Maduro estaría negociando su salida ante alzamiento cívico-militar

451

Reina la incertidumbre en Venezuela por sucesión de hechos. Civiles han salido a las calles en Caracas y las principales ciudades. Alto mando militar guarda silencio y Juan Guaidó dice que no dará marcha atrás en su intento de desalojar del poder al chavismo.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

Este martes 30 de abril en Venezuela y el mundo amaneció de golpe. El presidente (e) de este país sudamericano, Juan Guaidó, difundió a través de sus redes sociales un video desde las adyacencias del aeropuerto caraqueño de La Carlota, base de un asentamiento militar en la capital del país.

En el material audiovisual Guaidó, declarado presidente interino por la Asamblea Nacional venezolana tras denunciar la usurpación en la presidencia por parte del socialista Nicolás Maduro el pasado 23 de enero, sentenció que se había dado inicio a la ‘Operación Libertad’, para lo cual llamó al respaldo de militares y civiles en todo el país.

Leopoldo López, tras cinco años preso, reapareció en libertad en un vídeo de Juan Guaidó

Dos elementos del video -sin duda cuidadosamente dispuestos- llamaron la atención de la opinión pública. El primero es que Guaidó hacía el llamado desde las adyacencias de una base militar y rodeado de uniformados, miembros principalmente de la Guardia Nacional Bolivariana. Sin duda un claro aviso de la fractura que hay dentro de la Fuerza Armada venezolana y que el chavismo se ha empeñado en negar en los últimos meses.

El segundo elemento y que quizá el más importante en ese momento, es el hecho de que junto a Guaidó apareció el dirigente opositor Leopoldo López, quien está cumpliendo una condena de casa por cárcel de casi 14 años después de las manifestaciones generalizadas que hubo en Venezuela en el año 2014.

López venía cumpliendo la condena en su propia residencia, ubicada en el barrio Santa Fe, al este de Caracas. Cuando alguien le preguntó cómo había evadido la férrea vigilancia de la policía y de los militares para llegar allí, el opositor sólo dijo: “ellos se vinieron conmigo”.

Caída masiva de redes sociales e internet

En la medida que iba despuntando el sol, más militares y civiles se unieron a la concentración a la que llamaron Guaidó y López. Habían transcurrido aproximadamente cuatro horas desde el alzamiento cuando el ministro de Información y Comunicación, Jorge Rodríguez, habló en nombre de Maduro para rechazar los hechos, admitiendo que efectivamente había en el país una rebelión militar.

Esto significó el punto de partida para que otros vinculados al régimen de Maduro, como la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, el fiscal general nombrado por la ANC, Tareck Willian Saab y el presidente del TSJ, Maikel Moreno se pronunciaran para rechazar la situación.

En Caracas y otras ciudades del país hubo enfrentamientos entre alzados y leales al régimen.

A media mañana, se pudo leer el primer trino de la cuenta de Nicolás Maduro, pidiendo a la población civil y militar “nervios de acero” ante lo que estaba ocurriendo. Hasta ese momento no se sabía nada de él. De hecho, hasta las 3:00 de la tarde hora de Venezuela, solo se habían pronunciado por la televisora gubernamental Venezolana de Televisión, el ministro de la Defensa Vladimir Padrino López y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Ambos señalaron que la intentona se había conjurado, sin dar mayores detalles. Cabello convocó a los colectivos y otras organizaciones oficialistas a Miraflores para “defender la revolución”.

Mientras se producían estos pronunciamientos del lado de Maduro, en las calles de Caracas y las principales ciudades del país la gente seguía protestando y demandando la salida del cuestionado mandatario.

La gente acudió al llamado a salir a las calles formulado por Juan Guaidó y otros opositores a Maduro.

A primeras horas de la mañana, venezolanos dentro y fuera del país reportaron la caída masiva de las redes sociales como Twitter, por lo que la información se tornó más difusa y menos accesible, al contar los residentes de este país solo con el sistema de mensajería Whatsapp para poder conocer lo que iba ocurriendo.

Las estaciones de televisión y radio, poco o nada decían lo que estaba pasando, debido a la férrea censura que hay en el país caribeño. La única emisora que estaba narrando los acontecimientos era la estación Radio Caracas Radio, pero Maduro la cerró antes de finalizar la mañana.

Civiles heridos

La tensión en Caracas se concentró en la céntrica avenida Francisco Fajardo, donde casi al mediodía se presentaron enfrentamientos a tiros entre militares leales y contrarios a Maduro. Una de las imágenes más dantescas de estos hechos fue la de una tanqueta militar atropellando a varios civiles que manifestaban en esa autopista caraqueña. Por esta acción hay un herido grave.

Hacia el este de la capital, miembros de los llamados colectivos, grupos de civiles armados por el régimen de Maduro, dispararon contra la multitud que atravesaba la ciudad con la intención de marchar hasta el Palacio de Miraflores -sede del gobierno-.  Al menos dos personas, incluyendo una maestra de 32 años, resultaron heridas de bala.

En al menos diez ciudades del país se reportaron manifestaciones protagonizadas por civiles. Los heridos se contaban por decenas.

Las manifestaciones también se presentaron desde la mañana del martes en ciudades como Valencia y Maracay (centro), Barquisimeto y Acarigua (centro occidente), Maturín y Puerto Ordaz (oriente), San Cristóbal, Mérida y Maracaibo (occidente). En la primera de estas ciudades hubo un enfrentamiento entre civiles y militares donde al menos uno de los primeros resultó herido de bala.

En un trino, la organización no gubernamental pro Derechos Humanos Foro Penal, daba cuenta a las 2:00 de la tarde de 11 arrestos por cuenta de la situación irregular que se había presentado.

Otra ONG llamada Provea, informó que hasta las 2:30 de la tarde en la zona este de Caracas se habían presentado 50 heridos a la sede de Salud Chacao, 30 de ellos por balas de plástico (perdigones).

A esa misma hora, el líder del partido Voluntad Popular Leopoldo López junto a su familia, ingresó a la embajada de Chile “en calidad de huésped”, según anunció por Twitter el canciller del país austral, Roberto Ampuero. En horas de la noche se conoció que se trasladó hasta la embajada de España.

Negociaciones e incertidumbre

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jhon Bolton, se pronunció en horas de la tarde para confirmar los rumores que circulaban en plataformas de mensajería y redes sociales sobre supuestas negociaciones para culminar de la manera pacífica la usurpación de Maduro y dar paso a la transición de gobierno.

En una declaración de prensa desde su país, Bolton informó además que habían acordado con Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Vladimir Padrino, ministro de la Defensa y otro militar de alto rango una fórmula de transición pacífica a la crisis política que se agudizó este martes. Habló que de que en las conversaciones había recordado a los representantes de Maduro que “todas las opciones seguían sobre la mesa”.

La piedra de tranca para la salida de Maduro, al menos hasta primeras horas de la tarde, era la oposición que tenían varios altos oficiales, quienes estarían impidiendo esta decisión.

Miembros del Alto Mando Militar de Maduro han sido señalados como implicados en el negocio del tráfico de drogas y una eventual salida del mandatario izquierdista los dejaría desprovistos militar y jurídicamente para protegerse de una acción judicial por parte de agentes internacionales antinarcóticos.

Sobre estas supuestas negociaciones el gobierno no se había pronunciado, al menos hasta la media tarde del martes.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados