Hija de Aida Merlano recuperó su libertad

358

“La Fiscalía no actuó con transparencia ni lealtad”, dijo la funcionaria judicial. También quedó libre el odontólogo Javier Celys.

Por Chachareros/apoyo Colprensa/semana.com

Aída Victoria Merlano Manzaneda, hija mayor de la excongresista Aida Merlano Rebolledo, en la actualidad prófuga de la justicia, recuperó este martes su libertad por considerar la jueza que atendió el caso en los juzgados de Paloquemao, en Bogotá, que “no hay elementos para mantenerla en prisión”.

Advirtió la funcionaria judicial que, en cambio, la joven afrontará cargos por cómplice de la fuga de su progenitora y utilización de menores en libertad. «La Fiscalía no actuó con transparencia ni lealtad», declaró la jueza al calificar como una actuación grosera de la Fiscalía y deja libre a la hija de Aida Merlano.

Con un duro pronunciamiento en el que en forma reiterada se cuestiona la «grosera» actuación de la Fiscalía, una jueza de Paloquemao ordenó la libertad inmediata de Aida Victoria Merlano, hija de la excongresista fugada, y del odontólogo Javier Guillermo Celys.

La funcionaria judicial tomó la decisión no sin antes cuestionar que el ente investigador hubiera tocado las puertas de varios despachos de Paloquemao para ver cuál de los jueces avalaba la orden de captura a los señalados. De hecho, cuestionó que el ente acusador hubiera omitido esta información al pedir una medida de aseguramiento, de modo que a la funcionaria judicial no se le informó que en dos ocasiones los jueces se negaron a emitir una orden de captura contra la joven y el odontólogo.

El regaño de la Jueza

Fueron los primeros momentos amargos de Aida Victoria Merlano Manzaneda, al ser capturada en Barranquilla en una actitud calificada por una Jueza de Paloquemao, Bogotá, como «grosera y autoritaria».

«¿De verdad ustedes creen que esta niña puede obstruir la justicia?», señaló la funcionaria judicial al cuestionar que no ve cómo el odontólogo Javier Guillermo Celys pudieron obstruir el desarrollo de esta investigación. La jueza adoptó los argumentos del Ministerio Público y decidió no conceder la medida de aseguramiento solicitada por la Fiscalía.

Según la jueza, la sola gravedad aparente de los hechos no es suficiente para imponer esta medida privativa de la libertad, por lo que la Fiscalía debía demostrar que esta era necesaria. Por el contrario, de acuerdo con la jueza, el ente acusador no solo no logró demostrar que Aida Victoria Merlano podía llegar a interferir u obstruir la labor de las autoridades, sino que los argumentos del Fiscal fueron desproporcionados.

Procuraduría había pedido lo mismo

En la audiencia que definirá si se le impone medida de aseguramiento contra Aída Victoria Merlano y el odontólogo Javier Cely, por estar supuestamente implicados en la fuga de la excongresista Aída Merlano Rebolledo, la Procuraduría General de la Nación solicitó dejar en libertad a Aída Victoria Merlano y al odontólogo Javier Cely.

“La Fiscalía no argumentó los fines constitucionales de la medida de aseguramiento”, dijo la representante del ente de control.

Merlano Manzaneda y Cely Barajas, de acuerdo con la Fiscalía, hicieron parte del plan de escape de la interna de El Buen Pastor que purgaba una pena de 15 años por delitos electorales, de acuerdo con sentencia proferida por la Corte Suprema de Justicia.

Durante la audiencia del sábado anterior, que se extendió durante todo el día, el ente acusador expuso que Merlano Rebolledo se valió de la ayuda de sus hijos y del dentista para escapar de una altura de 4.5 metros deslizándose por una cinta de rapel desde la ventana del consultorio 318 de Centro Médico La Sabana, ubicado en el norte de Bogotá.

Por esa supuesta colaboración les imputaron cargos por uso de menores en la comisión de delitos y complicidad en fuga de presos, delitos que no aceptaron ante el despacho judicial.

Para el fiscal del caso estos delitos son de “la mayor gravedad”, en especial el de la fuga de presos porque requiere de muchos requerimientos y es un engranaje enorme en la que, además, involucraron a un menor de edad.

Su cambio de nombre

Aida Victoria Merlano Manzaneda nació en Barranquilla el 20 de mayo de 1999, en el hogar formado por José Manzaneda Vergara y Aida Josefina Merlano Rebolledo, nacida en Barranquilla hace 43 años, abogada de egresada de la Universidad Libre de su ciudad natal. Aida también se cambió el nombre, como hace poco lo hizo su hija, pero por otro motivo: detestaba el segundo nombre, ‘Josefina’. Se lo quitó y quedó simplemente como Aida Merlano Rebolledo.

En cambio su hija hizo el cambio dos veces. La primera vez porque hubo un error en la Registraduría por el tipo de sangre. Y en la segunda vez por motivos de seguridad, ya que una noche, al salir de la Universidad del Norte en un taxi, notó que la seguía una camioneta cuatro puertas, blindada y con  vidrios polarizados, según le alertó el conductor, un pensionado del Grupo Antisecuestros de la Policía (Gaula), experto en seguridad personal.

El plan del conductor fue que se agarrara bien del espaldar de la silla (ella venía en el asiento trasero), porque iba a acelerar al máximo, y que cuando llegaran a la puerta del edificio en donde vivían en ese entonces (edificio Villa Tivoly, frente a Villa Carolina), estuviera alerta porque frenaría en seco para que ella tuviera tiempo de salir corriendo y gritando ¡auxilio, auxilio! El plan dio resultados, porque la camioneta de manera inmediata desapareció del panorama. Al día siguiente acudió a la Notaria Octava a cambiar de nombre, por motivos de seguridad, y desde entonces aparece en su cédula de ciudadanía como Aida Victoria Merlano Manzaneda.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario