«No queremos que ningún municipio pierda recursos de regalías»

324

Este lunes el presidente Iván Duque presidió un consejo de gobierno múltiple con ministros, consejeros de región, políticos, de entes territoriales y directora de DNP.

Por Rafael Sarmiento Coley

Gloria Alonso Másmela, director del Departamento Nacional de Planeación, una de las protagonistas de la primera mesa de trabajo del Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia. Pacto por la Equidad».

Lo primero que hizo este lunes la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Gloria Alonso Másmela, tras salir de la primera sesión de la mesa de equidad, instancia del Gobierno Nacional presidida por el mandatario Iván Duque Márquez, fue declararse satisfecha por la hoja de ruta que se definió para comenzar de inmediato.

Con una aclaración, con respecto a la mala interpretación de las declaraciones que concedió en Barranquilla a un diario local, en el sentido de que ella no quiso decir que por la desidia de muchos alcaldes se iban a perder miles de millones de pesos de regalías, que no llegarían a los municipios por presuntos errores en la elaboración de los proyectos de desarrollo y la falta de voluntad para hacerles seguimiento.

“Nada de eso quise decir. Lo que pretendí fue prender las alarmas para que todos esos alcaldes que terminan sus mandatos en diciembre, y que tienen proyectos importantes atrasados por falta de seguimiento a los mismos, tienen que pellizcarse, pedir ayuda a planeación de la Gobernación y al DNP, en donde desde hace nueve meses siempre hemos estado a disposición de estos funcionarios porque sabemos de sus limitaciones y dificultades. Ellos no se pueden ir en diciembre sin pena ni gloria. Sin dejar una huella perenne en su pueblo”, señaló Gloria Alonso.

Mesa fructífera

Con el liderazgo del presidente de la República, Iván Duque Márquez, este lunes se puso en marcha la Mesa de Equidad, instancia del Gobierno Nacional que establece las directrices a sus entidades para la aplicación de políticas tendientes a reducir la pobreza en Colombia.

La creación de esta Mesa tiene como fin orientar al Ejecutivo hacia el objetivo común de focalizar y definir las intervenciones pertinentes para atender a la población en situación de pobreza, y establecer medidas especiales en las zonas más rezagadas del país, en términos de inclusión.

Para la directora del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Gloria Alonso, “esta mesa va a tener un seguimiento trimestral y está liderada por el señor presidente de la República.

“¿Qué es lo importante de la Mesa de Equidad? Garantizar que vamos a reducir el número de colombianos que hoy en día viven en condiciones de pobreza”, declaró la funcionaria.

Durante la reunión, que contó con la participación de los ministros, directores de departamentos administrativos y consejeros presidenciales, se presentaron los lineamientos y el plan de acción para el cumplimiento de las metas al 2022.

“Por supuesto que el director del Dane (Juan Daniel Oviedo), trae los indicadores de pobreza, que son los indicadores sobre los cuales vamos a hacer especial seguimiento, y tenemos acompañamiento de los diferentes ministerios que, de diferentes maneras en la articulación, van a tener metas directas sobre la reducción de la pobreza”, dijo la directora del DNP.

A su turno, la directora del Departamento para la Prosperidad Social, Susana Correa, explicó los objetivos con los que fue creada la Mesa de Equidad. Explicó que, primero, se van a coordinar sectores y entidades del Gobierno Nacional para el desarrollo de programas; segundo, la implementación de estrategias de inclusión productiva para la sostenibilidad, mientras que el tercero, comprende el seguimiento y control de los procesos desarrollados.

Su funcionamiento se reglamentará mediante decreto y la Secretaría Técnica estará a cargo de los departamentos de Prosperidad Social y Nacional de Planeación.

“Nos metemos al barro”

Gloria Alonso, en declaraciones para www.lachachara.co explicó que “desde Planeación Nacional no nos hemos limitado a trabajar desde un escritorio aquí en Bogotá. En ese sentido los planes de desarrollo de las regiones los construimos desde las propias regiones con la participación activa y masiva de las comunidades”.

Recordó desde cuando llegó al Gobierno (hace apenas 9 meses), se han realizado 2.500 mesas técnicas. Por lo menos 10 mesas técnicas por día en menos de un año. “¿Qué hacemos? Nos vamos a las regiones. Nos ponemos las botas. Nos metemos al barro. Nos reunimos con los alcaldes. Los capacitamos. Escuchamos a la población sobre los proyectos de inversión. Porque el propósito es que los recursos de regalía queden reflejados en beneficio de todos los colombianos”.

«Lo que hicimos fue encender las alarmas porque no queremos que ningún municipio se quede sin utilizar los recursos de la regalías para mejorar la calidad de vida de sus comunidades».

En la práctica, el DNP es una de las entidades del Estado en donde tiene más sentido trabajar en las regiones por todo el país con los gobernadores, con los alcaldes. Ese trabajo constante, de tú a tú con las comunidades, ha permitido invertir con recursos de regalías más de 7 billones de pesos en más de 2.180 proyectos. Una cifra récords en un lapso de solo 9 meses. Ahora lo que le interesa a DNP es que los alcaldes ejecuten de manera eficiente y puntual las obras para que esos dineros por concepto de regalías, que legítimamente les pertenecen a esos municipios, no se queden guardados en Bogotá.

“Es una lucha constante”

Gloria Alonso sostiene que “en eso estamos. Llamamos al gobernador. A los alcaldes. A los líderes de la comunidad. Los capacitamos, porque sabemos que una de las deficiencias es que en esas poblaciones hay poco recurso humano capacitado para estas tareas. Ya tenemos una tarea definida como meta de aquí a noviembre. Lograr que todos esos recursos de regalías se contraten rápidamente y se ejecuten, en beneficio de las comunidades que más lo necesitan. En esto no paramos un solo instante. Dialogamos en forma permanente con todos los grupos vinculados al proceso. Revisamos en forma minuciosa todos los proyectos. Les hacemos seguimientos a los proyectos, porque el propósito del presidente Iván Duque es que todos esos recursos de $7 billones de regalías se contraten, porque sin duda, con esas inversiones son muchos los empleos que se generan en municipios en donde no hay muchas fuentes de empleo formal. Es interesante analizar cómo se discriminan esas cifras. Por ejemplo, de ese total, $3 billones serán para infraestructura vial, que es una de las economías que más genera empleo”.

Otro sector al que le apunta con sumo interés el DNP es al de saneamiento básico (agua potable, alcantarillado y aseo), eso por igual genera mucho empleo. También se tiene que ver con los temas de medio ambiente, educación de calidad e infraestructura educativa. En este rubro se han invertido cerca de $900 mil millones.

El tema de mortalidad infantil en La Guajira

La directora del Departamento Nacional de Planeación afirma que es un problema complejo y serio. Hay un fallo de la Corte Constitucional que obliga a frenar en seco esa vergonzante situación. El asunto es que, según Gloria Alonso. “Una de las metas del Plan Nacional de Desarrollo es cerrar todas esas brechas de pobreza que hay en nuestro país. Tenemos el foco puesto sobre región Caribe y Región Pacífico. Pero, en especial, sobre La Guajira, Chocó, la parte costera de Nariño, o sea Tumaco, en donde en realidad se requiere con firmeza una acción articulada por parte de todo el Estado. Desde mucho antes de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo estamos enfocados en esas comunidades. En especial atendiendo las sentencias de la Corte que ha declarado inconstitucional la desnutrición infantil y la mortalidad de esos menores de edad. Y, como Estado, todos reaccionamos. Todos llegamos allá. Llevamos recursos. Lo preocupante es que se quiere una acción mucho más estratégica porque el problema es más grave de lo que se ve desde afuera”.

La orientadora de la DNP es muy diáfana al puntualizar que se necesita una hoja de ruta para lograr que La Guajira, en muy corto tiempo, se organice y tenga su propia visión acerca de su desarrollo. Mirar el aspecto turístico, por ejemplo. Que es un potencial, si se logra la infraestructura que se requiere para ese sector, y capacitar el recurso humano nativo. Hay que pensar en los servicios públicos básicos, como agua potable, telefonía, educación, infraestructura hotelera. ¿Y cuál es la formación del capital humano? ¿En qué se focalizará esa infraestructura? Esa es una de las grandes apuestas del DNP en la cual se está trabajando. La directora cree que ya está bueno de diagnósticos. Hay que poner manos a la obra, tal como se determinó este lunes, en la primera mesa de equidad con el presidente de la República, Iván Duque, y fue uno de los temas neurálgicos que se abordaron. La idea básica es que se tenga un poco más de articulación para ser mucho más eficientes en la definición de esta hoja de ruta y en las determinaciones concretas para ayudarles a estas regiones.

La agenda

Gloria Alonso insistió en que “en nuestra agenda en el Plan de desarrollo la primera tarea es erradicar la pobreza extrema. Llegar a los municipios más abandonados del país. Y para eso necesitamos las acciones más estratégicas. Por ejemplo, las vías. Qué es lo que necesitamos en esa materia. Pues buscar alternativas no solo mediante vías terrestres, sino acuáticas y hasta férrea. Insisto, eso tiene que ser con un enfoque estratégico. Necesitamos desarrollar el concepto de región. Conectar municipios abandonados con los centros de mercado; donde haya un poco más de desarrollo. Aquí necesitamos ser un poco más estratégicos. La meta es sacar millón y medio de colombianos en pobreza extrema.

Los sures

Uno de las necesidades neurálgicas de la Costa Caribe colombiana es el abandono y aislamiento total en que viven millones de colombianos en los llamados ‘sures’ de Magdalena, Bolívar, Cesar y Sucre. Son pueblos olvidados de la mano de Dios en donde no entra ni la señal de Radio Nacional. Antes la única presencia del Estado en esos municipios era Telecom. Desaparecido Telecom, se esfumó toda presencia del Estado. Lo cual ha facilitado la presencia de grupos armados al margen de la ley. Disidencias de las Farc, ELN y narcotraficantes.

La idea que tiene Gloria Alonso es “conectarlos con agua, energía eléctrica, vías. Son regiones afectadas históricamente por la violencia”.

Y la única manera de rescatar a esos pobres colombianos de las garras de los grupos tanto de ultraizquierda (disidencias farianas y los elenos), como de la igualmente cruel y criminal ultraderecha (disidencias de las antiguas Autodefensas Unidas de Colombia, ahora asociadas con las bandas criminales que se adueñaron del narcotráfico), es hacer más presencia estatal. Con vías por carretera, por agua o por el aire. Saneamiento básico. Educación. Recreación. Ayuda real y expedita para que los campesinos puedan trabajar sus tierras y sacar sus productos a los mercados cercanos.

Para ello es necesario que el presidente Iván Duque destierre para siempre el abominable fantasma de los “Bonos Agua” que arruinó a 117 de esos municipios, y del diabólico ‘Agro Ingreso Seguro” que repartió cerca de $14 billones entre las diez familias más ricas del país, encabezadas por los Sarmiento Angulo, los Ardila Lülle, los Vives Lacouture, los Dávila, los Murgas, y pare de contar.

Conclusiones de la Mesa

Como resultado del trabajo en la Mesa, se busca que 1,5 millones de personas accedan al mínimo vital que garantice su alimentación; 2,9 millones cuenten con ingresos suficientes para la canasta básica, y 2,5 millones superen problemáticas en niñez y juventud (rezago escolar, trabajo infantil y servicios de cuidado para la primera infancia); salud, educación, empleo y habitabilidad, buscando así alcanzar la Equidad.

Por su parte, el director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), Juan Daniel Oviedo, resaltó que “el Gobierno cuenta con un sistema de información muy detallado para poder conocer los avances en materia de erradicación de la pobreza, tanto de la pobreza monetaria como de la pobreza multidimensional”.

La Mesa coordinará la implementación de la Ruta de Superación de Pobreza que evidenciará la articulación entre las instituciones con oferta social, como la principal estrategia y será el escenario que permitirá hacer rediseños a los programas sociales para aumentar su efectividad.

Así mismo, trabajará de la mano con las entidades territoriales para que estas se unan al esfuerzo nacional de reducción de la pobreza, complementando las acciones de las entidades públicas del orden nacional.

A través de la Mesa, la focalización de los programas será más consecuente con la nueva realidad del país en términos de superación de pobreza. Por medio de acciones diferenciadas, se atenderá la actual estructura poblacional, que evidencia el envejecimiento de la población y la incidencia de la pobreza en niños, garantizando su atención prioritaria.

Por último, y respondiendo a una de las principales apuestas del PND, como es el Emprendimiento, la Mesa de Equidad contará con una estrategia coordinada para la inclusión productiva de los hogares en situación de pobreza, de manera que aumenten su capacidad para generar ingresos.

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario