SALUD: Los alimentos mortales que debe dejar de consumir ¡ya!

303

La comunidad mundial se expone cada vez más a contraer enfermedades degenerativas progresivas por la mala costumbre de ingerir cualquier porquería para matar el hambre. Lo que hace es un suicidio.

 

Chacheros/Ciencia/Salud/lavanguardia

Investigaciones de distintos laboratorios científicos en diferentes países del mundo han identificado más dde una veintena de alimentos como los más mortíferos (o, por lo menos, los menos saludables) para el género humano.

La principal recomendación es que se vuelva a los tiempos antiguos de alimentar el cuerpo con comida sana, esquivando con astucia las necesidades del mundo de hoy, que obligan a la comunidad a recurrir a las famosas y terriblemente peligrosas ‘comidas rápidas’.

Además, que, como rebusque, en Barranquilla, Bogotá, Cali, Medellín o Bucaramanga, lo que más abunda en cada esquina es una venta de perro caliente (Hot Dogs), acompañado de una gaseosa tamaño litro y una porción doble de papas fritas en aceites vegetales hidrogenados, como los de canola, maíz y aceite de soja.

A cuidar la boca

Hasta hace poco se tenía la falsa creencia que el exceso de peso era un asunto de la población de Estados Unidos. Falso. Negativo. No positivo. Por la sencilla razón del efecto de seguir a la moda del país más desarrollado del mundo. La comunidad del resto del mundo reflexiona, de manera errónea, obvio, “es que si lo hacen los gringos, es porque es bueno”.

En una nota de lavanguardia.co española se recuerda que es sabida la frase “lo que no mata engorda”. Lo que no es tan sabido es que hay productos conocidos en nuestro país que pueden resultar perjudiciales para la salud. No porque faciliten un aumento de peso y masa corporal, sino porque pueden conllevar a fatales consecuencias si abusamos de ellos. Alucinaciones, afectaciones al sistema nervioso y respiratorio e incluso la muerte. Mr. Gamez ha hecho una lista con los 17 productos más peligrosos del mundo.

Fugu- Japón

Denominación que se refiere al plato japonés preparado a base de carne de pez globo o de peces erizo. Se trata de un alimento venenoso que puede causar la muerte debido a su tetrodoxina (neurotoxina encontrada en el hígado de los peces que causa disminución de las constantes vitales, parálisis general o incluso la muerte en función de la dosis de ingesta). En Japón y otros países, la preparación de este manjar está estrictamente controlada por ley. Hasta tal punto que sólo pueden cocinarlo chefs calificados.

Rana Toro-– Namibia

Comer ancas de rana no resulta extraño en numerosos países. Pero lo que parece un animal inofensivo, habitante de pantanos y lagos, puede resultar letal para el ser humano que lo ingiera. Este tipo de rana puede llegar a pesar dos kilos y son parcialmente resistentes al veneno de víbora. Esta especie de rana contiene diversas toxinas en la piel y sus órganos, lo que hace que su ingesta pueda afectar a nuestro riñón. Aquellos que han introducido la rana toro en su dieta (países de Sudáfrica) aseguran que no hay peligro de intoxicación si el animal ha sido apareado y, según la tradición, nunca debe consumirse antes de “la tercera lluvia”.

Ackee- Jamaica

Mide diez metros de altura y es de hoja perenne. La fruta de este árbol tiene forma de pera, pesa unos 150 gramos y cambia de color. De verde a rojo brillante o a amarillo anaranjado según va madurando. En su interior hay tres grandes semillas. Pero ¿cuándo poder consumirla? En el color está la importancia. Si aún no ha madurado, es decir, si la cobertura es verde, el fruto es tóxico. Sólo podemos degustarla estando cocida o madura.

Sannakji-Corea

Atenciones amantes del pescado crudo. El sannakji es un plato de pulpo pequeño, cortado a trocitos (o el pulpo entero) y, a veces, condimentado con aceite de sésamo. Su principal característica es que se sirve en la mesa inmediatamente, lo cual el pescado sigue vivo. ¡Cortado y servido! Eso si, no olviden masticar.

Almejas de Sangre- China

Es uno de los platos delicatessen en China. Su nombre viene del líquido de hemoglobina rojo que contiene dentro de los tejidos blandos. Vive en ambientes poco oxigenados, motivo por el cual contiene más virus y bacterias que otros alimentos como hepatitis A, hepatitis E, fiebre tifoidea y disentería.

Hakarl -Islandia

Tápense la nariz los primerizos al ingerir este manjar. El fuerte olor que desprende (parecido al amoníaco de productos de limpieza) no es agradable para todos. Y tengan paciencia para acostumbrarse a su gusto. La carne curada de tiburón de Groenlandia se sirve en tacos de uno o dos centímetros y acompañado con brennivín, aguardiente típico de la zona. Este plato islandés, sin una larga y adecuada elaboración, es tóxica debido al alto contenido de urea.

Casu Marzu – Italia

El intenso sabor del queso Rochefort y su método de fermentación son incomparables con este queso de la isla italiana de Cerdeña. Su traducción literal del dialecto sardo es “queso podrido” ya que en el habitan larvas vivas de moscas, de color blanco translúcidos de unos ocho centímetros. Se introducen en el queso, la pasta se reblandece y segrega un líquido llamado “lágrima”. Recomendación al ingerir el queso: protegerse los ojos ya que las larvas pueden llegar a saltar hasta 15 centímetros.

Echizen Kurage – Japón

Residentes en aguas entre China, Corea y Japón, principalmente centralizadas en el Mar Amarillo y el Mar Oriental de China. Estas medusas pueden llegar a medir tres metros y medio y pesar hasta 220 quilos. Es comestible una vez retiradas las partes tóxicas y debidamente cocinada.

Pangium Edule – Sudeste asiático

No es de mucha ayuda que el fruto de este árbol sea conocido como “la fruta de las náuseas”. El árbol tarda años en madurar y, su fruto y semillas son venenosos. Resulta tóxico debido a la dosis de cianuro de hidrógeno que contiene. Para los más experimentales, antes de consumirlo no olvidéis hervirlo sin la cáscara y mojado en agua; o bien hervirlo y quemarlo con hojas de plátano y ceniza durante un mes.

Fesikh -Egipto

Pez secado al sol y fermentado en sal. Normalmente mújol. Este plato tradicional egipcio se consume durante el festival de Sham el-Nessim, una antigua celebración de la primavera. Una preparación incorrecta causa intoxicación alimentaria.

Cassava – Sudamérica

Más conocida como yuka en nuestro país. Proviene de América, África y el Pacífico. Aporta un alto valor alimentario, pero es vital cocinarla previamente a conciencia ya que puede ser venenosa (aunque a niveles bajos). Hervida, frita, horneada, a la parrilla, al vapor o en puré.

Absenta – Europa

Todos conocemos esta bebida alcohólica a base de hierbas. Lo que pocos conocemos es que etimológicamente significa “no-bebible”. Su consumo en exceso puede derivar en alucinaciones debido al contenido de tujonas (sustancia que afecta el sistema nervioso). Puede resultar adictiva y llevar a consecuencias fatales como el suicidio. En algunos países, su venta está prohibida.

Bayas de Sauco – Mundial

Perteneciente a la familia de las adoxáceas y originario de las zonas más templadas del globo. Las bayas han sido usadas durante muchos años con fines medicinales (incluyendo la gripe, alergias, congestión) debido a su contenido alimenticio (aceites esenciales, ácidos orgánicos, azúcar, vitamina C…). Pero su mala cocción puede resultar perjudicial para la salud. Las hojas, las ramas y las semillas contienen ácido cianhídrico, lo que la hacen venenosa y pueden causar convulsiones y diarrea.

Anacardos crudos – Mundial

Jamás consumir crudo. Contiene urushiol, un aceite que puede conllevar a edemas, inflamaciones y supuración dermatológica. Es un brote alérgico bastante común pero puede resultar mortal en ingestiones de gran cantidad. Los que venden en los supermercados, aunque se etiquete como “anacardos crudos”, han sido cocidos previamente para eliminar este aceite.

Fruta de Estrella- Mundial

Nativo de Indonesia, la India y Sri Lanka. Aunque su aspecto entre por los ojos, el consumo de esta fruta en grandes cantidades puede provocar insuficiencia renal aguda, incluso en jugo. Hipo, deterioro neurológico, somnolencia, estupor, coma y muerte. Esta es la evolución de una intoxicación con fruta de estrella.

Cerebro de Mono – Asia

Para los más atrevidos, este alimento puede comerse crudo, cocido u horneado. Aunque afecte a 1 persona por cada millón, puede contener una enfermedad conocida como Creutzfeldt-Jakob, producida por una proteína llamada prion, con pronóstico mortal que convierte nuestro cerebro en una sustancia viscosa.

Hojas de Ruibarbo – Mundial

Grandes hojas (potencialmente tóxicas por alta concentración de ácido oxálico) y peciolo (comestible, menos ácido) que varía de color entre el verde y el rojo. Puede consumirse crudo, cocido o elaborado (compota, mermelada…). Los síntomas de intoxicación son la dificultad respiratoria, ardor en la boca y la garganta, diarrea, náuseas, vómitos, debilidad e incluso el coma. Su consumo en grandes cantidades puede provocar desórdenes como enfermedades del tracto pancreático y biliar, inflamación crónica de los intestinos…

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados