El Rincón del Búho: Candidatos al son de ‘Chu con Chá’

780

Con la salida al ruedo de Elsa Noguera como aspirante a la Gobernación del Atlántico con aval Liberal, la cosa se enreda. Porque, si se le suma Pumarejo, todo sería ‘Char con Char’.  

Por El Propio Búho

El expresidente César Gaviria es proclive a otorgarle el aval del Partido Liberal a la candidata a la Gobernación del Atlántico, la exalcaldesa y exministra Elsa Noguera De la Espriella, en un presunto acuerdo con la poderosa Casa Char, para empezar a consolidar el futuro político de Simón Gaviria, su hijo.

Lo que ocurre es que en las bases y la clase dirigente del liberalismo atlanticense ya se viene trabajando de tiempo atrás con un ramillete de precandidatos. Se aspiraba ir a una consulta. No se pudo. Dejaron vencer los términos.

Alfredo Varela, Pedro Lemus y Óscar David Galán, en procura del aval del Partido Liberal para la candidatura a la Gobernación del Atlántico.

De la lista en la lucha por el aval del liberalismo están el concejal Óscar David Galán, Eucaris Echeverría, Pedro Lemus, el exconcejal Oswaldo Cubides y el exgobernador José Antonio Segebre, quien un día dice que sí, y luego dice que no. Como esas novias esquivas porque tienen a otro en su corazón.

Varios de los sectores liberales que están detrás de dichas precandidaturas aseguran que, si Gaviria viene a darle el aval a Elsa, entregándose a la Casa Char, ellos reculan en masa y apoyarían a Alfredo Varela, con la recolección de firmas. Aunque pierdan. Quieren es sentar un precedente. Aunque son optimistas. “Si todos votamos unidos, con disciplina, no descarte un triunfo de Varela, que es una figura joven, que ya ha recorrido todos los rincones del Atlántico. Y lo conocen”.

En medio de esa disputa de titanes, el candidato independiente a la Gobernación, Rodney Castro Gullo, campaña ‘bendecida’ por Juan Fernando Cristo, disidente del Partido Liberal, sigue su trabajo como la hormiguita arriera. No descansa ningún fin de semana, chupando sol y polvo, negro como un carbón y con 15 kilos menos de peso.

El exministro liberal disidente Juan Fernando Cristo vino a darle la ‘bendición a la candidatura de Rodney Castro a la Gobernación del Atlántico.

 

Los burros muertos

Un fiel autor anónimo que con frecuencia envía notas muy simpáticas, remitió la siguiente:

Una linda muchacha llamada Lolita se fue al campo y le compró un burro a un viejo campesino por 50 mil pesos. El anciano acordó entregarle el animal al día siguiente.

Pero al día siguiente el campesino le dijo:

—Lo siento, Lolita, pero tengo malas noticias: el burro murió.

—Bueno, dijo Lola, entonces devuélvame mi dinero.

El campesino replicó:

—No puedo. Ya me lo gasté.

Lolita le dijo:

-Bien, igual entrégueme el burro.

—¿Y para qué? preguntó el anciano, ¿Qué vas a hacer con él?

—Lo voy a rifar -contestó Lolita.

—¡Estás loca! –  le replicó el labriego-, ¿cómo vas a rifar un burro muerto?

—Es que no le voy a decir a nadie que está muerto, por supuesto.

(Un mes después de este suceso, el campesino encontró nuevamente a Lolita y le preguntó):

—¿Qué pasó con el burro?

Lolita respondió:

—Lo rifé, vendí 500 números a a dos mil pesos cada uno y gané un millón de pesos.

— ¿Y nadie se quejó?, Preguntó el viejo campesino.

—Solamente el ganador -le dijo Lolita-, pero a él le devolví sus dos mil pesos.

Lolita creció y de repente se hizo política, hasta llegar a ser concejal, luego diputada, después Senadora, luego volvió a ser diputada y de la misma forma usó el dinero de todos. Y ese dinero fue a parar a sus bolsillos y todos sabemos de qué forma… Una mujer, que durante su vida nunca trabajó como Dios manda, ni hizo nada productivo ahora es muy rica, porque encontró muchos burros muertos en su camino y los fue rifando a mucha gente ingenua.

Pero lo mejor de esta historia es que sigue encontrando más burros muertos. ¡Quiere ser Senadora de nuevo en unos años más!

Y usted, ¿quiere dejar que le sigan vendiendo burros muertos?

 

El feliz regreso de Jorge Mario

El poeta, escritor, periodista y cofundador de este portal periodístico www.lachachara.co, Jorge Mario Sarmiento Figueroa ha regresado, como esos futbolistas a quienes le escrituran por sus habilidades y condiciones técnicas la camiseta número 10, al fortalecimiento de las comunicaciones de Telefónica-Movistar en la Costa Caribe colombiana, cargo que ocupó con rotundos logros durante diez años. Se retiró para avanzar en estudios de maestrías y especializaciones, ensayar un poco en la docencia como académico en las nuevas Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en la Unad, y ponerse al frente de la creación de este espacio periodístico familiar. Ha sido recibido de nuevo con enorme entusiasmo por sus jefes y compañeros, y, como si fuera poco, con el respaldo y solidaridad de todo el colegaje y amigos. Buenos vientos y buena mar, querido poeta y coequipero.

¡Qué tal, cerrar con un bolerazo!

Si, porque ya esta semana prácticamente se fue. Es un aporte del apreciado colega y catedrático Carlos Ramos, con sus insuperables Efemérides musicales que nos deleitan todas las semanas. En esta ocasión el turno fue para el afamado compositor puertorriqueño Rafael Hernández Marín, nacido en Aguadilla el 24 de octubre de 1892 y fallecido el 11 de diciembre de 1965.

Dejó centenares de canciones, muchas de las cuales son inmortales composiciones que con frecuencia son modernizadas por intérpretes de cada época. Son canciones suyas mundialmente conocidas, entre otras, ‘El cumbanchero’, ‘Campanitas de cristal’, ‘Lamento borincano’, ‘Preciosa’ y esta joya titulada ‘Perfume de gardenias’ grabada por primera vez en Cuba por la Sonora Santanera.

 

 

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Búho

Los comentarios están cerrados