Raimundo Cuesta de excelente goleador a volante mixto

857

Jugó tres temporadas en el Junior: 1986, 1987 y 1988.

Por: Francisco Figueroa Turcios

Raimundo Cuesta

Un balón de fútbol era el único vehículo para que Raimundo Cuesta Barros, hiciera su proyecto de vida ante el difícil situación que vivía su núcleo familiar.

»   Mis padres, Medardo Cuesta y Matilde Barros, solo nos brindaban estudios hasta el bachillerato ya que nosotros eramos una familia numerosa de 14 hermanos.

Yo estudie en el colegio Barranquilla para varones hasta cuarto bachillerato pero pase a estudiar de noche en el colegio Simón Bolívar para poder practicar el fútbol.

Mi madre, Matilde,  era tremenda matrona tenia un restaurante en la casa donde vendía un promedio de 300 almuerzos diarios a  los albañiles o cuando no había construcción viajaba a Maicao para comprar y vender  mercancía.
Mi padre, Medardo, trabajaba en las empresas publicas municipales como conductor. No fue fácil mi infancia» revela Raimundo Cuesta sobre su entorno familiar y parte académica.

Trayectoria en Junior

Raimundo Cuesta

Raimundo Cuesta, logró llegar a Junior, luego de jugar en el equipo Cooempresas en el barrio El Carmen, gracias a  la recomendación de  su hermano Ariel, quien fue  el referente de la familia porque  logró integrar la selección Colombia de Humberto ´Tucho´Ortíz donde además estuvo Didí Valderrama, Pedro Sarmiento  y Norberto Peluffo.

«Cuando llegué a las  Divisiones menores de Junior ,comencè jugando en la tercera categorìa. Ahì  arrancò mi proceso  como futbolista con grandes formadores como Othon Alberto Dacunha , Heleno Gutiérrez,  Antonio Julio de la Hoz, Eduardo Carrillo y  Chicho Martínez, gracias a Dios contamos con suerte de estar en buenas manos» reflexiona Raimundo sobre sus inicios en Junior.

Raimundo Cuesta, siempre jugó de delantero hasta que llegó al campo profesional. «Siempre jugué de centro delantero goleador mi mayor virtud el juego aéreo y era fuerte a la marca férrea de los defensas rivales.

Cuando llegue al profesionalismo el profesor Eduardo solari me coloca de volante mixto en mi debut ante el Unión Magdalena en partido amistoso. Recuerdo que me dijo. ´ Tranquilo juega de volante mixto, no te preocupes que yo te respaldo´.

Raimundo Cuesta en su debut remata ante la mirada de jorge Porra

El experimento de Eduardo Solari, de colocar a Cuesta de volante de marca durante el primer tiempo no dio resultados, y más que eso mereció duras críticas. Sin embargo, para el segundo tiempo, no tuvo la función específica  de marcar, y por el contrario ofició de volante mixto, es decir con libertad para desdoblarse cuando la circunstancia lo exigieran y lanzándose al ataque cuando las posibilidades son propicias.

Y de verdad, que en esa posición, Raimundo, dio resultados, imponiendo  ritmo, dinámica, energía, personalidad, fuerza y seguridad  y gran estado físico. Junior ganó en Raimundo, un gran volante mixto, pero perdió un gran goleador como lo demostró  en su carrera futbolisticas en las diferentes categorías del cuadro ´Tiburón´.

Raimundo Cuesta, debutó oficialmente en el fútbol profesional colombiano  el domingo 23 de febrero de 1986 en el partido en que Junior igualó al América a dos goles en el estadio ´Romelio Martínez´.

«Antes de los partidos Solari me decía cuando uno entra a la cancha siempre debe tener un cuchillo entre los dientes. Un palo en la mano izquierda  o un revólver en la mano derecha para que no te pase ningún jugador por su zona…» revela Raimundo Cuesta sobre la forma como debía actuar en la cancha.

Tarjeta roja en partida doble

Raimundo Cuesta

Raimundo Cuesta, Jugò en Junior en los años  1986 1987 . A mitad de año 1987 juega en Deportivo Pereira. 1988  regresó a Junior con el técnico José Varacka.

«A raíz de la salida de José Varacka fue encargado Carlos  Peña la direcviòn tècnica de Junior. Fuimos a una gira a Venezuela. En el primer partido de la gira me expulsan a los  5 minutos.  Peña decide no contar conmigo por mi temperamento, es decir que también me sacó tarjeta roja» recuerda Raimundo Cuesta, cuando le sacaron tarjeta roja en partida doble.

La pesadilla en Junior para Raimundo Cuesta, no terminarían con la llegada de Miguel Ángel ´Zurdo´ López.

» Cuando llegó el ´Zurdo´ López , pensé que se me había terminado la pesadilla en Junior, pero estaba equivocado porque Carlos Peña  me referenciò mal ante el técnico argentino porque  nunca me tuvo en cuenta.

Junior: Héctor Cortina, Pedro Blanco, Carlos Goyén, Daniel  Kuchen, Raimundo Cuesta y Alexis Mendoza. Abajo. Didí Valderrama, Carlos Araújo, Juan Carlos Abello, Julio César Uribe y William Rico.

Cuando llegó  Raúl ´ Toti´ Iglesias que casi nunca entrenaba andaba como se dice entre paños. En un entrenamiento  el técnico ´Zurdo´López por fin me dio la oportunidad  de jugar. Me  coloco de  defensa central. Antes de comenzar el partido el técnico me dijo: ´Cuestica, cuidao con maltratar  al  ´Toti´´. lo primero que hice fue meterle su zapatazo. De inmediato el Zurdo López  me saco  del partido. Y voz en cuelllo me dijo. ´Usted es el enemigo numero de Junior´. A  partir de ese momento no tuve más relación con el técnico López » reseña Raimundo Cuesta sobre las dificultades en el Junior.

Sin duda que ser un jugador temperamental fue un pecado capital para Raimundo Cuesta, así lo acepta el jugador barranquillero que esta radicado en Pereira donde se casó con Adriana Galindo.

«Si a mi el temperamento me influyo mucho y tambien el jugar en una posicion que desconocía yo no sabia marcar, mi fuerte era hacer goles», anota Raimundo sobre los factores que influyeron para no triunfar en Junior.

 

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Deja un comentario