El nombre del puente es Pumarejo, ¡y punto!: Iván Duque

323

El mandatario dio las últimas paladas a la única loza que faltaba para el cierre de la portentosa nueva obra  que reemplaza al viejo viaducto inaugurado en 1974.

Por Rafael Sarmiento Coley

 

En su extenso periplo de dos días en Barranquilla, el presidente de la República se dio el gusto de chupar buen sol y gozar de una llovizna grata que no alcanzó a mojarlo del todo, porque siempre estuvo bajo el paraguas protector de su consejera presidencial para las regiones, la muy eficiente barranquillera Karen Abudinen.

Uno de los más importantes actos del periplo presidencial en esta sección del país, además de sus ya famosos talleres que lo acercan a las comunidades, fue echar las últimas paladas de concreto a los pocos metros que faltaban para unir el tablero de los 3.237 metros de longitud; con una altura (gábilo) de 45 metros (lo que permitirá navegar por debajo embarcaciones de considerable altura, no como el viejo Pumarejo, que fue construido a la brava a imagen y semejanza del presidente de entonces, Carlos Lleras Restrepo, que medía 1.57 de altura, y, por eso, como le gritó en el Palacio Presidencial uno de los delegados barranquilleros que medía 1.89, “es que nosotros queremos un puente alto como yo, no chiquito como usted”, lo que ocasionó la rabieta del mandatario, a quien a sus espaldas le decían ‘cascarrabias’. Y de un salto se paró de la silla y grito: “¡el puente se hará como yo diga! La reunión ha concluido”.

Homenaje a Pumarejo

El presidente de la República, Iván Duque, y el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, se disputan la pala para echar los últimos centímetros de mezcla de cemento y piedra para cerrar el tablero del nuevo Puente Pumarejo.

El 6 de abril de 1974 cuando el entonces presidente de la República Misael Pastrana Borrero vino a inaugurar el puente más largo sobre el Río Magdalena, trajo debajo el brazo, bien enrollado, el nombre que, por ley, llevaría la nueva obra, ‘Laureano Gómez Castro’. Y, no bien terminó su discurso, cuando ya los operarios estaban clavando la placa con el nombre del puente. Un nombre absolutamente extraño al sentir de los barranquilleros y costeños en general, que ya de antemano le habían puesto el nombre de sus afectos al viaducto: ‘Puente Pumarejo’.

Alberto Pumarejo Vengoechea, quien luchó en vida para que se hiciera el puente que ahora lleva su nombre.

Y es que esos son los errores absurdos que cometen los políticos. Nadar contra la corriente del sentimiento del pueblo. De un pueblo que había manoseado, conocido, y charlado de tú a tú con uno de los prohombres del Caribe colombiano, como lo fue Alberto Pumarejo Vengoechea (abuelo del actual candidato a la alcaldía barranquillera, Jaime Pumarejo Heins), nacido en Barranquilla en 1883 (murió en 1970 siendo alcalde de la ciudad), con estudios en Barranquilla, Bogotá y Paris; un ejemplar emprendedor y político intachable, fundador de la banca barranquillera; cofundador junto con Juan B. Fernández Ortega y Luis Fernando Manotas Llinás del primer diario liberal que hubo en la ciudad (El Heraldo); dos veces gobernador del Atlántico; tres veces Alcalde de la ciudad, dos veces ministro y presidente encargado durante la administración de su pariente cercano, Alfonso López Pumarejo.

Por eso, a los pocos días de haber sido pegada la placa con el nombre de Laureano Gómez Castro, el pueblo la desprendió y la lanzó al Río, y a brocha gorda, en letra que se viera desde kilómetros de distancia, lo bautizaron para siempre “Puente Pumarejo”. Poco después el consagrado escritor Marco Aurelio Álvarez compuso la famosa canción “Puente Pumarejo”, grabada en son de porro por la orquesta venezolana Los Melódicos de Renato Capriles en la voz de Víctor Piñero.

La más productiva carrera política y diplomática la desarrolló Alberto Pumarejo en el gobierno de su primo Alfonso López Pumarejo.

El puente viejo, por las rabietas de Lleras Restrepo, se hizo chiquito como él: 1.536 metros de largo, 12 metros de ancho, una altura o gábilo de 16 metros, lo que acabó impunemente con la navegación de los grandes barcos por debajo de dicho viaducto.

Una obra futurista

¡Eh ahí el viaducto puente viejo, y el nuevo y portentoso ‘Puente Pumarejo que este viernes recibió las últimas puntadas de su estructuras de manos del presidente Iván Duque.

Este viernes el presidente de la República, Iván Duque Márquez, sin ocultar su satisfacción, anunció que esta nueva obra conecta a Colombia con el mundo, al facilitar la navegación desde el centro del país, hacia los mares del mundo, para lo cual lo que falta ahora es acelerar el proceso de adjudicar a un nuevo concesionario, bajo la figura de una Alianza Público-Privada (APP), para recuperar la navegabilidad del Río Magdalena desde La Dorada (Caldas), hasta Bocas de Cenizas. Señaló, además, que el nuevo puente sobre el río Magdalena será el más ancho del continente y el segundo más ancho del mundo.

Duque, quien llegó en horas de la mañana de este viernes en compañía de varios de sus ministros, con el fin de hacer entrega e inspección de obras, detalló que el nuevo puente sobre el río Magdalena será “el más ancho del continente, el segundo más ancho del mundo y quizás una de las obras mas importantes del país”.

Al ser consultado sobre sí la estructura llevará el nombre de ‘Pumarejo’, dijo: “El nombre es Pumarejo; yo lo llamo así, Pumarejo”.

Por su parte, el director general del Instituto Nacional de Vías (Invías), Juan Esteban Gil, manifestó que el nombre del nuevo puente sobre el Magdalena quedará oficializado en decreto o ley para finales de diciembre.

“La actividad relacionada con el nombramiento del nuevo puente quedará listo para cuando sea inaugurado”, dijo el director de la entidad al ser consultado sobre ‘el bautizo’ del viaducto.

“Con Guaidó no hay problema”

Además de sudar la gota gorda echando concreto en el nuevo puente, Duque también recorrió la Circunvalar de la Prosperidad, donde se entregó el segundo tramo de esta vía que une a Galapa con la Vía al Mar y el sector de las Flores en Barranquilla. Durante este recorrido el presidente de la República se refirió también a la polémica por la circulación este jueves en redes sociales de un par de fotografías del presidente interino reconocido por más de 50 países, Juan Guaidó, junto a supuestos integrantes de la banda Los Rastrojos.

Duque indicó que el Gobierno colombiano facilitó su entrada al territorio. “Se recibió en territorio colombiano y se protegió en territorio colombiano”, sostuvo Duque.

También afirmó que Guaidó es “un héroe, defensor de su pueblo. Es un hombre que ha tenido la entereza y valentía de enfrentar a un dictador y a una dictadura que ha perseguido a todos los opositores. Por eso, más allá de las explicaciones que ha dado, que a mí me parecen satisfactorias, lo que necesitamos decir es el respaldo al pueblo venezolano para que recupere rápido su libertad”.

 

 

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario