Persistencia del pasado

285

Ascienden las extremas derechas en el mundo y se despiertan diferentes rebeldías populares.

EL COMENTARIO DE ELIAS

Por, Jorge Guebely

Ascienden las extremas derechas en el mundo y se despiertan diferentes rebeldías populares. Resultan insoportables e inhumanas sus ambiciones dictatoriales, sus deseos de implementar regímenes verticales de largo aliento. Existen pueblos que ya no aceptan la sumisión dañina, señal de que crece una nueva conciencia con enorme sentido de dignidad.

Donald Trump encabeza el lamentable suceso histórico. Político básico, jefe de un imperio con influencia real en gran parte del planeta. Regaña vulgarmente a quienes cuestionan sus dictámenes. Desconoce los modales de la diplomacia política. En sus excesos, utiliza las armas comerciales para doblegar a los contrincantes, amenaza a China, México, Corea del Norte, Canadá…

Las amenazas sobre Irán han sido contraproducentes. El imperio, que actúa como policía del mundo, se opone al programa para fabricar bombas atómicas. Obama conjuró el peligro con el diálogo y un acuerdo respetable entre las dos naciones: se disminuía el embargo a cambio de abandonar el programa atómico. Pero Trump lo rompió tan pronto llegó a la Casa Blanca mediante la fabricación de un argumento político. Quería someter al Irán por la fuerza reimponiendo el embargo total.

Múltiple fue el resultado. La inflación en Irán subió a más del 50%, la situación económica se volvió insostenible. Sin embargo, contra todo pronóstico, el pueblo iraní se enfureció con la política Trump y apoyó aún más a los ayatolas. Peor aún, está exigiendo más radicalización. Una guerra en el Estrecho de Ormuz asoma a la distancia según Eurasia Group.

Suerte similar pero distinta para Colombia. Las amenazas del Norte no van contra la guerrilla, sino al gobierno Uribe-Duque como lo hizo recientemente con la desertificación. Gobierno nuestro que, por ser de extrema-derecha, rechaza cualquier diálogo. Prefiere hacer trizas los acuerdos de Santos como Trump con los de Obama. Quiere someter militarmente a la guerrilla, pero cuenta con un ejército ineficaz, contaminado con muchas ovejas negras, fracturado en su interior, que no gana ninguna guerra y apenas sirve para la mala defensa de las elites colombianas. Prefiere la guerra que, como lo piensa Trump, produce miles de votos, aunque también, miles de pobre muertos pobres, víctimas que carecen de valor humano para el poder.

Previsibles las consecuencias, volvimos nuevamente a la guerra crónica, al rearme de las guerrillas, a los secuestros, a las emboscadas de soldados y policías, a los falsos positivos… Volvieron las masacres, los desplazados y la inseguridad ciudadana en los campos y ciudades. Nuevamente regresamos al peor de los mundos, al mundo uribista, al mundo de la extrema-derecha internacional.

jguebelyo@gmail.com

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario