Una comunidad en Resistencia

217
Nuestra Chacharera Melissa Ochoa, nos comparte su experiencia en la visita  realizada a uno de los sectores más vulnerables del país.

Por, Melissa Ochoa 

La Comuna 13 de Medellín fue una temida zona urbana por la ola de violencia que se vivía en ésta metrópolis durante dos décadas comprendidas entre 1980 y 1990, designó tristemente  a Medellín como la ciudad más peligrosa del mundo, El narcotráfico y la figura de los ‘Capos’ se movía en la atmosfera nacional e internacional y el conflicto interno de Colombia contra las guerrillas y demás formas de grupos armados al margen de la ley era el pan de cada día y gran parte del problema anido en la temida comuna en donde miles de víctimas inocentes tuvieron que aprender a sobrevivir.

Como si fuera poco el olvido del Estado era una constante. en el 2002, durante la primera presidencia de Álvaro Uribe Vélez se llevaron a cabo dos de las operaciones militares más indiscriminadas en la historia reciente de Colombia y que, pese a tener la misión de retomar el control político tuvo como resultado lo que se conoce hoy como la fosa común urbana más grande del mundo, que dejó además de víctimas, cientos de desaparecidos.

la historia de la Comuna 13 cambia gracias a la intervención de sus habitantes que cansados de vivir en esa violenta realdad exigen la paz con un acto de rendimiento masivo y con herramientas ciudadanas como la implementación de unas escaleras eléctricas que cambia la fachada de la zona y las dinámicas sociales hoy en día marcadas por el emprendimiento, el arte y la cultura ciudadana.

Hoy la Comuna 13 es una historia de superación que ha inspirado al mundo entero y que cada día recibe a cientos de turistas, sociólogos, artistas que buscan conocer de cerca no solo la verdadera historia de lo que le tocó vivir a sus habitantes, también como cambiaron lograron salir del estigma y del anonimato social.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario