“Jesús Santrich” en libertad y asumiría como Representante del Atlántico

396

La Corte Suprema ordenó la libertad inmediata. Consejo de Estado le conserva su calidad de aforado porque no le quitó su investidura.

 

Por Chachareros/AFP/EFE

El exjefe guerrillero Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias ‘Jesús Santrich’, 57 años, nacido en Santiago de Tolú (Sucre), está como ‘Joselito’, el estrafalario personaje mítico del Carnaval de Barranquilla…’lo meten, lo sacan, lo meten, lo sacan’.

Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias ‘Jesús Santrich’, exjefe guerrillero de las Farc, sigue su lucha por la libertad y por su silla en la Cámara de Representantes. No en el búnker de la Fiscalía.

Este miércoles, según la Sala Penal del alto tribunal, ‘Santrich’ es aforado, pues es congresista, así no se haya posesionado. El trámite del caso seguirá en la Corte Suprema de Justicia y no en manos de un juez ordinario.

El exjefe guerrillero fue recapturado el pasado viernes 17 de mayo mientras salía de la cárcel La Picota en Bogotá.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad del exjefe guerrillero Seuxis Paucias Hernández Solarte, mejor conocido como Jesús Santrich, y aclaró que el caso en su contra será tramitado ante la Sala de Instrucción de ese alto tribunal y no ante un juez ordinario. Es decir, la Fiscalía pierde la potestad de imputarle cargos y de acusarlo por supuestos delitos de narcotráfico. El alto tribunal ya emitió la boleta de libertad de Santrich y se dirige hacia el búnker del ente investigador. Tras conocerse la decisión, la Procuraduría pidió que fuera nuevamente capturado.

Conserva investidura: Consejo de Estado

Benedicto de Jesús Estrada González, quien de manera provisional ocupó la curul vacía de Jesús Santrich.

Los seis magistrados que actualmente componen la Sala Penal tomaron la decisión de forma unánime, al estudiar el conflicto de competencias que presentaron los abogados de Santrich, en el que argumentaban que el exjefe guerrillero no podía ser procesado por la Fiscalía ya que Hernández fue elegido congresista por el partido que surgió de la desmovilización de las Farc. En la decisión, la Corte dejó en claro que «el acto solemne de la posesión no es un requisito indispensable para que Hernández Solarte tenga el fuero constitucional como congresista. Tan solo basta que ostente la investidura como tal, que es lo que sucede en este caso».

A través de un comunicado, el alto tribunal informó: «A partir de la sentencia del Consejo de Estado de ratificarle la investidura de congresista, la Corte Suprema de Justicia ordenó la libertad de Seuxis Paucias Hernández Solarte, conocido como Jesús Santrich, porque con esa condición es aforado constitucional y lo debe procesar penalmente esta Corporación». El martes el Consejo de Estado comunicó la decisión de no aplicar la pérdida de investidura a Seuxis Paucias Hernández Solarte.

Garantía de no extradición llega al Congreso

“Sería entonces contrario a los derechos fundamentales del aforado constitucional mantenerlo privado de la libertad, cuando aquellos se han desconocido. Por eso, se impone otorgarle la libertad», señaló la Corte Suprema. Además, el alto tribunal informó que ya emitió la boleta de libertad del exjefe guerrillero y los abogados de Santrich aseguraron que van en camino al búnker de la Fiscalía, donde se encuentra recluido su apoderado, por lo que se espera que en el transcurso del día se materialice la liberación.

Según el comunicado de la Corte Suprema, la reciente decisión del Consejo de Estado, «decide además las consecuencias del reconocimiento de la investidura como congresista, por lo cual (la Sala Penal) resolvió el restablecimiento de la libertad de Hernández Solarte frente a decisiones de funcionarios que no tenían competencia para su aprehensión y legalización». Es decir, la Fiscalía no tiene competencia para mantener al exjefe guerrillero privado de su libertad.

Tras conocerse la decisión, la Procuraduría General de la Nación emitió un comunicado informando que solicitó a la Sala de Instrucción de la Corte Suprema que ordene la captura de Jesús Santrich, «para ser escuchado en indagatoria por los presuntos delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado».

Igualmente, la defensa de Santrich y el congresista Benedicto González -quien se posesionó como reemplazo del exjefe guerrillero, acudieron al búnker de la Fiscalía para que se haga efectiva la liberación. Según se pudo establecer, se haría una reunión para definir cómo se podría hacer la posesión lo más pronto posible en la Cámara de Representantes. Un elemento clave de la decisión que tomó la Corte Suprema es que este caso en contra de Santrich no es de competencia de la Jurisdicción Especial para la Paz porque habrían ocurrido después de la firma del Acuerdo de Paz.

Liberación inmediata

Hace casi dos semanas, el 15 de mayo, la Jurisdicción Especial para la Paz dijo que se debía liberar a Jesús Santrich y le concedió la garantía de no extradición. Como la orden de la JEP no se cumplió, al día siguiente, Gustavo Gallardo y Eduardo Matyas presentaron la solicitud de habeas corpus, que fue concedida el viernes 17 de mayo en horas de la mañana, al tiempo que se sabía que Santrich se había autolesionado al interior de La Picota, ante los rumores —falsos— de que el presidente Iván Duque ordenaría su extradición, mediante vía administrativa.

Más tarde ese mismo viernes fue aprobada la salida de Santrich de la cárcel, donde estaba desde abril de 2018. Pero, justo cuando estaba en la entrada de La Picota, agentes del CTI de la Fiscalía lo recapturaron, ante supuestas «nuevas pruebas» que lo vincularían con delitos de narcotráfico. Ahora, se espera que la Sección de Apelación de la JEP resuelva la apelación de la Procuraduría de concederle la garantía de no extradición y su proceso por las pruebas que allegó el ente investigador recientemente quedará en manos de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema

Una más para Atlántico

Si Santrich sale airoso en su lucha ante los estrados judiciales, a pesar de que los enemigos del proceso de paz, intenten lo contrario a troche y moche, quedaría con su curul de representante a la Cámara por la circunscripción del departamento del Atlántico.

En ese caso este departamento sumaría un total de ocho representantes a la Cámara, distribuidos así: 4 de Cambio Radical: César de Jesús Lorduy Maldonado, José Gabriel Amar Sepúlveda, Modesto ‘Modestísimo’ Enrique Aguilera Vides, Karina Estefanía Rojano Palacio (la hija del concejal Carlos Rojano Llinás, a quien sus colegas ahora le llaman ‘Barrilete sin cola’).

1 del Partido Conservador: Armando Zabaraín.

1 del Partido de la U: Martha Villalba Hodwalker.

1 del Partido Liberal (pero de cuna conservadora soledeña): Jezmi Lizeth Barraza Arraut.

Y Santrich del partido de las Farc.

Ponencia de la Corte Suprema


Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados