ActualidadDenuncia CiudadanaLocalesMundoNacionales

Corrupción, a las urnas

El 26 de agosto se votará La Consulta Anticorrupción. Se requieren 12 millones de votos.

Por Chachareros

Después de tantas vueltas y revueltas, por fin tomó forma y cuerpo la Consulta Anticorrupción, para lo cual los colombianos han sido citados a las urnas el 26 de agosto próximo. Se requieren 12 millones de votos para que la Consulta tenga validez.

“Llegó la hora de la verdad. Es el momento en que vamos a medirles el aceite a quienes viven cacareando que “es que la corrupción tiene al país arruinado”; “es que hay muchos corruptos en todos los niveles”. “Es que los que más roban son los de arriba, que están en el Congreso, en los altos cargos de las tres ramas del poder público, en ciertos sectores del empresariado privado”, pues señores, llegó la hora de dejar de quejarnos y pasar a la acción”, según la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, una de las numerosas líderes de esta campaña.

Conozca los siete mandatos por los cuales los ciudadanos podrán votar sí o no, en esta histórica consulta. Tenga en cuenta que no habrá nueva inscripción de cédulas y que puede consultar su puesto de votación en Mapas Bogotá, demás capitales y mapa nacional de la Registraduría Nacional del Estado Civil.

El domingo 26 de agosto los ciudadanos aprobarán o rechazarán el mecanismo de participación ciudadana en la primera Consulta Popular Anticorrupción. Conozca los siete mandatos por los cuales los colombianos podrán votar SI o NO:

Los 7 puntos ‘candela’

Reducir el salario de los congresistas

Cárcel a corruptos y prohibirles volver a contratar con el Estado

Contratación transparente obligatoria en todo el país

Presupuestos públicos con participación de la ciudadanía

Los congresistas deben rendir cuentas de su asistencia, votación y gestión

Hacer públicas las propiedades e ingresos injustificados de políticos y extinguirles el dominio

No más atornillados en el poder, máximo tres periodos en corporaciones públicas

Para ampliar la información sobre la consulta ingrese a https://goo.gl/uZKs84

Es que hasta la sal se corrompe

Después de aquella célebre frase del entonces presidente de la República Julio César Turbay Ayala, acosado por tanta denuncia sobre la inmoralidad en Colombia, dijo que “la corrupción hay que reducirla a sus justas proporciones”, ha ocurrido todo lo contrario: la corrupción se salió de madre, se saltó todas las ‘proporciones.

Casos recientes como los supuestos ‘negociados’ con la compra de las vacunas contra la pandemia del Covid-19, que desde hace varios meses se viene denunciando, pero que al fin parece que hay serios indicios del nido de serpiente de donde partió la corruptela en un asunto tan delicado e inhumano como el de negociar con biológicos que salvarían la vida a millones de colombianos. Y, al revés, de no tener acceso a la vacuna como consecuencia de la corrupción, estar condenado a muerte.

Es una corrupción que, como un cáncer, hizo metástasis y ya hasta en los mas altos niveles de la sociedad colombiana se repiten a diario casos inmorales despreciables, como lo ocurrido en estos días con la avioneta decomisada en Providencia cargada con cocaína. Aeronave de propiedad de una distinguida familia que se codea con la alta sociedad bogotana.

O como el reciente caso del incendio del palacio de justicia, en Tuluá, Valle del Cauca, en especial la quema total de un Juzgado específico en donde estaban numerosos expedientes relacionados con el despojo de tierras por parte de una pareja de famosos terratenientes que ocupan altísimos cargos tanto en el sector público como en el privado.

Derechos humanos ganaron

Lo que podría considerarse como otro traspiés del presidente Iván Duque y su canciller Martha Lucía Ramírez, después de haber negado de manera terca y prolongada el ingreso de comisiones de la comunidad internacional de Derechos Humanos -lo que podría asociarse también a un acto, sino inmoral, por lo menos indecoroso–, tuvieron que morderse el codo y abrirles las puertas a la Comisión Internacional de Derechos Humanos (Cidh).

Después que el gobierno de Iván Duque a través de su nuevo canciller, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez se negara rotundamente y prohibiera el ingreso inmediato al país de representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la OEA con el fin de investigar las posibles violaciones a los derechos humanos ocurridos durante el Paro Nacional, ante el rechazo de la opinión pública internacional y nacional, de la respuesta contundente de la CIDH por la negación de la visita y de la presión del gobierno estadounidense de Joe Biden, el gobierno nacional se vio forzado a aceptar la entrada de forma inmediata de los representantes de la CIDH y la OEA. La nueva canciller Ramírez desde Washington, donde se encuentra haciendo lobby en apoyo al mandatario colombiano, en un giro de 180 grados, declaró «se les dijo que bienvenidos» y que «si ellos quieren venir y anticipar la audiencia y la hacen mañana nosotros no tenemos ningún problema».

Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

ActualidadLocales

'Barreal' regresa con una nueva temporada para explorar las historias de Las Flores y la Ciénaga de Mallorquín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *