No es el agua que hierve

346

El libro de cuentos de Fadir Delgado, autora barranquillera, leído por un clown.

Por Lucas Clown

Desde mi llegada a esta calurosa pero amañadora ciudad, he buscado la manera de apropiarme de la calidez de sus gentes y así dejar de ser llamado “cachaco”, pero es que para ser costeño se necesita haber vivido, sentido, olido sus calles arenosas o sus tan famosos arroyos, y no hablo solo del Joe.
Son autores como Fadir Delgado Acosta que con su literatura han podido llevarme a sentir estar en mi niñez en las calles de Barrio Abajo, conocer sus toboganes de concreto, sus “locos” que caminaban y habitaban sus calles.
Su libro No es el agua que hierve me llevó por duras realidades, finales inesperados, bellas fantasías; sus cuentos más bien con temas y líneas variadas tienen su firma de mujer caribe y dibujan con palabras la esencia de esta bella ciudad que me adoptó hace ya más de una década.
Este libro al igual que los numerosos volúmenes de “Cuentos de La Cueva”, “Polifonía de Colores” y los cuentos de Carlos Polo, las novelas de Jhon Better y muchas otras publicaciones de autores locales, enaltecen la identidad costeña y nos dan un pequeño bocado de lo que muchos “cachacos” quisiéramos tener.

Luis Castañeda ‘Lucas-Clown’
Artista y docente de circo

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados