Politicosas: Hija de Aida dice que no sabía de los planes de fuga

545

Karolina Manzaneda Merlano está dispuesta a responder por su conducta ante las autoridades competentes, pues es inocente de lo que hizo su madre.

Por Rafael Sarmiento Coley

 

Carolina (o Karoline, como aparece en su primigenia identificación), Manzaneda Merlano, uno de los dos hijos de la prófuga excongresista Aída Merlano Rebolledo, en mensaje enviado este jueves a la Fiscalía, dice que no se está escondiendo de nadie, que está dispuesta a poner la cara pues es totalmente inocente, y, además, que «no tengo motivos para esconderme de nadie».

La hija de la prófuga Aída Merlano envió un breve mensaje a la Fiscalía en el que dice que está dispuesta a comparecer cuando las autoridades lo requieran. A través de su abogado, Bladimir Cuadro, la joven asegura que nada tuvo que ver con el plan de fuga y que desconoce el paradero de su madre.

«No me estoy escondiendo de nadie», dijo la hija de Aida Merlano que aparece en el video del consultorio poco antes de la fuga de su madre.  Merlano hija, a través de su abogado Bladimir Cuadro, envió un comunicado al país y concretamente a las autoridades que están investigando la fuga de su madre.

Desde cuando apareció el video que registra lo que ocurrió en el consultorio odontológico desde donde Aída Merlano se le fugó al Inpec, las personas que allí estuvieron están bajo sospecha. Además del odontólogo, una asistente y el dueño del consultorio, también estuvieron presentes el hijo menor y la hija de 20 años de la exparlamentaria. Esta joven hace algunos meses se cambió el nombre y ahora oficialmente se llama igual que su madre: Aída Victoria Merlano. Antes se llamaba Karoline Manzaneda Merlano.

Merlano hija, a través de su abogado Bladimir Cuadro, envió un comunicado al país y concretamente a las autoridades que están investigando la fuga de su madre. Asegura que actualmente se encuentra en Barranquilla y que está a disposición de las autoridades. La joven argumenta que escribió un correo electrónico al búnker de la Fiscalía en el que señala su dirección y datos de contacto para que las autoridades puedan contactarla cuando lo consideren. «No me estoy escondiendo de nadie, tengo intenciones de comparecer en el momento que me soliciten», dice la joven universitaria en dicha comunicación.

Pero lo más trascendental es que la hija de la exsenadora asegura que no tenía conocimiento del plan de fuga de su madre. semana.com conoció que la joven explicará ante la Fiscalía sobre la cita odontológica que su mamá la convocó para poder saludarla en el lugar a la hora de la diligencia médica, tal como había ocurrido en otras ocasiones. La joven «desconocía por completo los planes de fuga de su mamá», dice el abogado defensor.

´El títere soy yo’

Y lo peor es lo que plantea el aguerrido y veterano periodista e investigador social Antonio Morales, en sus videos ‘Café picante’. Unos apuntes que caen como anillo al dedo, que vamos a ponerle el toque de mamagallismo costeño con un sabroso tema salsero.

 

 

Sobre si los hijos de Merlano están implicados en el plan de fuga habrá un gran debate. Por un lado, está justamente esa condición de hijos que los libra del deber de denunciar a su madre. Y una pregunta clave será si estos sabían del plan de fuga. De momento, la hija está afirmando que no sabía nada de eso. Pero si la investigación establece que estos sabían y que ayudaron o participaron de alguna forma con la fuga su situación judicial seguramente se complicará.

La hija y el hijo menor de Aída Merlano tomaron un vuelo de regreso a Barranquilla cuando el país estaba impactado con la noticia de la fuga. La joven universitaria asegura que permanece en su lugar de arraigo, y que no hablará con nadie antes de dar sus explicaciones a las autoridades. Entretanto, sigue el misterio por el paradero de la exsenadora prófuga, quien hace un mes fue sentenciada a 15 años de cárcel por la Corte Suprema de Justicia.

Ambiente enrarecido

No solo por la sorpresiva fuga de una pieza clave en el entramado de la corrupción político-electoral en el Atlántico, en la Costa y en el país. Sino, además, porque los ánimos están enardecidos de tal manera que, miembros de la Fuerza Pública, como si Colombia viviera las brutales épocas de la dictadura criminal de Pinochet en Chile, se disfrazan y se infiltran en las marchas de protesta de los estudiantes y profesores para generar el caos, causar pánico haciendo disparos al aire, y generar violencia que deja como resultados heridos y decenas de estudiantes retenidos, como para justificar que esos movimientos corresponden a la influencia ‘castro-chavista’.

Cuando es a la inversa. Es la ultraderecha la que está recurriendo a las malvadas prácticas del castrochavismo para pescar en río revuelto.

Este jueves en Barranquilla el candidato al Concejo Rafael Motta fue agredido y brutalmente golpeado por un grupo de agentes comandados por el uniformado Rodny Campo.

“Yo solo estaba repartiendo hojas volantes de mi campaña entre los transeúntes, sin meterme con nadie. Cuando, de repente llegó el piquete de policía y me arrebataron los afiches y me levantaron a golpes sin motivo alguno”, dijo el aspirante al Concejo de Barranquilla.

Esta agresión fue denunciada en un Twitter por el candidato a la Gobernación del Atlántico, Nicolás Petro Burgos.

Hay un desgobierno

A causa de las últimas salidas en falso del presidente Iván Duque con el montaje de las fotos de supuestos guerrilleros adiestrados en Venezuela. La desfachatez del organismo militar de explicar que no se trataba de un informe concreto, sino aleatorio, lo que le costó la salida de las filas militares a más de un alto mando, y la cada vez más complicada situación económica que afronta Colombia, deja en el ciudadano del común la desapacible sensación de que “no hay luz en la poterna, ni guardián en la heredad”.

El jefe máximo del partido de gobierno cada vez deja escapar mensajes sutiles de que Colombia lo que requiere es una dictadura, tal vez como la de Maduro en Venezuela, Daniel Ortega en Nicaragua, o la del autopoclamado ‘Benefactor’ Rafael Leonidas Trujillo que, si no lo matan en un atentado, todavía estuviera mandando en República Dominicana a la que gobernó con brazo de hierro y manos ensangrentadas durante 30 años. Como cosa rara, el ‘Benefactor’ era un enfermizo de eso que denominan ‘culto a la personalidad’. Obligó a poner retratos suyos de gran tamaño en todos los despachos oficiales del más remoto caserío dominicano. Estatuas suyas en todas las plazas y parques. Y placas con su nombre y algunas de sus ejecutorias en todas las esquinas de Santo Domingo. Lo mismo que quiso hacer en el Capitolio el lambón del saliente presidente del Senado, quien alcanzó a clavar una placa en reconocimiento al ‘presidente y caudillo más brillante que ha tenido Colombia en toda su Historia: el doctor Álvaro Uribe Vélez».

Uribe, en un arranque de sentido común, que en él es el menos común de los sentidos, mandó a desclavar la placa, y cuando Macías le preguntó que qué hacía con las otras 400 placas que había mandado a hacer, dicen que Uribe lo miró con compasión, y le dijo que se las llevara para su casa para que nunca se olvidara de él. Menos mal que ese día Uribe estaba de muy buen humor. De lo contrario lo hubiera mandado a que hiciera una calilla con las 400 placas e hiciera buen uso de ellas.

 

Aída Merlano Rebolledo, pasó de ser la niña mimada de los barones políticos del Atlántico,, al personaje tenebroso con quien nadie quiere aparecer en la foto. Después de que todos la coqueteaban para retratarse con ella. Gafes del oficio.

La pregunta pringamosera

Como es de suponer, todo ese aparataje espectacular y preparado en forma meticulosa, hasta el punto de que nada falló, como si se tratara de una película de suspenso de James Bond, tuvo que llevar meses de estudios, análisis, ensayos, aciertos y errores. Exactamente como cuando se va a filmar una película sobre la fuga de un personaje valioso para los investigadores, para los jueces, para los magistrados, y, mucho más para los poderosos cabecillas de la política atlanticense, que vivieron semanas de insomnio e idas frecuentes al baño, por lo cual en muchas farmacias se agotó el ‘Lomotil’.

Detrás de todo eso, necesariamente, hay unos cerebros perversos.Dueños de un cinismo infinito. Gente sin talanquera moral para volarse todas las escuadras. Rotundo fracaso se hubiera llevado Diógenes el cínico si a plena luz del día hubiera salido a buscar en Barranquilla al hombre más probo de la política local.

La estrategia es tal vez una de las más craneadas en la historia de la política local, muy superior al ya histórica ‘Registro de Padilla’, cuando los traviesos políticos conservadores de Barranquilla emborracharon con fino escocés al delegado de la Provincia de Padilla para poner todos los votos a favor de Rafael Reyes, quien ganó, por esa trampita, sobrado de lote.

Foto del Slider: cortesía de El Tiempo

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Los comentarios están cerrados

 Vulnerability scanner