ActualidadAnálisiscandidatosLocalesNacionales

El Rincón del Búho: Petro vs. Cabal

A juzgar por lo que se lee y se ve en las redes sociales y en las ‘esquinas calientes’, son los dos candidatos que despiertan más controversias.

Por El Propio Búho

Muy oportunas las recomendaciones de este video para la sociedad civil que todavía no ha decidido por quién votar en las presidenciales de 2022.

Sobresale en los medios digitales (más libres de presiones), en los tradicionales (con muchos compromisos explícitos), la controversia de los dos candidatos que representan los dos extremos de la política colombiana: Gustavo Petro, el de la Colombia Humana, y María Fernanda Cabal, que representa el sector que está en el poder.

El resto de aspirantes, algunos muy bien preparados, otros no tanto, y ciertos autocandidatos que están más caídos que teta de gitana, y son tan cínico que tienen el coraje de insistir en figurar en la tarjeta electoral de la primera vuelta presidencial del 29 de mayo de 2022.

Por lo que se observa en esa panorama aun confuso, la ‘pelea del siglo’ –como decía Don King- será, pues, entre una visión de izquierda democrática la Colombia Humana), y otra de centro-derecha representada por el Centro Democrático en alianza con el conservatismo, un sector del liberalismo y otros ‘ismos’ agazapados de ultraderecha.

Por lo tanto, sin ser brujo un arúspice, tal como están las cosas hoy, nadie ganará en la primera vuelta ( 29 de mayo del próximo año) con la mitad más uno de los votos válidos. De esa manera es casi seguro que habrá segunda vuelta (19 de junio 2022), con los dos candidatos que saquen la mayor votación.

Benedetti tiene la espina de Karen

Benedetti dice que él no hizo lobby por el malandrín de siete suelas Emilio Tapias. Karen la exmintic, insiste en que sí la llamó para pedirle que no caducara el contrato.

Aunque lo disfrace con los argumentos de ser miembro de la comisión del área de las comisiones y en su condición de Senador ejercer el legítimo control político, Armando Benedetti Villaneda todavía no se ha quitado del todo la duda metódica que le colgó en el cuello como una lápida la exMintic Karen Abudinen, al declarar públicamente que el congresista barranquillero la llamó para pedirle que no caducara el contrato de Centros Poblados del malandrín más audaz que ha dado Colombia en muchos años, Emilio Tapia Aldana, con tentáculos en las altas esferas del Gobierno Nacional, pues un primo suyo de allá de según ejercer un cargo casi de nivel ministerial (nadie menos que quien controla y niega o otorga licencia para bebidas, alimentos y medicamentos). Benedetti lo niega. Karen lo reafirma. Tendrá que resolverse con el polígrafo.

Izquierda sin brújula

Lo que sí es de marcada tendencia es la polarización entre lo que representa Petro, y lo que significa María Fernanda.

Citemos lo que dice Álvaro Ramírez González: Hace 18 meses Colombia renovó su tándem de Alcaldes. Por distintas circunstancias políticas en cada lugar, Bogotá, Medellín y Cali, las tres ciudades capitales más importantes del país, eligieron Alcaldes de izquierda.

A Claudia López no le ha ido muy bien en la Alcaldía de Bogotá. Y lo peor es que su controvertida administración ha enviado al ostracismo a su compañera sentimental Angélica Lozano.

Claudia López, Daniel Quintero y Jorge Iván Ospina se posesionaron el 1 de enero del 2020.

La izquierda se llenó de júbilo. Y no era para menos; tomarse en las urnas las tres ciudades más grandes del país es el último escalón para llegar a la Presidencia. Los tres mandatarios arrancaron con unos niveles de popularidad inimaginables. Todos por encima del 90%. Estaban alineados todos los astros. Pero cada cual empezó a poner la impronta de su personalidad en su mandato y ahí fue Troya.

Véanos: Daniel Quintero se instaló con un 94% de popularidad. Su libreto era muy claro, atacar Hidroituango, tomarse la Junta de EPM, e irse de frente contra el GEA, grupo empresarial Antioqueño, que no solo es orgullo de los Paisas, sino que más de 350.000 familias antioqueñas tienen acciones de esas empresas siempre bien manejadas y siempre repartiendo riqueza y dividendos.

“¡Medellín ya no les pertenece!“! fue el grito de guerra de Quintero. Toda esa barbaridad, más un ambiente de corrupción en la contratación de Medellín, han motivado la reacción más violenta y masiva de los Medellinenses que hoy han recogido decenas de miles de firmas que forzarán un referendo buscando revocarlo. Lo consigan o no, la popularidad de Daniel Quintero está por el suelo y continúa cayendo. Se dedicó a dividir a la sociedad de Medellín, a envenenar, a confundir y a mentir. Y no a gobernar.

Claudia López mostró desde el primer día y hasta hoy su talante agresivo, bochinchero, contestatario, e improvisador. Bogotá pasó de ver uno de los mejores gerentes públicos, como Enrique Peñaloza, a vivir de nuevo un estridente circo. Gobernando a punta de ocurrencias! Claudia se enfrentó al Esmad, y después debió acudir a Él. Dijo que asumiría la jefatura de policía del Distrito y cuando la violencia la avasalló, resolvió que era responsabilidad del Ministro de la Defensa.

Peñaloza concilió, con Santos y con Duque. Es un gran negocio para el Alcalde de la Capital, aliarse con el Gobierno Nacional. Claudia López no ha hecho más que agredir y desafiar al presidente, que optó por no pararle bolas. El manejo de la pandemia fue un péndulo de malas decisiones que le tiraron físicamente su popularidad al piso. Los comerciantes grandes, medianos y pequeños de Bogotá, sencillamente la detestan. Y hoy esta como loca explicando sin argumentos, y a los gritos la violenta ola de inseguridad que invadió a Bogotá. Las obras de Claudia serán justo las que dejó contratadas Peñaloza y los dos años que le quedan, nada va a cambiar. ¡Un desastre! Y lo más insólito es que, en vez de aprovechar que su compañera sentimental es una Senadora de buena acogida en el Congreso, como que en casa le daba la orden de pasar de agache. Bajo perfil para que solo brillara la alcaldesa. Entonces se oscurecieron ambas.

Jorge Iván Ospina, Alcalde de Cali, el peor de los tres. No solo está metido ya en muchos escándalos de corrupción en la contratación de Cali, sino que fue el aliado de los vándalos y terrorístas en ese ataque que le hicieron a Cali. Llegó al extremo de firmar un decreto que en horas se lo tumbó un Tribunal, dándole vida institucional a los bloqueos. ¡Un terrorista!

Al extremo que hoy ha contratado con fondos de la ciudad a los más peligrosos líderes de la primera línea, en premio por la descomunal destrucción que le hicieron a Cali. Allí dejaron 65.000 desempleados luego de ese paro. Su popularidad en el suelo y hay un movimiento para revocarlo.

Lamentable para un país en desarrollo, perder cuatro años, con unos malos Alcaldes. Barranquilla con las dos Alcaldías de Alex Char, una de Elsa Noguera y la actual de Jaime Pumarejo, pasó de ser la ciudad más inviable de Colombia a una de las mejores en todos los órdenes.

El mejor vividero de Colombia, con el mejor equipamiento urbano, educativo, de salud y recreación. La ciudad con más magnetismo para la inversión local y extranjera.

La ciudad del TLC. La izquierda sigue demostrando dos cosas. Cuando pierde no deja gobernar. Pero cuando gana no lo sabe hacer. Es un desastre. Y todo ese parapeto político está completamente reventado! Lo arruinaron gobernando. ¿No es increíble?

Arturo Char quiere repetir

A Arturo Char le quedó gustando el Senado. Piensa repetir curul para 2022-2026. Y eso que al comienzo no quería dedicarse a la política porque le decía a su papá Fuad que «lo mío es la música, quiero ser el Andy Montañez de la era moderna.

Aunque varias organizaciones de veeduría y congreso visible le han sacado a relucir que fue uno de los senadores más ausentistas, con insólitas incapacidades médicas como la de un uñero en el dedo gordo del pie derecho, una extraña diarrea de 16 días, la extracción de una muela y la afonía que sufrió durante 16 días (en los corrillos del Capitolio aseguran que fue porque durante 20 días estuvo grabando día y noche su nuevo trabajo salsero con el cual piensa competir en los Grammy del próximo año), Arturo Char aspira a repetir curul. Y no solo eso. Estará en una de las comisiones más apetecidas la IV, que es la que maneja los asuntos económicos. Y, además, sus mentores políticos aseguran que, para los dos años finales del Congreso 2022-2026 será de nuevo el Presidente del Senado. ¡Qué muchacho!, como decía el Sexteto Los Blancos.

Related posts
ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

Arte y CulturaNacionales

Un adiós a Toño Garcia, el último cacique de los Gaiteros de San Jacinto

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *