ActualidadMundoReportajes

Colapsan bancos en Venezuela por largas filas de depositantes

Venezolanos tratan de consignar en sus cuentas todo el dinero en efectivo que tenían en su poder, tras la decisión del Gobierno de sacar intempestivamente de circulación el billete de 100 bolívares, el de mayor denominación hasta ahora.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

Como muchos lo preveían, los bancos en Venezuela amanecieron este martes con largas filas de gente queriendo deshacerse de todos los billetes de 100 bolívares que tenían en su poder, tras el feriado bancario del lunes que siguió al anuncio del domingo en el que Nicolás Maduro ordenó que saldrían de circulación en un plazo de 72 horas, es decir, este jueves.

La salida de circulación del billete de mayor denominación en el actual cono monetario del país caribeño, coincide con la entrada en vigencia de los nuevos billetes, con rangos de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000 y 20.000 bolívares; con los cuales se busca encarar la brutal inflación que ha asediado a la economía venezolana, y que había obligado a los ciudadanos de este país, portar grandes fajos de dinero, hasta para pagar los bienes y servicios más simples, como un café o un viaje de taxi.

Más del 50% de la masa monetaria en Venezuela está representada en billetes de 100 bolívares.

Más del 50% de la masa monetaria en Venezuela está representada en billetes de 100 bolívares.

Los billetes de 100 bolívares saldrán de circulación en tres días y serán sustituidos por monedas de igual denominación, que comenzarán a circular el próximo 15 de diciembre. En la economía venezolana, hay 611,17 millardos de bolívares en  billetes de 100 y constituyen más del 50% de la masa monetaria del país.

En Caracas, la capital, se podía observar que mucha gente que con bolsos, cajas de zapatos y sobres llenos de billetes había faltado a su trabajo para realizar largas filas para entregar su dinero en efectivo.

“Aquí hay mucha improvisación, el presidente no se puede lanzar una medida así, con tan poco tiempo para actuar. A uno no le queda otra que salir corriendo a meterse a hacer una cola para no perder el poco dinero que tiene. Lo que buscan es el colapso”, aseguró Julio Ramos mientras hacía cola en el Banco de Venezuela del centro comercial Sambil.

Algunos bancos pusieron límites a las consignaciones de los usuarios, para poder atenderlos a todos.

Algunos bancos pusieron límites a las consignaciones de los usuarios, para poder atenderlos a todos.

Algunos testimonios daban cuenta de restricciones que estaban poniendo algunas agencias bancarias para recibir el dinero en efectivo de la gente. A Andrés Guzmán, quien iba a depositar 104.000 bolívares en billetes de 100  del negocio en el que trabaja, le dijeron que no podían aceptar consignaciones mayores de 20.000 bolívares. Esto le había obligado a cerrar el local y poner a varios empleados en filas en distintas sucursales con dinero para consignar.

La asistencia masiva de personas con abundante efectivo a las entidades bancarias también encendió las alarmas de los asaltos, en un país donde la inseguridad campea. A pesar de que el Gobierno anunció un operativo policial nacional para resguardar los bancos, en la ciudad de Valencia (centro) se reportaron dos personas muertas durante un atraco ocurrido frente a una sucursal en el sur de la ciudad.

Pero los problemas derivados de esta medida habían comenzado desde el mismo lunes, en pleno feriado bancario. Negocios pequeños como panaderías, abastos, ferreterías, servicios de taxi y transporte público urbano y extraurbano, lucían carteles y advertían a los clientes y usuarios que no recibirían billetes de 100 bolívares, lo que dejó a mucha gente sin tener con qué pagar sus necesidades.

La gente llegó desde la madrugada a hacer fila, desafiando los altos niveles de inseguridad.

La gente llegó desde la madrugada a hacer fila, desafiando los altos niveles de inseguridad.

Alfredo Padilla, de la Asociación de Trabajadores Emprendedores y Microempresarios, señaló que el retiro súbito perjudica a un número importante de los 7 millones de trabajadores por cuenta propia que hay en el país.

“Los kiosqueros, buhoneros, bodegueros y vendedores de los mercados a cielo abierto, entre otros, solo manejan efectivo y no tienen puntos electrónicos de venta. Tampoco poseen cuentas personales por no registrar los ingresos económicos fijos exigidos por los bancos”, advirtió.

En los meses previos, los bancos habían iniciado una recolección masiva de puntos de venta en los pequeños negocios que no tuvieran una movilización mínima de entre 1,5 y 3 millones de bolívares mensuales. La razón detrás de esta medida es que estos dispositivos de pago estaban escaseando por la imposibilidad de importar nuevos y las entidades financieras adoptaron la política de ‘redireccionar’ la entrega de estos aparatos a aquellos comercios que tuvieran mayor demanda de uso.

About author

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). De amplia trayectoria, ha tutelado equipos de periodismo en medios impresos, radiales y televisivos. También ha trabajado para instituciones públicas y privadas ejerciendo periodismo institucional facilitando los flujos de comunicación a nivel interno y con el entorno. A nivel de Periodismo Digital ha ganado valiosa experiencia como generador de contenidos para diversos portales y como Copy Producer para promociones televisivas y usuarios de redes sociales en calidad de Community Manager.
Related posts
ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

ActualidadEntretenimiento

Graceland se queda en la Familia Presley: Juez bloquea venta por posible fraude

ActualidadArte y Cultura

Omar Geles el niño genio de la música Vallenata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *