Lenín Bueno, autor del tema que lanzó a la fama al niño Jorgito Celedón

404

El consagrado compositor, productor , periodista y locutor oriundo de Riohacha, falleció en la madrugada de este jueves, porque su corazón no resistió las emociones por la clasificación del Junior de sus amores.

Por Rafael Sarmiento Coley

Drama provinciano

Oye mamá en la puerta hay un señor/que dice que es mi papá/y que quiere hablar contigo/dime lo ya/ dime pronto por favor/ porque si ese es mi papá se lo diré a mis amigos/.

Allá en la escuela mis amiguitos/preguntan si tengo papá/me dicen que nunca lo han visto/ni a la escuela me ha ido a buscar/

Coro

Porque dicen que nunca lo han visto/que a la escuela no me ha ido a buscar/(bis)

India Meliyará

Hijo del alma/tu papá está allá en el cielo/hace tiempo que se fue/dejándonos solos y tristes/él se marchó sin dejarnos su consuelo/pero lo que más me duele/fue que no lo conociste/a ese señor que está allá en la puerta/no debes creerle lo que te dijo/ pues tu papá en el cielo se encuentra/puedes decírselo a tus amigos/(bis)

Coro

Pues tu papá en el cielo se encuentra/puedes decírselo a tus amigos/bis

Daniel Celedón:

Por qué motivos tienes que mentirle al niño/Por qué razón no le dices/que su padre vive errante/que está en la en la tierra/y que burlaron su cariño/y que como lo engañaron/es un pobre caminante/Más si tú quieres no le comentes/ que fuiste tú la que me engañó/solo quiero que tenga presente/que tiene un padre y ese soy yo.

Coro

Solo quiero que tenga presente/que tiene un padre y ese soy yo/bis.

 El niño de 10 años que se volvió una estrella internacional

Lenín Buenos Suárez, compositor, productor, promotor, locutor y periodista dedicado a divulgar el folclor vallenato.

Lenín Bueno Suárez, 69 años, nacido en Riohacha, falleció en Barranquilla en la madrugada de este jueves, cuando su corazón sensible no resistió las emociones de un partido dramático como el que Junior -el equipo de sus amores- sacó un luchado empate 2-2 de visitante ante el Deportes Tolima y clasificó para la gran final.

El Junior era su principal motivo de recreación y emoción. Por esas cosas de la vida, compuso numerosos temas vivenciales, algunos de ellos como ‘Drama provinciano’, ‘La parranda es pa’ amanecer’, (El Binomio de Oro de Rafael Orozco e Israel Romero), ‘Soy parrandero y qué’ (Hermanos Poncho y Emilianito Zuleta), lo mismo que un tema que le grabaron Héctor Zuleta Díaz y Ananíes Díaz, le dieron la vuelta al mundo, pero nunca alcanzó a dedicarle un momento de inspiración a su equipo del alma.

Pero, sin duda, su mayor satisfacción que se llevó a la otra vida es haber servido de trampolín al descubrir la maravillosa voz de un niño de 10 años, Jorge Celedón, quien desde ‘Drama provinciano’ no paró jamás de ser una estrella internacional, primero con el Doble Poder, de la mano de su tío y mentor Daniel Celedón y del acordeonista que le enseñó la magia de saber entrar en el momento preciso sin interrumpir la melodía del acordeonista. Mientras que su tío, Daniel Celedón, una voz de tenor, le daba clases de entonación, manejo de las cuerdas vocales sin maltratarlas, y la excelente dicción al interpretar las letras de una canción.

La familia Celedón, oriunda de Villanueva, desciende de una provincia de Italia en donde predomina la música clásica. La madre de Daniel, Rafaela Orsini, también había venido de Italia. El papá de Daniel, Luis Celedón Aponte, era un excelso cantante de ópera, su tío abuelo, Monseñor Rafael Celedón, arzobispo de la Provincia de Padilla y luego trasladado con el mismo cargo a Santa Marta, en donde fundó el Liceo Celedón.

A pesar de sus múltiples ocupaciones le dedicaba tiempo a la debilidad de la música, que le corría por la sangre. Se hizo muy amigo de Rafael Escalona, brillante compositor, y de Alfonso ‘Poncho’ Cotes Queruz, excelso guitarrista, con quienes hacía unas tertulias musicales del más alto nivel.

Lenín nació en medio de trompetas

Cuando Lenín nació, su padre Alberto tenía una banda de viento, con trompetas, bombardino, clarinete, redoblante y bombo, grupo que animaba en las jornadas religiosas y en las fiestas patronales.

La noche que Lenín nació acababan de llegar a casa, cansados, los músicos de la banda de su papá, quienes pusieron sus instrumentos regados en forma desorganizada en la sala y hasta en el cuarto matrimonial, de tal manera que cuando Lenín vino al mundo y dio el primer grito y pudo luego  abrir los ojos, lo primero que vio fueron esas figuras metálicas que después serían parte de su ‘juguetería’, cuando los músicos estaban ausentes.

Desde muy joven Lenín Bueno Suarez se trasladó a Barranquilla, en donde se vinculó a una cadena radial, con un muy sintonizado espacio denominado ‘Festival Vallenato’. Y, además, cuando fue nombrado productor de Discos Phillips empezó a promocionar a toda una legión de artistas costeños.

Era un hombre incansable. Hacía diariamente su programa radial. Cuando no podía estar en cabina, lo hacía por teléfono desde don estuviera. Porque era un trotamundo, debido a su trabajo de promotor y cazatalentos. Fueron muchos los jóvenes acordeonistas y cantantes que, de su mano, alcanzaron notoriedad en el mundo musical vallenato.

Y, como si fuera poco, le quedaba tiempo para entregarles composiciones suyas, que se convirtieron en verdaderos éxitos, a las mejores agrupaciones del momento como El Doble Poder de Daniel Celedón y el versado acordeonista Ismael Rudas; el Binomio de Oro (‘La parranda es pa’amanecer).

Un éxito de Lenín grabado por el Binomio de Oro

Soy parrandero y qué

Además de haber logrado un éxito internacional que aún le piden a Daniel o a Jorgito (que ya está el más alto nivel musical internacional), que interpreten en solitario ‘Drama provinciano’, un tema inmortal.

Como imperecedero es ‘Soy parrandero y qué’, grabado por los hermanos Poncho y Emilianito Zuleta:

“Muchas personas se preguntan la razón/ que tiene un hombre para ser un parrandera/y lo critican si lo ven tomando ron/pa’ emborracharse y olvidar su desespero

Yo vivo tomando para poder olvidar/porque soy consciente que los efectos del ron/ perturban mi mente y me ayudan a mitigar/todas esas penas que encierra mi corazón, mi corazón/

Ay por eso…

Yo no puedo aceptar que digan / que el que toma pa’olvidar es un cobarde/porque olvidar en la vida/ cualquier cosa que uno haga se vale (bis)

Ay yo soy parrandero y qué/, a nadie le importa/Yo soy Luky Cotes oiga, a nadie le importa/ si hago mis parrandas es porque/ la vida es bien corta (Bis)

Y a mis amigos que también son parranderos/yo los prevengo para que no paren bolas/por si las moscas les dan algunos consejos/ digan carajo que la vida es una sola/y a las mujeres de estos amigos les digo/que no me importa que me vean con malos ojos/si de su casa yo les saco a sus maridos/pa’ emborracharlos pa’ que se olviden de todo…

¡Ay no joñe!

No me importa que diga la gente/que yo soy un borracho perdido/solo quiero que tengan pendiente/que trabajo y que a nadie le pido (Bis)

¡Ay yo soy parrandero y qué!/a nadie le importa/yo soy Luky Cotesoiga/ a nadie le importa/si hago mis parrandas es porque la vida es bien corta (bis)

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario

 Vulnerability scanner