ActualidadArte y CulturaLocalesMundoNacionales

517 días después se vuelven a escuchar los acordeones en el Festival Vallenato

Las redes sociales, las raíces de este folclor y un Festival Virtual, tema fundamental del Conversatorio ‘Humanismo y transformación digital en el vallenato’.

Por Chachareros/Juan Rincón Vanegas

Aquella lejana noche del lunes 29 de abril de 2019 en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’ cuando el finalista Manuel Vega Vásquez, interpretó el son ´Los desaparecidos’ de la autoría del Rey Vallenato Alberto ‘Beto’ Rada Ospino, no se había escuchado más el sonar de los acordeones en competencias del Festival de la Leyenda Vallenata.

Ay, Dios mío que está pasando/ Dios mío que está pasando, ha sido como una maldición/ ahí que estas llevando/ ahí que me estas quitando/ los músicos del folclor.

Pasaron 517 días y no 365 como era la costumbre, hasta que el miércoles 30 de septiembre de 2020 a las 9.13 de la mañana el acordeonero aficionado Fernando Alfredo Acuña Jaimes, natural de El Molino, La Guajira, comenzó a tocar el merengue: ‘Rosita’ de Luis Enrique Martínez Argote, acompañado de su cajero Franklin Reales Meza y su guacharaquero. Gabriel Ángel Quintero Benjumea.

¿A dónde se habrá metido? / el encanto de mi vida, /le pregunto a mis amigos/ sino han visto a Rosita.

Él, acabó el ayuno musical y por eso expresó. “Al presentarme de primero por orden alfabético, no sabía que iba a entrar en la historia de la era virtual del Festival Vallenato. Qué bueno”.

Por su parte el acordeonero Manuel Vega, anotó que estaba sorprendido y no había caído en cuenta de ese hecho. “Vea, es verdad que fui el último de los cinco finalistas que toqué a finales de abril del año pasado, pero bueno lo importante es que se regresó para bien del folclor y todos los protagonistas del Festival Vallenato”.

En marcha el Festival Vallenato

Fernando Alfredo Acuña Jaimes, el primero en subir a la tarima en la categoría aficionado. Se fajó y mereció los aplausos de la audiencia digital.

A su vez el presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata Rodolfo Molina Araújo, siguió la trasmisión del concurso de acordeón aficionado desde su casa y a medida que trascurría el tiempo iba notando que crecía el número de conectados.

“Ha valido el esfuerzo para poner en marcha el 53° Festival de la Leyenda Vallenata de manera virtual, porque se tiene la capacidad de ampliar el radio de acción de la música vallenata por todo el mundo”, fue su conclusión”.

La intervención de los 15 acordeoneros aficionados interpretando los aires de merengue y paseo, realizando en la Casa de la Cultura Cecilia Caballero de López, teatro Rafael Valle Meza, tuvo una duración de dos horas y 41 minutos donde todos los concursantes aparecieron guardando las medidas de bioseguridad.

El ejercicio folclórico se cumplió con comentarios positivo por la gratuidad, el impecable sonido e imagen de la transmisión televisiva (La Caja de Música) y la entrega de cada uno de los concursantes en busca de la anhelada corona.

Por su parte la periodista Patricia Escobar Jaramillo, quien vivió de cerca este acontecimiento conceptuó. “Sentí una gran emoción al ver a los jóvenes acordeoneros y compañeros tan entregados, tan dedicados, tan entusiasmados como si estuvieran en un escenario lleno de público.

Comprendí entonces que no hay nada más gratificante, más honesto y más puro que el arte, que el folclor y que hubiese sido un pecado no haber realizado, aunque fuese virtual esta versión del Festival de la Leyenda Vallenata. Por otro lado darse cuenta que miles de personas en el mundo se conectaron y pudieron apreciar en un escenario digno a nuestros jóvenes talentos. Eso no tiene precio”.

Alejo y su cachucha bacana

La historia del Festival de la Leyenda Vallenata se inició el 27 de abril de 1968 cuando se coronó como Rey Vallenato Gilberto Alejandro Durán Díaz. La primera canción que interpretó el hijo de El Paso, Cesar, dos días después en la gran final realizada en la plaza Alfonso López, fue el paseo de su autoría llamada ‘La cachucha bacana’. También interpretó el merengue ‘Elvirita’ (Alejandro Durán); el son, ‘Alicia adorada’ (Juancho Polo Valencia) y cerró con la puya ‘Mi pedazo de acordeón’ (Alejandro Durán),

‘El negro’ Alejo, quien contaba con 49 años, estuvo acompañado por el cajero Pastor ‘El Niño’ Arrieta y el guacharaquero Juan Manuel Tapias.

Una cantidad de anécdotas recorrieron la vida de Alejo Durán, siendo una de ellas cuando venía para Valledupar a hacerse presente en el Festival Vallenato.

Él mismo la contó. “Al llegar al pueblo de Bosconia me acerqué a un puesto de comidas a tomarme una sopa. La señora que me atendió a cabo rato me preguntó qué para donde iba. Le dije que iba para Valledupar a participar en el Festival Vallenato.

Ella, no me miró tan bien y me aconsejó que me devolviera porque allá iba a ganar Alejo Durán. La miré de reojo y le contesté. Vea señora con decirle, que a ese Alejo Durán es al primero al que le voy a ganar”.

El Primer Rey Vallenato con su carisma y talento se ganó un lugar destacado en el mundo vallenato, y han pasado 30 años de su despedida de la vida y todavía se recuerda:

Oye lo que dice Alejo/ con su nota apesarada, / quién como el guacharaquero/ con su cachucha bacana.

Grandes logros

Los logros de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata han sido grandes y en medio del tiempo que se vive, supo dar un paso al frente y parar el correr de los días y que solamente fueran 517 días para poner nuevamente a sonar los acordeones, las cajas, las guacharacas y que regresaran los cantos y los versos que alegran hasta el alma.

El ejercicio folclórico se cumplió con comentarios positivo por la gratuidad, el impecable sonido e imagen de la transmisión televisiva y la entrega de cada uno de los concursantes en busca de la anhelada corona.

Festival Vallenato y sus raíces

Rodolfo Molina Araujo tuvo la osadía de medírsele a un Festival inédito, el número 53, en medio de la peor pandemia que ha azotado a la humanidad. Acudió a la era digital y ha sido de muy buena acogida. El vallenato es tan sabroso presencial como virtual.

El abanico de oportunidades que ofrecen las herramientas tecnológicas y los retos que deben asumir los creadores culturales en esta nueva etapa que propone el coronavirus, fueron el eje fundamental del Conversatorio ‘Humanismo y transformación digital en el vallenato’, liderado por la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

La jornada inició a las cinco de la tarde en el auditorio Pablo Oliveros Marmolejo de la Fundación Universitaria del Área Andina, con sede en Valledupar, pero fue visualizada en distintas zonas del mundo mediante la trasmisión en directo desde You Tube y la página web www.festivalvallenato.com

“No abandonar las raíces, pese a las circunstancias, es una muestra de coraje, de la resiliencia y el patrimonio que es la música vallenata. La situación que estamos enfrentando es muy particular porque efectivamente limita mucho elementos esenciales del Festival, como el poder estar todos reunidos en la plaza Alfonso López, el poder ir al río Guatapurí a bañarnos o tener esas parrandas en las casonas, pero eso no nos puede detener, la cultura y la alegría no puede detenerse”, manifestó durante su intervención el viceministro de la Creatividad y la Economía Naranja, Felipe Buitrago.

Junto a él compartieron conocimientos y experiencias el vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Efraín Quintero Molina; el rey de la canción inédita 2011, Adrián Villamizar; el gerente general para Colombia y la región de Onerpm, Juan Carlos Vergara; la rectora del Areandina, Gelca Gutiérrez; y el productor de eventos artísticos Víctor Ariza.

Entre tanto, estuvieron vía online el artista y empresario cultural Carlos Vives; el exministro de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Molano; el catedrático Héctor González; la investigadora de la canción vallenata inédita, María Carla Picón; y el ingeniero agrónomo Rodolfo Quintero.

Aprovechar la tecnología para exponer las expresiones culturales, las tradiciones y el arraigo, fue una de las premisas. “Lo que tenemos que recobrar como vallenatos es el verdadero sentido humanista del hombre que está detrás del vallenato, eso es lo que tenemos realmente que replicar. ¿Cómo cuidamos el folclor?, cuidando la siembra, la ganadería, al campesino, la tierra, los ríos, que nuestros viejos estén bien, que los niños tengan la oportunidad de educarse y alimentarse. Tener en nuestras manos tal riqueza es algo que se desborda y la creatividad parece que no alcanzara”, expresó Carlos Vives desde su vivienda en Miami, Estados Unidos.

Por primera vez en la historia, se desarrolla de manera virtual el Festival de la Leyenda Vallenata a raíz de la pandemia del coronavirus.

Related posts
ActualidadLocales

Marlon Gómez: El Humortivador, padre que enseña con diversión  

ActualidadCrónicasDeportes

Mike Fajardo: ¡40 años de periodismo deportivo en RCN Radio!

AgendaArte y Cultura

Vuelve la Fiesta de la Música del 20 al 23 de junio

ActualidadMundo

"Aprendamos de los cómicos a difundir serenidad con una sonrisa” El Papa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *