El Congreso quiere solucionar el paro, menos el uribismo

707

Una proposición del presidente del parlamento, Lidio García, todas las vertientes la respaldaron, menos el Centr0 Democrático, que debería ser el más interesado en superar la tormenta. Aprueban el polémico proyecto de Uribe que reduce la jornada laboral. ¡Qué desfachatez!

Por Chachareros

En la Comisión Séptima del Senado fue aprobado, por consenso entre varios partidos, el polémico proyecto de ley 212 de 2019 “por medio del cual se reduce la jornada laboral semanal, se establece el trabajo a tiempo parcial para jóvenes y adultos mayores y se dictan otras disposiciones”.

El articulado, de autoría del senador Álvaro Uribe, fue una de las razones que motivaron a estudiantes y trabajadores a salir a las calles a protestar, aludiendo que con este se estaría introduciendo una reforma laboral.

En medio de las protestas, la semana pasada el senador retiró algunos de los artículos del proyecto y este martes se aprobó en primer debate, dejando por fuera los artículos 5, 6 y 7.  Los cuales proponían que podía “celebrarse contrato de trabajo por horas, días o semanas, cuando se trate de jóvenes entre 18 y 28 años que estén cursando estudios, o cuando se trate de mujeres mayores de 57 años y hombres mayores de 62” y  además, le encomendaba al Ministerio de Salud la tarea de regular en seis meses lo concerniente al recaudo, pago de cuotas, incapacidades y beneficios de la salud de empleados que no coticen los 30 días del mes.

Así las cosas, el proyecto de ley votado dejó por fuera estos artículos y mantuvo el artículo 4 que señala: “La disminución de la jornada de trabajo no reduce la remuneración ni exonera de obligaciones en favor de los trabajadores”.

Los representantes del   Centro Democrático, Polo, liberal, la U y Cambio Radical acordaron, además, que antes del segundo debate en plenaria se realice un foro de cara al país e interesados, explicando la norma.

Presidente de Senado denuncia intimidaciones

Lidio García, oriundo del Carmen de Bolívar, ha sabido pararse en la raya y no se ha dejado intimidar los senadores de carriel y peinilla al cinto.

En medio de la plenaria del Senado, el presidente del Congreso, Lidio García, hizo una grave denuncia sobre los señalamientos que ha recibido de parte de un sector del uribismo, por haber promovido una reunión con los líderes del paro nacional.

Según Lidio García, el senador Carlos Felipe Mejía lo acusó de ser el nuevo vocero del comité de las protestas que se adelantan en todo el país. García señaló que este tipo de estigmatizaciones le pueden generar problemas de seguridad.

“El senador Carlos Felipe Mejía vino a señalarme y a gritarme diciendo que yo era el principal líder de la marcha en Colombia. Abramos el debate pero usted no sea irrespetuoso, porque usted siempre quiere estar agrediendo a sus colegas”, señaló.

«Usted no puede ser tan irresponsable de decir que yo soy el líder principal de la marcha porque salió en el Noticiero del Senado la reunión que sostuvimos. No puede ser posible que usted venga a irrespetarme y a decirme cosas en privado, yo quisiera que me lo sostenga en público. Con esto no ayuda nada al proceso, discúlpeme, pero yo le exijo a usted respeto y decencia por los colegas”, añadió.

Era una ‘bromita’, como todo lo del uribismo

El senador Mejía también se refirió a lo sucedido y dijo que solo se trató de una broma que jamás pensó que pudiera pasar a mayores.

“Yo jamás tapo nada de lo que digo, fui a saludarlo y dije que venía a saludar al líder del paro nacional, era una broma, pero también era una manera de mostrarle la inconformidad que yo sentía, no me gustó esa reunión, usted como presidente del Senado puede hacer lo que quiera, pero yo como senador le pido el favor que no maltrate de esa manera al Gobierno y no termine haciéndole juego a quienes incendiar el país y a quienes están utilizando la protesta para desconocer el mandato del pueblo que eligió al presidente Iván Duque”, indicó.

Mejía aprovechó el momento para advertir que seguirá defendiendo las tesis del Centro Democrático y para decir que hay personas como Gustavo Petro que sobran en el Senado de la República.

“Aquí son los violentos, los que, como el senador Petro, salen a invitar a los jóvenes a incendiar esta patria. Usted es el que sobra senador Petro, usted es el que sobra en este Congreso”, dijo airadamente el congresista.

Ante esto, el senador Petro respondió pidiendo respeto para sus ideas y diciendo que las posturas radicales del Centro Democrático también son bienvenidas a la hora de construir democracia.

“Deje de amenazar a los que no piensen como usted y deje de considerar que quienes no piensan como usted, sobran, porque esa manera de pensar es la que en dos siglos de historia nacional nos ha conducido a 40 guerras civiles y a una guerra perpetua”, manifestó.

El uribismo salió en defensa del senador Carlos Felipe Mejía advirtiendo que sus comentarios no fueron una amenaza para el presidente del Congreso, y que solo se trató de una crítica por la reunión que se hizo con el comité del paro.

La senadora Paloma Valencia dijo que “lo que le pidió con esas palabras es que no le diera duro al Gobierno. Le puedo garantizar que en las palabras del senador Mejía no había sino un reclamo cariñoso a lo que él considera que no le parece adecuado para un presidente que también lo representa a él. Eso no lo debe tomar en ningún sentido como algo en contra de su persona, es un reclamo válido de un senador a su presidente”.

Al final, el presidente del Senado hizo un llamado a bajar los ánimos en medio de la plenaria del Senado y lanzó una contundente advertencia para quienes protagonicen agresiones contra sus colegas.

“Hago un llamado a todos, hagamos un pare ya, nos vamos a mamar el país, si no nos ponemos de acuerdo, este país va a llegar a  un nivel sin retorno, hagamos un pacto político entre quienes hacemos política, busquemos un punto en el que podamos estar todos de acuerdo. Si aquí las cosas no mejoran, aplicaré las sanciones que establece la ley quinta, impondremos la ley que nos rige”, manifestó.

Urna para bajar el sueldo

Uno de los reclamos hechos por los manifestantes durante este paro nacional que se adelanta en todo el país, tiene que ver con los elevados sueldos que tienen los congresistas y demás altos funcionarios del Estado. Mientras tanto, el todopoderoso presidente del Centro Democrático y senador Álvaro Uribe sigue haciendo aprobar leyes que le rebajan los ingresos a los jóvenes y, en general a los pobres, en un despreciable ejemplo de cinismo.

Esto ha llevado a que el presidente del Congreso, Lidio García, haya desempolvado una vieja propuesta para que el sueldo de los parlamentarios sea reducido en un 15% aproximadamente.

Para ello, García tomó la decisión de instalar, a partir de este martes, una urna en el recinto del Senado para que cada parlamentario, de manera voluntaria, informe allí si quiere o no que sus honorarios sean reducidos con el ánimo de mitigar un poco la crisis que se presenta en todo el territorio nacional.

Fuentes informaron que la urna estará ubicada en un sitio estratégico de la plenaria, para que los senadores depositen allí su voto a favor o en contra de la reducción del salario.

Vean bien lo que está pasando en Chile

Catalina Perot ha tenido el valor de denunciar, con pelos y señales, que Chile está camino al despeñadero por culpa de un ‘jefe mesiánico’ todopoderoso como el que funge en Colombia como el amo y señor de la política nacional, cuando no es más que un culebrero al servicio de los grandes monopolios económicos a quienes les sirve como perrito faldero porque le financian a sus anchas todas las elecciones para que le siga haciendo maldades malditas al pobre pueblo colombiano.

La mesa directiva del Congreso ha preparado una pregunta para que los legisladores respondan si están o no de acuerdo con que se tramite un acto legislativo encaminado a disminuir el sueldo de alrededor de 33 millones de pesos mensuales que devengan.

Una reforma constitucional en ese sentido se demoraría alrededor de un año en ser aprobada en ocho debates en el Senado y la Cámara de Representantes.

Esta medida también podría afectar los sueldos de otros altos funcionarios del Estado, como el Procurador General de la Nación, el Fiscal General, así como el del Contralor General de la República, el Registrador Nacional del Estado Civil, el Defensor del Pueblo y sus propios delegados.

Este fue uno de los puntos de la consulta anticorrupción que se votó en agosto del año pasado y que no logró el respaldo suficiente en las urnas de parte de la ciudadanía para que pudiera ser una realidad.

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario

 Vulnerability scanner