Barranquilla  comprende la llegada de  cada visitante como una  opción de dar a conocer  su esencia cultural.

Por:Estela Monterrosa                      @monterrosa1961

Los XXIII juegos centroamericanos del caribe2018 que se están llevando a cabo en Barranquilla han sobrepasado las expectativas que se tenían, nadie pensó que serían tan espectaculares como van, los periodistas, los atletas y los espectadores coinciden en que han sido maravillosos y pues si todos tienen razón, han sido hasta esta parte unos juegos bien organizados, resultados muy buenos para nuestros atletas y en una sola palabra excelentes, con uno que otro lunar pero lo bueno es mucho mejor. Es emocionante oír hablar a un atleta participante por otro país de lo maravilloso que le han parecido los juegos y las competencias en su organización, pero si hay algo maravilloso es la camaradería entre las barras participantes, el día martes mientras se celebraba el encuentro entre Colombia y Puerto rico por la medalla de oro en tenis de mesa, las barras tenían otra competencia en las graderías, Puerto Rico trajo su plena y allá en las graderías sonaban los tambores, la clave y los cánticos, y la barra colombiana no se quedaba atrás fue una competencia a carta cabal, no sabíamos si mirar el encuentro deportivo o las barras en la tribuna.

En estos juegos se están llevando a cabo miles de ilusiones a base de talento, esfuerzo y dedicación de los deportistas, entrenadores, médicos, fisiatras,  y equipos multidisciplinarios. En la delegación mexicana vino un grupo de competidores que integran las fuerzas militares, y con una preparación excelente.

Colombia escribió uno de sus hitos más grandes en su recorrido en el baloncesto femenino, la noche de este martes al conquistar el oro de los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe Barranquilla 2018, al vencer 67-65 a Cuba. El triunfo fue empujado por un coliseo Elías Chegwin explosivo y que cumplió al pie de la letra con aquello de ser el ‘sexto jugador’ del equipo nacional. Y es que desde el principio Colombia encontró en las gradas el respaldo sensacional de una afición que sabe acoger mejor que nadie en el país a las delegaciones deportivas. Los barranquilleros hicieron tronar hasta sus nuevas bases del Elías Chegwin desde antes de que iniciara el partido nada más con entonar el himno nacional, y proseguir con su letra a todo pulmón cuando acabó la música. Fue una impresionante demostración de moral, eran la primera cesta de la noche. Y era de tres puntos. Y allí con la emoción que nos embargaba y un nudo en la garganta La cosa no estaba derecha en el primer cuarto. Colombia perdía 17-15, pero la grada no aflojaba..

A los gritos de ‘sí se puede’ y a los coros de ‘Colombia-Colombia-Colombia’, las canastas pronto se fueron dando en el maderamen, pero con medio partido jugado, el 30-23 del tanteador hacía presagiar lo peor. Pero, ahí cuando llego, como era necesario, lo mejor de Colombia. Las chicas locales, manejadas por la bugeña Mairca Caicedo y la barranquillera Janeth Arias, fueron carburando una remontada que las dejó ganadoras luego de una defensa que apenas permitió 9 puntos en su aro y que en cambio anotó 18 puntos en la cesta isleña. Así, con cada grito de una grada decidida a premiar con el triunfo a la suyas, se fue construyendo un marcador nuevo: 41-39 a favor de las locales.

En un cuarto final, en el cual hubo toma y dame por parte de ambos equipos, el marcador terminó empatado con un 55-55 que obligaba a los 5 minutos de prórroga más importantes que se hayan jugado en el piso del Elías Chegwin.

Cuba, aturdida por el avasallante ruido de la afición de casa, se desconectó en un tramo del partido, lo suficiente para timar ventaja por Colombia y defender hasta el pitazo final  y dejar el 65-67 para darle al oro a las locales, luego de un gardeo de última mano para sellar el triunfo. De esta manera las chicas colombianas se aseguraron la primera presea de oro de un deporte de conjunto que se repartía en las actuales Justas. De otro lado, Cuba se quedó con la plata, mientras que República Dominicana se conformó con el bronce. Fue apoteósico el momento de la celebración y cuando sonó el himno nacional todos cantamos con ese orgullo colombiano.,una que otra lagrima rodó de alegría por muchas mejillas porque la emoción contenida era mucha.

República Dominicana ha sido una delegación sorpresa porque ha competido con garra y ha conseguido medallas que no estaban previstas. Andrés Rendón le dio a Colombia la primera medalla de oro en Karate, en el inicio de esta competencia que tuvo como vencedor de la jornada de este miércoles a República Dominicana y como gran protagonista a la leyenda viviente Antonio Díaz, quien se coronó por sexta vez campeón en kata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y cuya competencia se desarrolla en el Colegio Marymount.

Rendón disfrutó doblemente su título en la categoría de hasta 60 kilogramos, ya que en la final se tomó revancha del venezolano Giovanni Martínez, quien lo había vencido en el Round Robín en la mañana, en la que fue su única derrota en los 5 combates que tuvo que disputar para subir a lo más alto del podio. “Me siento muy feliz con este oro que conseguí, es el fruto del trabajo y sacrificio de tanto entrenamiento. Es más meritorio porque pude vencer a un gran rival como es Martínez, quien había sido campeón hace cuatro años. Ojalá esto sea el inicio de más oros para nuestro país”, dijo Rendón. El país anfitrión también sumó dos preseas de bronce, con Paula Ruiz (hasta 50 kg) y José Guillermo Ramírez (hasta 67 kg). En la jornada desarrollada en el Colegio Marymount, los dominicanos lograron tres preseas de oro, gracias a María Dimitrova, quien logró el tetracampeonato centroamericano en kata; Ana Villanueva y Deivis Ferreiras, quienes vencieron a Alicia Hernández (México) y Maikel Noriega (Cuba), respectivamente. Venezuela se llevó las otras dos preseas doradas del día, con Génesis Navarrete y Antonio Díaz, quien volvió a demostrar que es el mejor de kata en los Centroamericanos, pues desde Maracaibo 1998 hasta Barranquilla 2018 solo él ha subido a lo más alto del podio. México va adelante en la medalleria y en raquetbol no se ha quedado atrás va arrasando. Paola Longoria y Daniel De La Rosa fueron los grandes protagonistas del éxito azteca en el estadio de Racquetbol al conseguir dos preseas doradas, respectivamente. Paola se convirtió en tetracampeona centroamericana al vencer 15-13 y 15-7 a la guatemalteca Ana Gabriela Martínez.

Luego momentos más tarde, junto a su compañera Samantha Salas, Longoria volvió a cruzarse en el camino con Guatemala. En esta ocasión, las manitas enfrentaron a las Ana Gabriela Martínez y María Reneé Rodríguez, logrando recuperarse de la pérdida del primer parcial y liquidando el encuentro en el juego de desempate. El marcador final fue 9-15, 15-9 y 11-5.

“Contentas por haber sacado el partido adelante, veníamos desde atrás. Creo que la experiencia nos favoreció. Me voy satisfecha con estas dos medallas de oro”, destacó emocionada Paola Longoria. El otro jugador del día fue Daniel De La Rosa, quien arrancó la jornada con pie derecho al batir al colombiano Mario Mercado, en partido al que asistió el alcalde de Barranquilla, Alex Char. Con la afición en su contra y tras caer sorpresivamente 9-15 en el primer set, se repuso, sacó la casta y consiguió la ansiada medalla de oro, la misma que perdió en las pasadas Justas frente a su compatriota Álvaro Beltrán.

Precisamente, acompañado de Beltrán, De la Rosa le dio otra alegría al pueblo mexicano. Esta pareja, que combina la experiencia de Beltrán (39 años) y la explosividad de Daniel, despachó en la final a la dupla costarricense conformada por Felipe Camacho y Andrés Acuña. Sin tantos apuros y con un score de 15-9 y 15-3 aportaron un oro más para el país líder actual de Barranquilla 2018.

A partir de este jueves, arranca el torneo por equipos de esta misma disciplina y el sueño es consagrarse también en los próximos dos títulos.

En cuanto al béisbol este deporte se ha robado la atención de los aficionados, noche tras noche el Estadio Edgar Rentería luce lleno y los partidos han resultado muy buenos. El otro jugador del día fue Daniel De La Rosa, quien arrancó la jornada con pie derecho al batir al colombiano Mario Mercado, en partido al que asistió el alcalde de Barranquilla, Alex Char. Con la afición en su contra y tras caer sorpresivamente 9-15 en el primer set, se repuso, sacó la casta y consiguió la ansiada medalla de oro, la misma que perdió en las pasadas Justas frente a su compatriota Álvaro Beltrán.

Precisamente, acompañado de Beltrán, De la Rosa le dio otra alegría al pueblo mexicano. Esta pareja, que combina la experiencia de Beltrán (39 años) y la explosividad de Daniel, despachó en la final a la dupla costarricense conformada por Felipe Camacho y Andrés Acuña. Sin tantos apuros y con un score de 15-9 y 15-3 aportaron un oro más para el país líder actual de Barranquilla 2018.

México se puso a ganar 2-1 en el segundo, pero Panamá igualó en el tercero. En el quinto, los panameños lograron la ventaja definitiva al anotar tres rayitas, una de ellas después de un balk del relevista Pedro Villarreal.

Panamá, que venía de ganarle 8-1 a Colombia, quedó ahora con marca de 2-2 en el tercer lugar, mientras que México se mantiene en el sótano con una victoria y tres derrotas.

El pitcher ganador fue Gabriel Ramos, quien en cuatro entradas completas permitió 3 hits y ponchó a uno. El juego salvado se lo apuntó Jean Corpas. El abridor mexicano Javier Solano acumuló su segunda derrota en el torneo. Trabajó seis y un tercio, permitiendo 7 imparables, 4 carreras, 2 bases por bolas y propinó un ponche.

México amenazó en el cierre del noveno cuando puso dos hombres en posición anotadora con un out, pero Leonardo Heras se ponchó y Amadeo Zazueta murió con fly al campo corto para sepultar las esperanzas de la novena azteca.

Hoy miércoles en la noche en un partido frenético las jugadoras de Republica Dominicana se llevaron la medalla de oro en voleibol, le ganaron al equipo de Colombia que se quedó con la medalla de oro.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About author

Educadora de pre-escolar, con vocación de periodista. Barranquillera y Chacharera, con grandes metas, educando una nueva generación. Móvil 3024019715
Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

ActualidadLocales

'Barreal' regresa con una nueva temporada para explorar las historias de Las Flores y la Ciénaga de Mallorquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *