Objeciones a la JEP pasan a Corte Constitucional

288

Ninguno de los dos informes de ponencia sobre las seis objeciones al proyecto de ley estatutaria sobre la Juriscción Especial para la Paz, obtuvo mayoría absoluta. 
Por Chachareros/senado.gov

Debido a que el Senado en pleno no tomó este jueves decisión alguna frente a las seis objeciones por inconveniencia presentadas por el presidente Iván Duque al proyecto de ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, el expediente sobre las mismas será enviado a la Corte Constitucional.

El fracaso de hacer aprobar las objeciones del Presidente Duque a la JEP produjo profundo dolor de cabeza en el senador Álvaro Uribe, según su gesto.

Así lo señaló el presidente del Senado, Ernesto Macías Tovar, luego de votarse por segunda vez el informe de ponencia mayoritario y no alcanzar la mayoría absoluta, que establecen las normas para las leyes estatutarias.

Al iniciarse la sesión plenaria, el presidente Macías reabrió la votación para el informe de ponencia minoritario sobre las objeciones, presentado por los senadores Iván Marulanda, Alianza Verde, y Alberto Castilla, Polo Democrático. Tras cerrarse el registro de la votación, el resultado fue: Por el SI 2 y por el NO 33. Antes de esa votación, los congresistas de la oposición y de los partidos que se declararon independientes al Gobierno dejaron una constancia en la que anunciaban su retiro del recinto.

Ante ese resultado, se puso a consideración el informe de ponencia mayoritario sobre las objeciones, suscrito por los senadores Paloma Valencia, Centro Democrático; David Barguil, partido Conservador; John Milton Rodríguez, Colombia Justa y Libres, y Jonathan Tamayo, ASI. La votación sobre ese tema fue así: 30 por el SÍ y uno por el NO. Tampoco obtuvo la mayoría absoluta requerida para su aprobación.

Senadores del Centro Democrático pidieron una segunda votación argumentando que así lo disponían algunos artículos del Reglamento del Congreso. Fue así como se abrió por segunda vez la votación para ese informe. Al cerrarse el registro el resultado fue el siguiente: por el SÍ, 30 y por el NO, 1. Tampoco se alcanzaron los votos requeridos por la ley.

Frente a esa situación, el senador Macías anunció: «No hay decisión» y que por tanto enviaría el expediente de las objeciones al proyecto de ley estatutaria sobre la Jurisdicción Especial para la Paz a la Corte Constitucional.

A renglón seguido intervino la senadora Paola Holguín, Centro Democrático, quien dijo que «para tomar una decisión sobre las objeciones se requería mayoría absoluta. Agregó que el Senado lo conformaban 108 congresistas y de esa suma se descontaban los 14 senadores impedidos, con lo cual el quorum quedaba en 94 y que por ende la mayoría absoluta era 48 votos» y que el caso de la excongresista Aida Merlano, quien se encuentra privada de la libertad, no generaba silla vacía.

Ganadoras, las víctimas

Desde un comienzo el olor en el recinto de la plenaria del Senado se sentía el olor de la derrota los partidos del Gobierno.

Seguidamente intervino el senador Iván Cepeda, Polo Democrático, quien dijo que las objeciones sí habían sido negadas con la votación registrada el pasado martes 30 de abril, cuando la ponencia minoritaria obtuvo 47 votos por el Sí y 34 por el NO. «Las ganadoras hoy han sido las víctimas. Se podrá avanzar en el esclarecimiento de los crímenes de guerra y de las violaciones de derechos humanos».

Por su parte, la senadora Paloma Valencia, Centro Democrático, sostuvo que según la mayoría absoluta del Senado no sería 48, sino 54 votos, ya que esa corporación está integrada por 108 senadores. «Eso significa que no se pueden incluir los impedimentos. Aquí se trata de hacerles trampa a los colombianos diciendo que la mayoría absoluta es 47. Así pasó con el proyecto de las 16 curules para la paz. La Corte Constitucional ha sido clara en señalar que las objeciones son la apertura del segundo debate, por lo tanto, los artículos no existen, porque no fueron aprobados».

En la lista de intervenciones siguió el legislador Berner Zambrano, partido de la U, quien comentó: «Lamento que en un tema tan importante no hubiese sido posible ponernos de acuerdo. No fuimos capaces. Lamento que sea la Corte la que fije la última palabra». Agregó que siempre se la ha jugado por la paz del país. «El Fiscal General, quien es el que maneja la política criminal, dijo que el artículo 153 de la ley estatutaria de la JEP abría las puertas a la posibilidad de negar la extradición. Ante la duda que me generó ese artículo no me arrepiento de haberme salido del recinto el martes pasado».

Luego tomó la palabra el senador Antonio Sanguino, Alianza Verde, quien dijo que no es verdad que estuviera en riesgo el instrumento de la extradición. «Hemos protegido el derecho que tienen las víctimas a la verdad. Se hace bien entregarle las objeciones a la Corte Constitucional».

Mientras el senador Roosevelt Rodríguez, partido de la U, dijo que la figura de la extradición sigue viva y que el hundir las objeciones no es más que decir sí a la paz, el congresista Jorge Robledo, Polo Democrático, sostuvo que pasada esta página es necesario sacar al país de esta pelea de perros y gatos. También intervinieron las senadoras Myriam Paredes, Partido Conservador, y Maritza Martínez, partido de la U, quienes dejaron sendas constancias sobre sus posiciones frente a las objeciones.

«Objeciones no entran a la vida jurídica»

Hubo momentos en que los micrófonos enmudecieron.

Entre tanto, el legislador José Obdulio Gaviria, Centro Democrático, comentó que la colaboración de las objeciones entre las tres Ramas del Poder Público estaba rota. «Los seis artículos no entran a la vida jurídica del país».

La segunda vicepresidente del Senado, Angélica Lozano, se quejó de que se hubiese reabierto la votación, ya que ese procedimiento se invoca solo cuando hay empate, «cosa que no ocurrió».

Minutos antes de cerrarse el tema de las objeciones, el Presidente del Senado leyó un oficio que le dirigió, el pasado 24 de abril, el senador Antanas Mockus, en el que le informaba que había sido notificado de la decisión de la Sección Quinta del Consejo de Estado de anular su elección.

Ante ello, tomó la palabra el congresista Mockus , quien leyó un escrito en el que se dijo que debido a que los demandantes de su curul habían interpuesto un recurso, no estaba ejecutoriada la sentencia del Consejo de Estado y que por tanto podía actuar como senador.

Al final de la sesión intervino la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien afirmó que como no hubo mayoría absoluta frente a las objeciones, «esperamos que la Corte Constitucional se pronuncie. Según jurisprudencia, cuando hay diferencias entre las dos cámaras esos artículos se eliminan del texto definitivo».

Seguidamente, la Plenaria del Senado entró a debatir el Plan Nacional de Desarrollo.

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados