Editorial
457

Durante muchos años, los dirigentes de Bogotá, Cali y Medellín se burlaban de la indolencia…