en un pesebre porque los viajeros tenían ocupadas todas las habitaciones de Belén. Tras el nacimiento, a María y José solo le visitan pastores, también alegrados del nacimiento de Jesús.

Lucas no relata la adoración de los magos de Oriente, pero sí la visita de los pastores, enterados del nacimiento de Jesús tras la aparición de ángeles.

Lucas relata que unos ángeles se aparecieron a los pastores y le anunciaron el nacimiento de Jesús. No hay estrella que guía, y los pastores no traen regalos al niño.

Lucas menciona que Jesús, María y José dejan Belén ocho días después del nacimiento y viajan a Jerusalén y luego a Nazaret.

Las diferencias entre Mateo y Lucas son casi imposibles de reconciliar, aunque comparten similitudes.

John Meier, un estudioso de la historia de Jesús, explica que «el nacimiento en Belén no forma parte de un hecho histórico» sino de una «afirmación teológica escrita en forma de narrativa histórica».

En otras palabras, que la creencia de que Jesús es descendiente del rey David conllevó al desarrollo de la historia del nacimiento de Jesús en Belén.

Raymon Brown, otro estudioso de los evangelios, señala que «las dos narrativas no son solo distintas, sino contradictorias en un número de detalles».

Los evangelios de Juan y Marcos

Lo que aún hace más difícil conocer la historia es que ni los evangelios de Marcos y Juan mencionan el nacimiento de Jesús o su conexión con Belén.

El evangelio de Marcos es el más antiguo sobre la vida de Jesús, escrito 60 años después de Cristo.

El primer capítulo dice que Jesús es de «Nazaret en Galilea». Esto se repite en varias ocasiones durante el evangelio y nunca se menciona Belén.

Un mendigo ciego en el evangelio de Marcos describe a Jesús como de Nazaret e hijo de David, el segundo rey de Israel y Judea entre el 1010 y el 970 antes de Cristo.

Pero el rey David no nació en Nazaret ni está vinculado a esa ciudad. Era de Belén. Aún así Marcos no identifica a Jesús con esa ciudad.

«Una relación castradora»: cuál es realmente el poder del Vaticano en Italia

El evangelio de Juan, escrito unos 15 o 20 años tras el de Marcos, tampoco asocia a Jesús con Belén. Habla de Galilea como el pueblo de Jesús. De hecho, este encuentra a sus primeros discípulos, hace milagros y tiene hermanos en Galilea.

Esto no significa que Juan no era consciente del significado de Belén. El evangelista menciona un debate donde algunos judíos se refieren a una profecía que reclama que el mesías sería descendiente de David y vendría de ese lugar.

Sin embargo, en el evangelio de Juan nunca se asocia a Jesús con Belén, sino con Galilea y específicamente Nazaret.

Los evangelios de Marcos y Juan revelan que no pudieron vincular a Jesús con Belén o que no sabía que había nacido allí.

No fueron los únicos. El apóstol Pablo, quien escribió los primeros documentos del Nuevo Testamento, consideraba a Jesús un descendiente de David pero no le asociaba con Belén.

Identidad étnica

Durante la vida de Jesús existían muchas perspectivas sobre el Mesías.

Una corriente de pensamiento judía señala que el Mesías sería el gobernador eterno venido del linaje de David.

Otros textos judíos, como el libro 4 Ezra, escrito en el mismo siglo que los evangelios, y la literatura Qumran, escrita dos siglos antes, coinciden en la misma creencia.

Pero dentro de la biblia hebrea, un libro profético llamado Micah, que se cree escrito alrededor del 722 a.C., profetiza que el mesías vendría de Belén, el pueblo de David.

Este texto es repetido en la versión de Mateo. Lucas menciona que Jesús no solo está genealógicamente conectado al rey David, sino que también nació en Belén, «la ciudad de David».

Los reclamos genealógicos se crearon para importantes fundadores antiguos y líderes políticos. Por ejemplo, el fundador de las colonias griegas en Asia era considerado descendiente de Apolo.

Alejandro Magno, cuyo imperio se expandía desde Macedonia a India, se aclamaba como hijo de Hércules.

César Augusto, primer emperador romano, también fue proclamado descendiente de Apolo. Y un escritor judío llamado Filón que vivió en el primer siglo escribió que Abraham y el padre judío y profetas eran nacidos de Dios.

Al margen de que dichos reclamos fueran aceptados entonces como verdaderos, constituían la identidad étnica de una persona, su estatus político y su derecho al honor. Como explicó el historiador griego Polibio, las conocidas andanzas de los ancestros son «parte de la herencia de la posteridad».

Punto de vista: por qué es importante saber que Jesús no era blanco

Que Mateo y Lucas incluyeran la ciudad de Belén contribuyó a las afirmaciones de que Jesús era el Mesías nacido del linaje de David. Ambos evangelistas se aseguraron de que los lectores estuvieran al tanto de la conexión genealógica de Jesús con el rey David con la mención de esta ciudad.

Así que hoy, cuando la importancia de Belén se escucha en los villancicos o se muestra en los belenes, el nombre del pueblo conecta a Jesús con un linaje ancestral y la esperanza profética de un nuevo líder como lo fue en su tiempo el rey de David.

Rodolfo Galvan Estrada es profesor adjunto de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Fuller.

Los mejores y compositores del mundo se han ocupado del temado que hoy congrega a la humanidad alrededor de un humilde pobre.

About author

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey
Related posts
Sin categoría

La proeza del Bucaramanga

Sin categoría

El hombre que no podía dejar de ir a la universidad

Sin categoría

Luto en el mundo vallenato: murió el cantautor Omar Geles en Valledupar

Sin categoría

Llegan las letras del folclor vallenato a Bogotá

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *