Con Daniel Coronell el periodismo da un paso adelante

146

El director y los dueños de la revista Semana reconocieron que, más que un error, era una estupidez, en momentos de crisis, con los Giliski de socios nuevos.

Por Chachareros/semana.com

Jaime Giliski Bacal, dueño del Banco Sudameris y del 50% de Semana, con su nuevo socio en la revista Felipe López Caballero.

En buena hora el director de la revista Semana, Alejandro Santos Rubino, y los propietarios de dicho medio informativo reconocieron que la mayor plusvalía de un medio de comunicación no son los computadores, las máquinas, los softwares, sino la credibilidad.

Credibilidad que se va a pique cuando, en ejercicio de su libérrima condición de columnista independiente, tenaz y buen investigador, además con capacidad de reflexión y envidiable criterio, Coronell se atreve, con valor que no traspasa la línea de la osadía ni la tozudez, a cuestionar, sin ofender ni calumniar, al propio medio al cual está vinculado. Y los altos mandos de la revista deciden botarlo.

Y lo hacen en el peor momento. Cuando Felipe López Caballero, el socio mayoritario en la nueva era de Semana, tras ser fundada a mediados del siglo pasado por uno de los mejores periodistas y políticos que ha tenido Colombia, Alberto Lleras Camargo, acababa de cerrar negocio con el banquero veterano de mil guerras, Jaime Gilinski Bacal, de origen judio, decide comprar la mitad de las acciones de una revista que pasaba por muy malos momentos.

María del Pilar López Castaño, gerente de producciones Semana, heredó parte de la belleza genética de su abuela materna, Pilar Castaño de Valencia.

Felipe López, desde cuando compró la revista fundada por Lleras Camargo, se hizo al 89,9% del capital accionario. Le vendió a Gilinki la mitad de esas acciones por 18 millones de dólares. Hay otros socios minoritarios como Isabel López, con el 9% de las acciones, y el poderoso empresario y político barranquillero Fuad Char, que tiene el 0,064%

El principal atractivo con el cual López Caballero atrajo al esquivo y receloso banquero Gilinski es que, siguiendo la tendencia de las nuevas tecnologías, la revista, poco a poco, se apartaría del medio impreso y, con el atractivo de los columnistas más leídos del país, encabezados por Daniel Coronell, se vendería su acceso a la página digital mediante el obvio pago de la suscripción.

A Jaime Gilinski , aunque algo invisible, detrás del vidrio de las gafas se ve la sombra del signo pesos.

Cuando el zorro viejo banquero se enteró de lo ocurrido con Coronell puso el grito en el cielo y López Caballero tuvo que recular como el ovejo. Para superar el lío envió a su hija consentida, María López Castaño, (fruto de su primer matrimonio con María del Pilar Castaño Valencia), en compañía del director de Semana, Alejandro Santos Rubino, quien también estuvo a punto de renunciar en solidaridad con Coronell.

Luego de largas conversaciones, análisis, reflexiones y puntos sobre las íes, y en medio de finas entradillas y exquisitos vinillos, reinó la paz y se firmó el retorno de la cotizada columna de Coronell, la más leída de la revista Semana, tanto la impresa como la digital. Y el banquero Gilinski, quien en vez de gafas tiene en los ojos el signo de pesos, quedó satisfecho con lo sucedido.

La revista anuncia que el periodista junto con el director Alejandro Santos y la presidenta del grupo editorial, María López, acordaron el regreso de su habitual espacio de los domingos, sin piedras en el camino.

Alejandro Santos Rubino, demostró que es hijo de buen gallo periodístico.Nadie menos que de Enrique Santos Calderón.

La revista, en su edición digital de este martes, anuncia que “Semana y Daniel Coronell han decidido conciliar las diferencias que llevaron a la salida del columnista. En consecuencia, se reunieron en la ciudad de Miami el director Alejandro Santos, la presidenta del Grupo Semana, María López, y el periodista Daniel Coronell.

Allí acordaron el regreso de la columna, que continuará con total independencia, en las páginas de la revista. Los accionistas reiteraron su respeto por la autonomía editorial del director.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados