Carlos Zambrano murió 14 días de ser alcalde de Baranoa por segunda vez

311

En las más recientes encuestas había repuntado hasta superar a su principal oponente Roberto Celedón.

 

Por Chachareros

Las manifestaciones de Carlos Zambrano convocaban a gentes de todos los sectores de Baranoa, atraídas por su perfil de hombre honesto y consagrado al servicio público.

En las más recientes encuestas Carlos Zambrano Palacio, avalado por el partido Movimiento Alternativo Indígena y Social (Maís), había logrado superar en la intención de votos a su principal oponente Roberto Celedón para el debate de este 27 de octubre, es decir, 14 días antes de ir a las urnas, pero lo sorprendió la parca en la madrugada de este lunes mientras reposaba en casa para cumplir otra apretada agenda durante el día festivo.

Nacido en Plato, Magdalena hace 60 años, Zambrano se mudó a Baranoa desde muy joven y de inmediato emprendió con vigor su carrera política. Fue Diputado a la Asamblea del Atlántico y dos veces concejal (1995-1997 y 2001-2003)

En el debate del 2003 se lanzó a la Alcaldía y ganó de manera amplia para el periodo 2004-2007. Este hubiera sido su segundo periodo al frente de los destinos del municipio atlanticense que lo acogió como hijo propio.

De acuerdo con el concepto del jurista Alfonso Camerano Fuentes, “lo lamentable del partido Maís es que ya vencieron los términos para sustituir a Zambrano debido a su fallecimiento. Porque, inclusive, ya los tarjetones están elaborados. Y los votos que se depositen por Zambrano no tienen ningún efecto”.

Algunos líderes de su movimiento anunciaron que se hará una asamblea para seguir con las banderas de Carlos Zambrano, y tomar la decisión de apoyar al candidato a la Gobernación Nicolás Petro Burgos, por estar también avalado por Maís, además de la Colombia Humana-UP, Alianza Verde y Polo Democrático. El dirigente precisó que “ese es un imperativo que nos impone la Constitución y la Ley, por cuanto votar por un candidato a gobernación o alcaldía, asamblea o concejo, que sean de partidos contrarios a Mais, sería una doble militancia, que es castigada por esas normas”.

En la contienda por la alcaldía de Baranoa quedan: Roberto Celedón, María Elena Anaya, Carmen Algarín, Amelia Lamadrid y Anderson Meza.

Denunció a los paramilitares

Carlos Zambrano era un hombre sencillo y afable, muy escuchado por la juventud de Baranoa, que siempre vio en él al líder político con el perfil de derrotar la politiquería y la corrupción en dicho municipio.

En Baranoa y en el Atlántico se le recuerda por su temple y valentía al ser el primer alcalde en denunciarla nefasta y descarada injerencia paramilitar en el Atlántico

El candidato había suspendido actividad proselitista la semana pasada por su estado de salud.

Como alcalde de Baranoa en representación del partido Polo Democrático Alternativo en el periodo 2004-2008, el ahora fallecido Carlos Zambrano Palacio fue tal vez el primer mandatario municipal del Atlántico en denunciar la injerencia del paramilitarismo en la política y administraciones de los entes territoriales del departamento; reconocieron este lunes copartidarios e incluso opositores.

Rechazó el intento de manipulación del que trató de ser objeto su alcaldía por el frente José Pablo Díaz de las autodefensas, que manejaba Edgar Ignacio Fierro Florez, alias Don Antonio.

Igualmente denunció la presencia paramilitar en el casco urbano y en las localidades rurales de Baranoa, donde ejercían la extorsión e incluso cometieron homicidios.

Esto le valió múltiples amenazas de muerte de esta organización al margen de la ley, e intentos de asesinato de los que salió bien librado.

“Se resistió a ponerles a su disposición la contratación del municipio, los rechazó de plano, y sufrió por eso, pues su tranquilidad se vio mermada ante las amenazas”, recordó ayer desde esa población Amira Silvera, seguidora del fallecido candidato.

El paramilitarismo finalmente no logró su cometido de asesinarlo, y tampoco logró permear la administración con el tema contractual y de burocracia, como también pretendía.

Zambrano Palacio había suspendido la semana pasada actividad proselitista aquejado de serios problemas de salud.

De acuerdo con fuentes cercanas a la campaña del aspirante, este padecía problemas gástricos y obstrucción en vías circulatorias, lo que, sumado al estrés propio de las arduas jornadas de recorridos a barrios, reuniones, manifestaciones y encuentros casa a casa, que requería la campaña, lo descompensó en su sistema inmunológico.

Por esta razón la semana pasada tuvo que suspender todas las citas y programas con sus seguidores; y fue recluido en el Hospital de Sabanalarga.

La misma fuente manifestó que una importante clínica privada de Baranoa se negó a atenderlo porque Zambrano carecía de recursos, lo cual lo llevó a trasladarse al vecino municipio de Sabanalarga, en cuyo hospital se produjo su deceso a las 3 de la madrugada de este lunes festivo.

Zambrano Palacio estaba casado con la docente Juliana Lemus, oriunda de Baranoa, de cuya a unión no quedan hijos.

Residía en el barrio Ciudadela de la Paz, situado en la entrada de ese municipio, un proyecto popular de vivienda entregado por el Gobierno a desmovilizados de grupos armados.

Una de las banderas de lucha de Zambrano Palacio fue las denuncias contra el servicio que presta la empresa Electricaribe.

“Él no solo se refería al pésimo suministro de la energía eléctrica, con sus constantes cortes y suspensiones abruptas, sino también a las altas tarifas, era partidario de buscar un nueve ente o meter en cintura a este”, declaró Carlos Miguel Prieto, uno de sus seguidores en Baranoa.

También combatió fuertemente la corrupción política en el municipio, y prometía una administración de obras y transparente en materia de contratación alejada de prácticas corruptas.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario

 Vulnerability scanner