Mafias de medicamentos siguen metiéndole goles a Invima

343

Desmantelaron en Colombia una red de contrabando que ingresaba medicinas en mal estado desde Ecuador y Venezuela.

Por Chachareros/EFE

 

 

En un operativo trabajado en forma paciente por la Fiscalía, fueron detenidas 16 personas e incautada más de una tonelada y media de medicamentos vencidos y «alterados». La Fiscalía informó que «se ofrecían a precios inferiores a los que normalmente tienen en el mercado».

En la mayoría de los casos son medicamentos inofensivos, pues se trata de placebos elaborados con azúcar, talcos o harinas.

Lo grave es que, en medio de los placebos, también camuflan drogas con el principio activo alterado, lo cual puede resultar mortal si el paciente es alérgico a algunas de esas sustancias, o la dosis de la base del remedio es superior a lo recomendado por el galeno. En ese caso el paciente podría verse gravemente afectado por una sobredosis.

Con este suman cinco operativos en las mismas circunstancias y modalidades, lo que tiene en extrema alerta al Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), que dirige Julio César Aldana, un eficiente profesional oriundo de Sahagún, Córdoba.

Una lucha implacable

El Invima, la Fiscalía y otros organismos de control piden la colaboración a farmacéuticas y propietarios de droguerías de barrio y farmacias de cadena colaborar para doblegar estas peligrosas mafias que son un peligro para la salud de los colombianos.

Aldana anunció que se redoblarán todos los controles “para garantizarles a los colombianos que los medicamentos, alimentos y bebidas que adquieren en establecimientos de reconocida ética y moral, son de buena calidad y no ponen en riesgo su salud. En eso estamos trabajando duro y parejo”.

 

Las autoridades colombianas aseguran que fue un operativo “muy exitoso, el haber logrado desarticular esta tenebrosa red criminal que ingresaba al país medicamentos de contrabando, muchos de ellos en mal estado y vencidos, desde Ecuador y Venezuela para venderlos en varias regiones”, informó este domingo la Fiscalía.

En diligencias judiciales realizadas en las caribeñas ciudades de Santa Marta y Cartagena de Indias, así como en Medellín, capital del departamento de Antioquia (noroeste), fueron capturadas 16 personas que al parecer hacían parte de esa red que ingresaba los productos vencidos al país y los modificaba para ponerlos a la venta en droguerías.

En la operación, las autoridades también se incautaron de más de tonelada y media de medicamentos «que habrían sido alterados y estaban listos para ser comercializados».

Las autoridades colombianas arrestaron a 16 personas (@FiscaliaCol)

Esos productos farmacéuticos «vencidos y en mal estado», detalló la Fiscalía en un comunicado, eran movilizados en vehículos que no cumplían con las condiciones sanitarias para su conservación desde las fronteras hasta Cartagena de Indias y Santa Marta, donde se alteraba «su composición, empaques y sellos de fabricación y de caducidad».

Luego, los medicamentos eran vendidos y enviados a farmacias del departamento de Antioquia en donde «se ofrecían a precios inferiores a los que normalmente tienen en el mercado».

El CTI de la Fiscalía tiene un personal altamente calificado para hacer los estudios con los más modernos equipos para establecer la calidad de los medicamentos revisados.

Esas medicinas modificadas servían para tratar enfermedades como hemofilia, diabetes, artritis y cáncer, así como había analgésicos, antivirales, anticonceptivos, antialérgicos, antidiarreicos y antibióticos, entre otros productos «catalogados de alto costo o de uso institucional».

Los medicamentos estaban vencidos y en mal estado (@FiscaliaCol)

Los detenidos fueron imputados por los delitos de concierto para delinquir, corrupción de medicamentos, usurpación de derechos de propiedad industrial y enajenación ilegal de medicamentos.

De los 16 capturados, siete fueron enviados a cárceles y los otros nueve recibieron detención domiciliaria. Las medicinas provenían desde Ecuador y Venezuela (@FiscaliaCol)

En la operación participaron cuatro fiscales y 120 investigadores de la Dirección Especializa contra las Violaciones a los Derechos Humanos de la entidad, así como hubo apoyo del Ejército, la Secretaría de Salud de Antioquia y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario