¿Cómo debemos comulgar?

153

Hoy, en cada parroquia, celebramos la solemnidad de Corpus Christi y, mañana, celebraremos, como Iglesia Arquidiocesana en la Plaza de Toros Cartagena de Indias, nuestra fiesta anual dedicada al Cuerpo y la Sangre del Señor, de la cual nadie está exento, por ser precisamente la Eucaristía el sacramento que hace la comunidad.

Por: Padre Rafael Castillo Torres

Padre Rafael Castillo Torres

Con este sacramento, centro de la vida cristiana, y al cual nos hemos habituado a recibirlo desde niños, siempre está el riesgo de acercarnos a él de manera muy ligera, convirtiéndolo en un gesto rutinario y vacío carente de contenido para nuestra vida. Las palabras de aquel “centurión pagano”: “Yo no soy digno de que entres en mi casa”, y que nosotros pronunciamos al comulgar, son una invitación a recibir al Señor de una manera más viva y renovada.

La liturgia nos prepara a la comunión rezando el Padrenuestro. Sintiéndonos hijos del mismo Padre, invocamos a Dios con las palabras que Jesús nos enseñó, pidiendo que «venga su Reino». Pedimos perdón y nos perdonamos unos a otros. De esa manera, el Padrenuestro, que aquí solemos cantarlo con las manos abiertas, o alzándolas hacia Dios, o tomados de la mano, nos configura como comunidad fraterna sostenida por el perdón y el amor. Qué bueno que mañana, en la fiesta arquidiocesana, sintamos que a comulgar no vamos de manera aislada, sino como comunidad reconciliada que celebra su encuentro con Jesucristo vivo.

Después de cantar el “Cordero de Dios”, el sacerdote nos muestra el Pan eucarístico y nos invita a tomar parte en la Cena del Señor. Aquí, justamente, nos dirigimos hacia una comunión más honda con Cristo haciendo nuestra, la actitud humilde y confiada del Centurión: “Señor yo no soy digno”. En procesión, ordenada y pausada, nos acercamos con fe a comulgar.

El rito de la comunión finaliza con nuestro silencio agradecido, (el cual, según las clases de liturgia del padre Trujillo, debemos prolongar un poco más), y la oración conclusiva. Alimentados por el mismo Cristo somos enviados a trabajar por una Iglesia Arquidiocesana que debe seguir dando esperanza. ¡Los esperamos en la Fiesta Arquidiocesana a partir de la 1:00 p, m.!

Padre Rafael Castillo Torres: *Vicario de Pastoral de la Arquidiócesis de Cartagena.

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Deja un comentario