Silvestre Dangond Lacouture, un ‘tigre’ que industrializó montañas

429
  1. Su sensible fallecimiento enluta a ganaderos, arroceros y palmicultores de la Costa Caribe, en especial del Cesar y La Guajira.

Por Rafael Sarmiento Coley

Silvestre Francisco Dangond Lacouture recibió en vida múltiples reconocimientos por su aporte al sector agropecuario colombiano.

Cuenta su sobrino José Jorge Dangond Castro, autor de un libro que recoge todas las ramas del árbol genealógico del ‘Dangonerío’, que su tío Silvestre Francisco Dangond Lacouture, fallecido este martes en Barranquilla, heredó de su padre Silvestre Dangond Daza la audacia y tenacidad para descuajar montañas e industrializar tierras inhóspitas con cultivos que hoy generan riquezas y enormes divisas para Colombia.

El renglón en el cual se concentró en sus últimos años fue el de la palmicultura, del cual fue uno de los más entusiastas precursores y promotores, luego de haber decaído el cultivo del algodón y haber desarrollado sin apuros una extensa ganadería en diversas fincas en jurisdicción de Villanueva, Casacará, y las sabanas del Diluvio.

Silvestre Dangond Daza, padre de Silvestre Francisco Dangond Lacouture, fue el primer “Dangond famoso”, según sus herederos, gracias a que Rafael Escalona, su compadre y amigo de parrandas en la hacienda ‘Las Marías’, le compuso un disco que, grabado por Bovea y sus vallenatos en la voz de Alberto Fernández. Se convirtió en todo un éxito internacional. El tema lo tituló Escalona ‘El Tigre de Las María’ y su letra describe al personaje como travieso con las mujeres, y andariego sin tregua “en busca de novias, porque ese ‘tigre’ era insaciable”, según contaría Escalona poco antes de morir.

Se vinieron para Barranquilla

«Silvestre Francisco, más que mi hermano, fue siempre mi mejor amigo», sostiene Rodrigo Dangond Lacouture.

A raíz del deceso del ‘Tigre de Las María’, la mayoría de su familia se trasladó a Barranquilla, para darle una mejor educación a su descendencia. Como en efecto ocurrió. Todos bajo el liderazgo de Silvestre Francisco Dangond Lacouture, 86 años, fallecido este martes víctima de trastornos pulmonares. En la capital atlanticense montaron el principal centro de acopio y administración de su emporio de ganadería y el nuevo sector en auge, el cultivo de la palma de aceite, que en manos de los Dangond y los esposos de sus hijas, como es el caso de sus hijos Luis Francisco Dangond, Rafael Dangond, Silvestre Jr. Claudia Dangond, su hermana Olga Dangond de Dávila y del hoy principal motor de la palmicultura en Colombia, el exministro de Agricultura, Carlos Murgas Guerrero, casado con María Victoria Dávila Dangond (sobrina del empresario agrícola fallecido).

La segunda raíz

Como hijo mayor de Silvestre Dangond Daza y la cataquera Victoria Lacouture Daza, Silvestre Francisco Dangond Lacouture, nacido en Villanueva (La Guajira), asumió las riendas de la heredad, y se convirtió en la segunda raíz del ‘dangonerío’.

Este viernes, en la iglesia de la Inmaculada Concepción se ofició la misa de cenizas por el eterno descanso de quien sus familiares coinciden en definirlo como un buen hijo, buen padre y amigo.

Uno de ellos ratificó lo que se ha reseñado en estos días: “Fue un ser humano excepcional, que se destacó siempre por ser trabajador incansable y perseverante ante las metas que se propuso a lo largo de su vida. Como tal incursionó en las labores del campo logrando desempeñarse en la industria del ganado y cárnicos con gran éxito y en el cultivo de palma africana, del que es considerado como pionero en la actividad en el departamento del Cesar”.

El tigre de las María

Como un tributo a la memoria de don Silvestre Dangond Daza y de su hijo Silvestre Francisco Dangond Lacouture, fallecido este martes en Barranquilla, reproducimos el excelente escrito de José M. Aponte Martínez, publicado en el diario valduparense ‘El Pilón’, y “dedicado a sus nietos: Silvestre Dangond Corrales (el hoy afamado cantante internacional) y José Silvestre Dangond Aponte. Así como Escalona compuso canciones a sus amigos para sus enamoradas, también le cantó a los pobres y a los ricos y poderosos, a quienes convertía en obsecuentes servidores porque los hacía famosos. Ese es el caso del rico hacendado villanuevero Silvestre Francisco Dangond Daza, conocido como ‘El Mono’ Dangond, pero inmortalizado por Rafael como ‘El tigre de Las María’ en el merengue del mismo nombre.

“Yo se los voy a contá para que lo sepan todos, la historia del tigre Mono que anda por Casacará”: Era un tigre sin pintas, mono, parecía un vikingo, alto, blanco y colorao de ojos azules, voz y carcajadas de trueno e irreverente que compró una finca, allá lejos para esa época, en Casacará, que hoy es un emporio de riqueza dirigido por otro Silvestre, su hijo, con lujo de competencia y vasta idoneidad conocido entre sus amigos como ‘El Zombi’ Dangond, con cientos de hectáreas sembradas de palma africana y procesada allí mismo.

“Villanueva no sabía la clase de pelusita, es el tigre de las María que ahora vive en Urumita”, dice otro verso: ‘El Mono’ era propietario de varias fincas en el municipio de Villanueva, pero la más emblemática es Las María y al morir muy joven su esposa mandó a sus hijos a vivir cómodamente en Barranquilla y él se enamoró de una joven urumitera, de espectacular belleza e inigualable cuerpo, Josefina Baquero, ‘La Mona’ de ‘El Mono’, le engancharon los europeos, con quien tuvo un hogar bien formado y varios hijos, entre ellos William, padre del famoso cantante y compositor Silvestre Dangond, pero también de la linda, dulce y querida Mabel, mamá de José Silvestre y Fina Aponte.

“El tigre ronco en Manaure y amanece en Las María”: En carro nuevo y manejado por él iba a la bella y fresca población de Manaure, enamorado, pero también a tertuliar, especialmente con Julio Orozco Dangond, su primo y buen amigo, pero nunca dormía allá, lo hacía en su hacienda Las María donde gozaba de amplias comodidades.

“Óyelo roncá por la Serranía, es el tigre de Las María, que anda por Casacará”. Ese es el estribillo o coro que cambia en cada verso cuando se pasea por Manaure, Urumita, la Sierra de Perijá y Casacará haciendo diabluras, amorosas.

Una familia siempre unida alrededor de sus mayores, se vio este viernes triste y acongojada dándole la despedida a uno de sus pilares más queridos, Silvestre Francisco Dangond Lacouture.

“Como allá donde vivía lo tenían bien vigilado, él se fue de Las Marías pa´la cueva del Centenario”. Centenario fue o es el nombre de la finca en Casacará, donde hoy viven cientos de profesionales, tecnólogos y obreros dedicados a la explotación de la palma africana, Palmacará se llama la fábrica orgullo de la familia Dangond Lacouture, Dangond Baquero y otros Dangond, porque ‘El tigre de Las María’ fue un empedernido devorador de hembras.

Esto da para largo y por eso Gabo decía que Escalona en una cancioncita que componía en un ratico desarrollaba lo que él tenía que dedicarle 10 años o más y trescientas o más páginas. Era un genio.

 

William José ‘Palomo’ Dangond Baquero, padre del cantante Silvestre Dangond Corrales, fue uno de los tantos hijos del ‘Tigre de Las María’, Silvestre Dangond Daza. Aparece después de salir ileso de un accidente hace algunos meses.

 

 

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

1. Rafael Sarmiento Coley

Director general de Lachachara.co y del programa radial La Cháchara. Con dos libros publicados, uno en producción, cuatro décadas de periodismo escrito, radial y televisivo, varios reconocimientos y distinciones a nivel nacional, regresa Rafael Sarmiento Coley para contarnos cómo observa nuestra actualidad. Email: rafaelsarmientocoley@gmail.com Móvil: 3156360238 Twitter: @BuhoColey

Deja un comentario