Guía para buscar lo que no has perdido

275

Efraín Villanueva viene ganando con todo lo que escribe.

Por Carlos Polo

A veces, hurgando entre lo que no se nos ha perdido, podemos encontrarnos con verdades que duelen, con pequeñas tragedias o con una colección de mínimas soledades que gritan por la ventana llamando a un buen contador de historias que las saque del terrible anonimato. Pero ¿cómo se redacta una buena Guía para buscar lo que no has perdido? El autor barranquillero Efraín Villanueva escribió la suya proponiendo unas líneas argumentales diversas y un buen ejercicio literario que, de repente, te asalta con la indiferencia de lo cotidiano, esa misma melancolía ordinaria que enfrenta una lucha diaria contra el olvido.

El gran logro de Guía para buscar lo que no has perdido, ganador en 2018 del XIV Concurso Nacional de Libro de cuentos de la Universidad Industrial de Santander, es que la calidad de su escritura nos permite dejar de lado la lupa, los lentes con fondo de botella o cualquier artefacto o triquiñuela para mejorar su visión. Ocho cuentos que se convierten en retratos muy humanos sobre una aplastante cotidianidad.

Villanueva nos lleva por los recovecos de estas historias casi que de la mano. A golpe de un bien cultivado pulso literario, nos presenta, como un voyeur incorregible, los secretos mejor guardados de una familia en apariencias ‘normal’, como todas, como la tuya y la mía, como la de todos, en últimas una familia única y también disfuncional, aunque nos neguemos aceptarlo. Los de Villanueva son relatos atravesados por la nostalgia, por la evocación de la niñez, por la búsqueda persistente de aquello que en apariencia no se nos ha perdido, pero que pide con urgencia ser develado.

Sosteniendo un sólido equilibrio en el lenguaje, Guía para buscar lo que no has perdido nos adentra en un extraño paseo familiar por una playa solitaria. Una playa que por momentos pareciera ponerse en pausa, hacerse ingrávida, como para que la tragedia que acecha en silencio se quede retumbando en tu cabeza como un conjunto de palabras superpuestas que se hacen insoportablemente redondas, rotundas. “Puerto Chimo, Chimo, Chimo, Chimo, chimo, chimo. Chimo, chimo, cha, che, chi, cho, chu, cha, che, chi, cho, chomo, mocho…”

Pero ¿qué es finalmente esta Guía para buscar lo que no has perdido? Quizás un coqueteo juvenil plagado de pequeñas tensiones. O la insistente y furtiva mirada a una bella mujer que exhibe unas buenas tetas a través de una ajustada blusa blanca de tiritas. O una ciudad que carece de paraderos de buses. O una sutil analogía sobre la violencia intrafamiliar. O un contundente canto al fracaso. O una traición agazapada en el filo de la noche. O tal vez una sustanciosa desesperanza, un olvido, un sueño enmarañado. O, de pronto, solo se trate de una excusa para evadir la dolorosa presencia de, “los domingos que consisten en una tristeza luminosa que se anuncia con el esplendor del sol y se materializa, al final de la tarde, en un cielo moribundo lleno de rojos y rosados que en más de una ocasión provocan un llanto silencioso”. Quizás esta guía es sobre todo esto, o se trate de aquello que no he podido nombrar, o de eso que se me atragantó en la memoria. Si hay algo que no puedo poner en duda, aunque dudar sea un ejercicio sano y necesario, es la entrega al oficio de este autor quien ya viene dando de qué hablar.     

Guía para buscar lo que no has perdido es la clara exhibición de una destreza narrativa que viene decantándose, como derrapando entre las curvas, mientras el autor enseña el dominio de su timón, que en este caso no es otra cosa que la eterna búsqueda de su propia voz, y que en Villanueva es ya un presagio de una buena y pronta cosecha. Siendo así, lo mejor es que continúe hurgando en lo que no se le ha perdido.  

Sobre el autor

Efraín Villanueva

Efraín Villanueva escribe novelas, cuentos y artículos culturales. Su primer libro, Tomacorrientes Inalámbricos (2018), fue galardonado con el Premio de Novela Distrito de Barranquilla en 2017. Su primera colección de cuentos, Guía para buscar lo que no has perdido (2019), fue ganadora del XIV Concurso Nacional de Cuentos de la Universidad Industrial de Santander. Es MFA en Escritura Creativa de la Universidad de Iowa y tiene un título en Creación Narrativa de la Universidad Central de Bogotá. Sus textos, en español, inglés y alemán, han sido publicados en medios como Granta en español, Revista Arcadia, El Heraldo, Roads and Kingdoms, Iowa City Little Village Magazine, Literal Magazine, Pacifista, Vice Colombia, Iowa Literaria, entre otros. Actualmente vive en Alemania, en donde prepara su próxima novela.

Sobre el reseñista

Carlos Polo

Contador de historias y gestor cultural. Ha publicado los libros: Polifonía de Colores (Poesía), Testamento de la Barriada (Cuentos), La Suerte del Perdedor (Novela), Rapsodia para reclutas asustadizos (ganador Concurso Nacional de Cuentos de la UIS 2009), Las malas noticias llegan primero (ganador Portafolio de Estímulos Distrito de Barranquilla 2017), Es en la noche cuando los gatos son pardos (ganador Premio de Novela ‘Estuario’ del Portafolio de Estímulos Distrito de Barranquilla, 2018). Actualmente se desempeña como Asistente de dirección y Jefe de prensa del Carnaval Internacional de las Artes, como Jefe de prensa del Festival Internacional de Cuenteros – El Caribe cuenta, como moderador del espacio de promoción Lecturas Vitales y como tallerista literario de la Fundación CECREAS.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Deja un comentario