ActualidadLocalesMedio AmbienteNacionales

«Ciénaga de Mallorquín, un tesoro escondido»: Pumarejo

Ese es el sueño del Alcalde de Barranquilla: “Llegó la hora de recuperar esa magia de mil hectáreas de manglares, hábitat de peces, crustáceos, aves, playas, brisa, río y mar”.

Por Rafael Sarmiento Coley

En el teatro DX del Royal Film, Jaime Pumarejo hizo la presentación de su más ambicioso proyecto: recuperar la ciénaga de Mallorquín, y las playas aledañas a Las Flores.

Si Jaime Pumarejo Heins, al concluir su mandato en el 2024, corta la cinta de la recuperación de la “magia escondida de la ciénaga de Mallorquín”, Christian Daes tendrá que diseñar otra urna de cristal para hacerle una estatua lacustre al lado de la estatua ecuestre del Libertador Simón Bolívar.

Sí. Porque al mirar el magnífico render de lo que será ese sueño cuando sea una realidad, Barranquilla habrá alcanzado la condición única en el país de ser una Biodiverciudad. Un punto peculiar en el mundo, rodeado de diversas familias de manglares, de peces, crustáceos y aves de todos los colores y tamaños.

 

Y no solo merecerá la estatua lacustre que le tendrá que construir Christian Daes, sino que habrá dado un salto de canguro para aproximarse a la altura de su abuelo Alberto Pumarejo Vengoechea, a quien se le debe la culminación de las obras de Bocas de Ceniza, el Centro Cívico, las entonces nuevas edificaciones modernas para Alcaldía y Gobernación; la tenaz lucha por el puente más portentoso sobre el Río Magdalena; cofundador de El Heraldo y del primer Banco de la Costa; todo lo que propuso y realizó en su condición de Diputado del Magdalena Grande, Senador de la República por el Atlántico y el Magdalena; Ministro de Estado en varias Carteras, primer Ministro de Correo fundador de Adpostal; Embajador Plenipotenciario, Gobernador del Atlántico y Alcalde de Barranquilla, cargo que ocupó hasta el final de su vida. Murió de un infarto sentado en su silla frente al escritorio.

Un Alcalde soñador

Parecía la premier de una película. »Se vendieron todas las butacas», para ver la ‘película render’ de lo que será la Ciénaga de Mallorquín.

Jaime Pumarejo Heins heredó de esa estirpe la vocación de trabajar por y para las comunidades que más requieren de la mano del Estado. Como lo que se hereda no se hurta, goza también de esa virtud, tan extraña en estos tiempos, de ser un funcionario incorruptible, correcto en el manejo de la cosa pública, ecuánime en sus decisiones y una condición especial de ser humano sencillo en el trato con sus subalternos y con la comunidad en general.

Muestra de todas esas virtudes de un Alcalde joven y de perrenque este primer gran paso para hacer realidad el proyecto de convertir a Barranquilla en la primera biodiverciudad de Colombia, al presentar su sueño más grande en la actualidad: “Descubrir el tesoro que ha estado oculto por décadas, la integración del río Magdalena y el mar Caribe en la ciénaga de Mallorquín y la playa urbana de Puerto Mocho, que serán recuperadas en un proceso de protección del medio ambiente y de generación de un nuevo polo turístico con criterios de sostenibilidad.

Lo primero que hay que sugerirle a Pumarejo Heins es ir pensando, desde ya, en un nombre más grato y menos macabro al único balneario que tiene Barranquilla, una ciudad que había soñado durante tantos años de ser un centro turístico de playa, río, mar, tren turístico, y no se había dado cuenta de que todo eso lo  tenía en la punta de su nariz.

Un tesoro abandonado

Durante décadas, la ciénaga de Mallorquín, uno de los ecosistemas más valiosos de Barranquilla y el Atlántico, ha estado afectada por una creciente contaminación que, además de deteriorar su riqueza natural, ha impactado negativamente la economía, la salud y las condiciones de vida de las comunidades vecinas.

Seis agentes de degradación dañan la ciénaga de Mallorquín: los rellenos, la ocupación ilegal, la deforestación del manglar, la contaminación química por residuos sólidos, la sedimentación y la erosión costera.

Su deterioro ecológico amenaza el hábitat de las especies que alberga, el modo de vida del pescador, y la regulación climática para Barranquilla y el departamento del Atlántico.

Sin embargo, la ciénaga aún conserva 4 especies de mangles, 15 de invertebrados marinos, 9 de peces, otras tantas de anfibios, 7 de reptiles y 81 de aves.

Este ambicioso proyecto de la Barranquilla imparable incluye la recuperación ambiental del cuerpo de agua, un ecoparque con senderos ecológicos, miradores palafíticos, y una zona habilitada para la práctica de deportes náuticos y ciclovías.

El director de esta película es Ricardo Vives, quien estará al frente del proyecto.

Las aguas residuales que hoy llegan a la ciénaga de Mallorquín se van a desviar para ser conducidas a una planta de tratamiento, luego de lo cual serán vertidas al río Magdalena. También se implementará un sistema de vigilancia y conservación de manglares, los cuales están en alto riesgo de desaparición por la tala indebida.

“Este sector se convertirá en el gran pulmón ecoturístico de Barranquilla, el símbolo de la Biodiverciudad que somos, y en nuevo detonante urbano y de identidad del barranquillero. Es un tesoro que hemos ignorado y con el cual dinamizaremos nuestra economía. Llegó la hora de recuperar la magia escondida de Mallorquín”, aseveró el alcalde Jaime Pumarejo.

«Más allá de cualquier apuesta que hayamos hecho, esta es una propuesta para la Barranquilla del futuro. Hoy les podemos decir a nuestros visitantes que no solo tenemos río, sino que también tendremos mar y ciénaga. Es una recuperación ambiental, pero también una recuperación que nos permite darle dignidad a las poblaciones que viven en los alrededores de la ciénaga. Esta es la primera muestra visible de nuestra apuesta por la Biodiverciudad», destacó el mandatario distrital.

Mejor nivel de vida

La iniciativa tiene, igualmente, un importante componente social porque promoverá la dignificación de la población de su zona de influencia, que será beneficiada con formación orientada a la tecnificación de la pesca y la siembra de alevinos, la preservación del ecosistema y la atención a los turistas, y con capital semilla para iniciativas microempresariales que les permitan tener mayores ingresos y una mejora sustancial de su calidad de vida.

La construcción de la primera fase del proyecto, conformada por el ecoparque, tiene un costo estimado de alrededor de 80.000 millones de pesos. Las cuantías de las inversiones de las fases siguientes y sus tiempos de ejecución se darán a conocer al momento de abrir las licitaciones respectivas.

El total de la obra, que incluye rotondas, puentes circunvalares, vías de acceso, reconstrucción de la carretera y la línea férrea del tajamar de la izquierda del Río  Magdalena, y la adecuación de terrenos urbanizables para centros comerciales, hoteleros y residenciales, acordes con la biodiversidad, se acerca a unos $400 mil millones que, según lo tiene programado  gestionar Pumarejo Heins, serán aportados, en primer lugar, como es apenas lógico, de las finanzas del Distrito, recursos de la Nación y, lo más seguro, es que la Gobernación y el sector privado también se vinculen.

El evento, que tuvo un escenario suigéneris, la sala de cine DX del Royal Films del Centro Comercial Viva, contó con la presencia de todos los Concejales de Barranquilla, funcionarios del despacho, ediles, unidades de apoyo y decenas de invitados especiales y periodistas. Por supuesto, para acompañar a la dinámica directora de comunicaciones, Luz Elena Ramos y la incansable Claudia Cuello, salieron de su madriguera, de donde casi nunca salen, el secretario de Comunicaciones Miguel Lozano Ariza (que está psicoseado porque cree que una fuerte gripa que lo aqueja desde hace varios días, podría ser ‘pariente’ del chino Coronavirus), el veterano periodista y politólogo Tony Lemus Navarro

En total son siete intervenciones

El proyecto cubre un área aproximada de 980 hectáreas que abarca toda la ciénaga de Mallorquín, una parte del tajamar occidental, la playa de Puerto Mocho, el corregimiento de La Playa y el barrio Las Flores.

Intervención 1: Ecoparque entre Las Flores y La Playa.

Intervención 2: Playa de Puerto Mocho.

Intervención 3: Paseo peatonal y tren turístico del tajamar occidental.

Intervención 4: Saneamiento del recurso hídrico de la ciénaga de Mallorquín y del ecosistema natural.

Intervención 5: Desvío y tratamiento de las aguas negras y vertimiento de las mismas al río Magdalena mediante un emisario subfluvial.

Intervención 6: Freno a invasiones y contaminación.

Intervención 7: Vinculación de la comunidad del corregimiento de La Playa al desarrollo del sector.

Metodología de trabajo

Hasta el 2022 se desarrollarán estas obras:

El Ecoparque.

Ordenamiento y limpieza de la playa de Puerto Mocho.

Paseo peatonal y tren del tajamar occidental.

Calidad del agua y recuperación de fauna y flora.

Convivencia de las comunidades con la ciénaga de Mallorquín.

Soluciones a los vertimientos de aguas residuales al arroyo León, en equipo con el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio.

Sobre la playa de Puerto Mocho

El plan para recuperar la playa que ahora se conoce como Puerto Mocho, y cuyo nuevo nombre se escogerá mediante concurso público, tiene como meta llevarla a ser bandera azul, el más alto galardón contemplado en el ranking dado anualmente y a nivel mundial por la Fundación Europea de Educación Ambiental.

Atractivos Turísticos

Ecoturismo en un tesoro ambiental con diversas especies de fauna y flora.

Avistamiento de aves, uno de los renglones de la industria de turismo que más crece en el mundo.

Se espera atraer y recibir a más de 100.000 turistas por año, lo que dinamizará la economía local y generará empleos directos e indirectos. Deportes náuticos: kite surf, velas, kayac.

About author

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey
Related posts
ActualidadCiencia y TecnologíaLocalesNacionales

Comienza la Entrega de Laboratorios de Innovación de 'Colombia Programa' en el Atlántico

ActualidadAnálisis

Ciudad Mallorquín y urbanismo en Barranquilla

Arte y CulturaNacionales

Un adiós a Toño Garcia, el último cacique de los Gaiteros de San Jacinto

ActualidadEducaciónMundo

Educación Superior y su importancia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *