Hijo del Chapo Guzmán, jefe del Cartel de Sinaloa, en escape de película

1108

El capo está detenido en EU. Su hijo Ovidio Guzmán, tras ser capturado, logró ser rescatado de la Fiscalía de Culiacán  en una acción sangrienta en medio las Fuerzas Militares mexicanas.

Chachareros/BBC/AFP/Reuters/reportero de Culiacán

 

 

A la 1:30 p.m. de este jueves Ovidio Guzmán, hijo del capo Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera, estaba comiendo en una carreta de mariscos en la colonia tierra blanca junto a ocho integrantes de su equipo más su esposa, en dicha carreta había cinco familias más con varios niños. Llegó un equipo militar vestido de civil “disque especializado”, conformado por unos 50 elementos, y cerraron las calles y lo acorralaron en dicho negocio pidiéndole se entregara sin poner resistencia.

Fuerte cerco policial con patrullas, tanques artillados, 11 helicópteros que se perdieron de vista cuando los sicarios de Guzmán derribaron uno. Al final Ovidio escapó.

Cuentan los otros clientes que él gritaba, no tiren, yo soy hombre no cobarde, hay familias y niños, ¡¡no voy a poner resistencia!! Entonces se entrega al equipo y se lo llevan resguardado hacia la Fiscalía que se encuentra a unos 6 kilómetros de dicho establecimiento. En cuanto se lo llevan, se van detrás sus escoltas, pidiendo por celulares refuerzos a su gente.  En pocos minutos se llena de gente de los Guzmán afuera de la Fiscalía y tratan de negociar y se resguardan con el detenido en una sala blindada mientras también esperan los refuerzos militares, y ahí se desata una balacera afuera de la fiscalía que está situada en pleno desarrollo tres Ríos que es ahora casi el corazón de Culiacán pues está rodeado de plazas, restaurantes, negocios, escuelas y otros establecimientos.

¡Al ver que no estaba resultando la liberación se van a una colonia donde viven puras familias de militares y amurallan el lugar con pura gente de Guzmán y ponen a todos los reos, familias con todo y niños alrededor de dos pipas de gasolina y comienzan a amenazar que si se llevan a Ovidio van a quemar a todos!

Llegan más militares y se arma la grande

Lo ocurrido este jueves y viernes en Culiacán demuestra que el Cartel de Sinaloa sigue fuerte y, tal vez, financiando tentáculos de narcos y políticos en Colombia.

Se dan cuenta que vienen apoyos militares de varios lados por carretera y comienza la guerra. Los Guzmán piden refuerzos a toda su gente local y de las serranías cercanas y a la gente del Azul, del Mayo, los Limones, los Leones, los Avendaño, los Fernández, los Isidros, los Herrera, Payanes, Quinteros, y otros tantos más que tienen sus propios equipos armados y gente y comienzan a cerrar las entradas a Culiacán y las vialidades importantes de la ciudad quemando camiones, trailers y pipas, y todos los punteros que andan en motos comienzan a asaltar por toda la ciudad a los que andan en camionetas y los dejaban ir caminando.

En ese lapso de 4 horas hubo más de 30 enfrentamientos con soldados y estatales en diferentes puntos de la ciudad.  Y difícilmente ya podían llegar a la Fiscalía el Ejército a llevarse a Ovidio, pues estaba acorazado con su gente todo el edificio de la Fiscalía.

Como fue a las horas de pleno tráfico ciudadano la sociedad estaba resguardada donde le tocó estar en el momento que se desataron las balaceras, y las líneas de teléfono saturadas pues todos en el lugar que les tocó estar, trataban de saber dónde estaban sus familiares y como todos coincidían en que cerca escuchaban balazos, porque fue literal en casi toda la ciudad, ¡¡pues caos y psicosis total!!

Total, llegaron refuerzos aéreos y más de 15 helicópteros volaban por la ciudad disparando donde veían claramente que había convoys de sicarios en ciertos puntos, pero no tardaron mucho en irse pues tumbaron un helicóptero con un misil a la altura del poblado el diez.

A pesar de las informaciones confusas, sus abogados aseguran que Ovidio Guzmán López está vivo, bien de salud y en un lugar «a donde ni las Águilas se atreven».

Fue ahí cuando decidieron liberar a Ovidio y como se lo llevaba su gente a resguardar a algún lugar seguro para ellos, de nuevo comenzaron balaceras por toda la ciudad ya nomás para distraer la dirección de hacia donde se lo llevaban, todavía a media noche se seguían escuchando balaceras en puntos diferentes de la ciudad, la balacera duró alrededor de 11 horas con dos momentos de intensidad, el primero cuando rodearon la Fiscalía y cerraron puentes y entradas de toda la ciudad que fueron como 5 horas de balazos en la zona más transitada de Culiacán y después cuando lo liberaron otras 6 horas de balaceras a dispares para la distracción.

Todavía a las 7 am se siguieron escuchando esporádicamente balazos en diferentes zonas, pero ya muy a lo largo. Sigue la ciudad casi desierta pues ya comenzó a salir uno que otro carro y ya están sobre volando de menos 2 helicópteros la ciudad.

Para la sociedad en general nos da la sensación de que hubo nula inteligencia en la intención de atraparlo pues no estaban preparados ni para retirarlo de la ciudad a tiempo y con muchos más refuerzos listos. Un grave error que puso a toda la ciudad en riesgo total.

No estamos a favor del narco, de hecho, hasta un tanto en contra, pero creo que perfectamente saben cómo hacerle cuando en verdad quieren agarrar a alguien, usan tácticas muy sorpresivas y están preparados para todos los escenarios y con muchos refuerzos, nada parecido a lo que hicieron. Y menos que lo quisieron hacer en el justo lugar donde ellos tienen cerca todo su equipo, por eso ellos atendieron el llamado inmediato de refuerzos y con mucha más eficacia que el gobierno.

Resumen de la balacera

Lo que se sabe es 3 civiles muertos por balas perdidas y 13 civiles heridos. Más 7 solados muertos y 5 policías muertos y 13 agentes heridos. Y 4 sicarios muertos y heridos no se sabe pues todos se los llevaron.

Obviamente aprovechando la fragilidad de las autoridades en el penal, con un tanque tumbaron un muro y se dieron a la fuga también 53 reos.

Recomendaciones policiales

Las autoridades mexicanas recomendaron a los residentes de Culiacán que no salieran a la calle.

El caos y la incertidumbre se apoderaron el jueves de Culiacán, la capital del estado de Sinaloa, en el norte de México. Los testigos dijeron que se trató de una «situación de guerra», con balaceras y vehículos quemados en distintos puntos de la ciudad.

En un principio se informó de la detención por parte de las fuerzas de seguridad mexicanas de Ovidio Guzmán López, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Violencia en Culiacán: el secreto empresarial por el que sobrevive el cartel de Sinaloa a pesar del encarcelamiento de «El Chapo» en EU.

Qué se sabe de Ovidio Guzmán, el hijo de «El Chapo» por el que se desató una ola de violencia en Culiacán

Después se supo de su liberación, en medio de una total confusión sobre lo que sucedió y que mantuvo al país en vilo durante horas.

La información sobre el arresto de Guzmán López, de 29 años, conocido como «El ratón» y acusado de tráfico de droga en EE.UU., propició enfrentamientos entre fuerzas del orden y grupos de «civiles armados», sobre todo en la zona de la ciudad conocida como Tres Ríos.

Ante el recrudecimiento de la violencia, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública de México, informó que 30 oficiales de la Guardia Nacional y la Secretaria de Defensa Nacional (Sedena) fueron agredidos desde una vivienda mientras realizaban un patrullaje de rutina.

Nada se sabe

Las fuerzas de seguridad repelieron la agresión y tomaron control de la vivienda. Ahí encontraron a cuatro personas, entre las que identificaron a Ovidio Guzmán.

Esto «generó que varios grupos de la delincuencia organizada rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla. Otros grupos realizaron acciones violentas en contra de la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad creando una situación de pánico».

«Con el propósito de salvaguardar la integridad de la sociedad culiacanense, funcionarios del gabinete de seguridad acordaron suspender dichas acciones» continuó el secretario.

Declaración confusa

Las declaraciones crearon mucha confusión en los medios y en la ciudadanía. Y en un principio no quedó claro si las autoridades habían o no detenido al hijo del capo.

Posteriormente, ante la gravedad de la situación, el operativo se retiró sin Ovidio Guzmán López, que quedó en libertad.

«Alcatraz de las Rocosas»: así es ADX, la cárcel «supermax» de EE.UU. donde ingresó Joaquín «El Chapo» Guzmán

El secretario de seguridad de México confirmó a periodistas que esta decisión se tomó con el fin de proteger vidas.

Este viernes, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), dijo que apoyaba la decisión de su gabinete de seguridad de dejar en libertad al hijo de el «Chapo» Guzmán, pues «muchas vidas se encontraban en riesgo».

AMLO dice que apoya decisión de dejar en libertad al hijo de «Chapo» Guzmán porque «estaban en riesgo muchos seres humanos»

Según las autoridades, el saldo de los enfrentamientos fue de al menos 8 muertos, 16 heridos y 49 reos fugados del penal de Aguaruto de Culiacán.

«Tomaron decisiones que yo avalo porque se tornó muy difícil la situación», aseguró el mandatario mexicano el viernes, en su tradicional rueda de prensa de las mañanas.

También en la mañana del viernes se reveló que la patrulla atacada iba con la misión específica de detener a Ovidio Guzmán López.

«Está libre y a salvo»

El jueves, el abogado de la familia Guzmán confirmó al grupo informativo Milenio que Ovidio Guzmán estaba libre y a salvo, después de que por algunas horas la familia no supiera de su paradero.

«Gracias a dios ya apareció Ovidio», dijo el abogado José Luis González. «A lo mejor se equivocaron y lo confundieron con otra persona. Pero lo que puedo confirmar es que está bien».

A lo largo de la jornada, las autoridades pidieron a los residentes que no salieran a la calle hasta que se recobrara la calma.

En videos difundidos por redes sociales se podía ver a civiles disparando armas largas y patrullando la ciudad, así como vehículos en llamas y bloqueos en distintos puntos de la ciudad.

BBC Mundo no pudo corroborar de forma independiente la autenticidad de los videos.

Fuga de un penal

En este contexto, el titular de Seguridad Pública del estado de Sinaloa, Cristóbal Castañeda, dijo en una conferencia de prensa este viernes que siguen buscando a los presos fugados del penal de Aguaruto de Culiacán.

Castañeda no dio detalles sobre si estos presos son parte de alguna banda delictiva, si bien puntualizó que algunos de los internos estaban presos por el delito de robo.

También aclaró que si bien en un primer momento se habló del fallecimiento de dos guardias, estos habían sido retenidos por los delincuentes y posteriormente liberados.

El Chapo Guzmán, exlíder del cartel de Sinaloa, fue condenado a cadena perpetua en EU.

La acusación principal fue participar en una empresa criminal de manera continua entre 1989 y 2014, además de distribuir cocaína y conspiración para cometer asesinato.

Ahora el control del cartel de Sinaloa está en las manos de Ismael «el Mayo» Zambada y los hijos de «el Chapo», uno de ellos Ovidio. El jueves, las autoridades mexicanas fallaron en su captura.

López Obredor se defiende

«Liberarlo era una salida humanitaria para evitar la muerte de decenas de inocentes», declaró el presidente mexicano Andrés López Obredor.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO),  defendió la decisión de liberar a Ovidio Guzmán.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, respaldó este viernes la decisión de su gabinete de seguridad de dejar en libertad a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera, tras el sangriento enfrentamiento que se registró con la policía en Culiacán, Sinaloa.

Las autoridades confirmaron este viernes que los enfrentamientos dejaron al menos 8 muertos, 16 heridos y 49 reos fugados.

Las autoridades mexicanas no logran detener a uno de los hijos de “El Chapo” tras una jornada de gran violencia en Culiacán

¿Qué se sabe de Ovidio Guzmán, el hijo de «El Chapo» por el que se desató una ola de violencia en Culiacán? «No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas», dijo López Obrador en su rueda de prensa diaria. «Estaban en riesgo muchos seres humanos», subrayó.

Su postura y la actuación gubernamental en el suceso en Culiacán generó una gran polémica en el país, reflejada en la prensa y en las redes sociales, que se inundaron con mensajes en contra el gobierno.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario

 Vulnerability scanner