El presidente en su laberinto

344

“Oye venlo a ver, oye venlo a ver, este no es un gobierno, son los paracos al poder”

Por: José SerranoPeriodismo con altura

Una de las arengas contra Iván Duque coreadas por más de 25 mil personas presentes en la marcha del pasado 21 de noviembre era: “Oye venlo a ver, oye venlo a ver, este no es un gobierno, son los paracos al poder”, pero si se referían a su partido Centro Democrático hasta en eso el presidente está en un libo porque al interior de su colectividad tampoco se ponen de acuerdo, fíjense la pelea entre el embajador pacho Santos y el actual Ministro de Defensa, lo mismo sucede entre la Ministra de Trabajo y el Ministro Carrasquilla; todos se muestran descontentos con su jefe.

El presidente está desconectado de los colombianos y una de las razones podría ser que él tiene un guía, Duque no se manda solo, él trabaja para complacer al presidente vitalicio Álvaro Uribe, lo que no lo hace acertado en sus decisiones, por eso millones de colombianos no se sienten representados por este presidente que debe y tiene que entender que este es un nuevo país el que le está hablando.

Hoy todos los ciudadanos somos veedores públicos, hoy cualquier persona es un reportero, es un periodista que con un celular puede transmitir en directo cualquier acontecimiento o noticia; ya no son solamente los grandes medios de información que en la mayoría de los casos están a favor del gobierno, ya no es así, tanto será que hay gente en las redes, la mayoría de ellos jóvenes, que no tragan entero y tiene más seguidores que cualquier medio de información.

Más allá de lo relacionado con el paro, el limbo en el que se encuentra el presidente no le ha permitido explicarle al pueblo por qué Colombia está creciendo tanto, cuando los demás países de América Latina están pasando un trago amargo, y lo que más nos tiene cabezones si es así, por qué el desempleo sigue subiendo y es el más bajo de los últimos 10 años; qué hay detrás de este fenómeno tan extraño, esto no tiene ninguna explicación de dónde viene el exagerado crecimiento del país del 3.5% cuando nuestros vecinos están frenados en el 0.2%,

Otros puntos a considerar es que la industria crece por debajo del año pasado; la agricultura siempre ha sido el patito feo; por el lado de la infraestructura siempre nos amenazará el fantasma de Odebrecht; y a los únicos que les está yendo muy bien, extremadamente bien es a los Bancos.

Lo único que nos queda por pensar es en el narcotráfico, ese sí está creciendo por encima de todos los indicadores económicos, si no pregúnteles a los carteles mexicanos que montaron oficinas en el Cauca, Putumayo y el Catatumbo.

En ese sentido el gobierno nos debe una aclaración ahora que se empezará a debatir la negociación del aumento del salario mínimo, asunto de suma importancia para miles de trabajadores del país.

De acuerdo con expertos economistas el incremento del salario mínimo para el 2020 estaría entre el 4% y el 4.5%, si es así el mínimo subiría la pírrica suma de 37 mil pesos en un país de 2.5 millones de desempleados.

El balón está ahora en la cancha del presidente; cómo se explica que si estamos creciendo tanto, el incremento a la clase trabajadora sea tan miserable; alguien no nos está diciendo la verdad, alguien nos está mintiendo y esta marcha sirvió para hacerle saber a Iván Duque que ya no nos pueden seguir engañando, que ya el pueblo no es bobo, que ahora con las redes sociales nos mantenemos más informados, que los jóvenes están tomando el mando de estos procesos de transformación, que se hace necesario que la sociedad cambie, que hay que patear la lonchera con la que el gobierno nos quiere hacer creer que estamos bien, que todo va bien y por eso estamos creciendo.

Después de la contundente demostración de rechazo a su gobierno el pueblo le notificó al presidente de Colombia que tiene el desafío de buscar otras vías distintas a las reformas que venía planteando que afectaban a grandes sectores de la población.

Es evidente que estamos molestos, al igual que es un error por parte del gobierno argumentar que las condiciones de vida en el país han mejorado sustancialmente, porque las masivas protestas las podemos entender como una bofetada del pueblo a Iván Duque para que no nos siga diciendo mentiras.

Señor presidente salga de su laberinto porque esta es una oportunidad histórica para escuchar al pueblo.

Compartir.

Acerca del Autor

Colectivo de Comunicaciones Onda Juvenil

Colectivo de comunicaciones conformado por niños, niñas y jóvenes de Malambo con nueve (9) años de experiencia en la radio local desde el periodismo y la comunicación para el cambio social. En la actualidad contamos con dos semilleros de liderazgo y periodismo: Onda Kids y Cátedra Manuela Muñoz en los cuales buscamos empoderar a los niños, niñas y jóvenes en los temas de liderazgo, emprendimiento y periodismo que generen un cambio social en el municipio, sus hogares y entornos.

Deja un comentario

 Vulnerability scanner