Quitarnos los guantes

206

Se trataba de reflexionar durante la Semana Santa que acaba de pasar. Escogimos un tema realmente muy preocupante.

Por: Victor Herrera 

Victor Herrera Michel

El de los niveles de agresividad y violencia que, individualmente y como sociedad, estamos alcanzando y que creemos nunca antes habíamos experimentado, muy al contrario al sentimiento de amor al prójimo o, incluso, hacia quienes consideramos nuestros enemigos que nos enseña Jesucristo.

Abundan los ejemplos sobre las diversas formas de violencia cotidiana:
Lo políticos y sus seguidores encarnizados atacándose unos a otros de todas las formas posibles. Los funcionarios robándose los recursos que van a la salud, la educación o al bienestar de la gente. El empleado oficial exigiendo la “liga” a los usuarios por entregar un formulario o agilizar un trámite.

Los banqueros llenándose de utilidades a costa de las altas tasas de interés que cobran a los que necesitan recursos. El rico abusando del pobre. El patrón poderoso atropellando al obrero raso. El “distinguido” discriminando al negro, al discapacitado o al indígena. El terrateniente y su capataz forzando de los peones y campesinos en el campo. El machista recriminando al diferente. Los empresarios faltando a la verdad y estafando a los consumidores. Los conductores peleando en la vía pública hasta matarse. Los pasajeros peleando con sus similares al interior de los buses. El jefe agrediendo a los trabajadores. Los vecinos tomándose la justicia por su propia mano hasta asesinar al presunto delincuente. El más fuerte o más grande obliga al débil o pequeño. El profesor acosando a la alumna. El dueño del negocio explotando a los inmigrantes.

Las continuas “peloteras” en las redes sociales. Los periodistas incitando a la violencia. El religioso echándoles miedo a los feligreses e inventándose mil maneras para obtener sus “contribuciones”, mientras ataca al de otro credo. El gobierno agobiando a los contribuyentes con una cascada insoportable de impuestos que luego van a alimentar la corrupción. El comentarista deportivo utilizando un lenguaje de guerra antes y durante el partido que enciende las barras de los equipos hasta que entran en una batalla campal. Los vendedores callejeros peleando a palo, piedra o cuchillo por el objeto del “rebusque”.

Los maridos agrediendo a sus mujeres. Los padres violentando a sus hijos. Los ex hiriendo o matando a sus ex. El policía maltratando al ciudadano. El agente de tránsito atropellando al motorizado. Nosotros en nuestras propias casas enfrentando a nuestras parejas, hermanos e hijos y, frecuentemente, a nuestros vecinos. Y muchos, muchos más.
Además de la polarización del país en general, llevamos en nuestras mochilas individuales una mezcla explosiva de frustración, indiferencia, soberbia, agresividad y violencia que cargamos como una prevención permanente ante cualquier circunstancia que debamos resolver.
Desde la primera escuela (sea la de la casa o la del colegio) los niños no están aprendiendo (ni se les enseña eficazmente) a resolver sus conflictos de forma pacífica por eso siguen el ejemplo de sus mayores. Así es como muchos salen de sus casas por maltrato y en plena adolescencia prefieren abandonar la escuela e ingresar a la prostitución o al pandillismo.
En ese sentido, llama la atención que la fiscalía general acaba de revelar que la primera causa de los homicidios en Colombia en lo que va de este año – con el 68 % – es la Violencia Intrafamiliar; Y la segunda – con el 66 % – son las riñas. Es decir, estamos ejerciendo la violencia – que llega hasta consecuencia fatales – con nuestra familia y nuestros conocidos..!!
Es hora de hacer un alto en el camino y quitarnos los guantes. Comencemos ya….!!
@vherreram

Compartir.

Acerca del Autor

7. Francisco Figueroa

Comunicador y Periodista. Editor deportivo de Lachachara.co, tiene experiencia en radio, prensa y televisión. Se ha desempeñado en medios como Diario del Caribe, Satel TV (Telecaribe), RCN, Caracol radio, Emisora Atlántico, Revista Junior. Fue Director deportivo de la Escuela de fútbol Pibe Valderrama y dirigió la estrategia de mercadeo y deportes de Coolechera. Para contactarlo: Email: figueroaturcios@yahoo.es

Los comentarios están cerrados