Gabo y la Economía Naranja en el Caribe Colombiano

269

Este jueves en el Club ABC de Barranquilla conversatorio sobre García Márquez en La Mojana, la otra orilla de Macondo. Sucre, Sucre, el principal ‘laboratorio’ de su inmortal obra. 

Por Javier H Duque A./Chacharero*

Este jueves 11 de abril, a partir de las cinco de la tarde, se lleva a cabo el conversatorio ‘García Márquez en La Mojana, la otra orilla de Macondo’, con el conferencista Isidro Álvarez Jaraba, docente, filósofo e historiador de la Universidad Santo Tomás , con especialización en pedagogía de la recreación ecológica.

El evento es organizado por la Fundación Vida y Obra del Docente, y estarán como panelistas al lado del historiador y filósofo Álvarez Jaraba, los periodistas Henry Forero Jaramillo, Oswaldo Sampayo Cobo y Rafael Sarmiento Coley.

A propósito de esta oportunidad de darle una mirada al laboratorio donde el genial cataquero elaboró sus principales obras, es importante tener claro para todos que el termino Economía Naranja, pues recientemente se está utilizando mucho, su amplio significado abarca todas las actividades intelectuales que de manera ordenada y unidas se transforman en bienes u oportunidades económicas fundamentadas en entornos culturales, actividades creativas, áreas soportes para la divulgación de esta integración  de creatividad y cultura.

En Colombia esta Economía Naranja se encuentra en auge, tanto que el Presidente Duque en muchas intervenciones públicas ha dicho “estamos comprometidos con el impulso de la Economía Naranja para que nuestros actores, artistas, productores, músicos, diseñadores, publicistas, joyeros, dramaturgos, fotógrafos y animadores digitales conquisten mercados, mejoren sus ingresos, emprendan con éxito, posicionen su talento y atraigan los ojos del mundo.” Lo anterior permite concluir que habrá apoyo institucional – gubernamental desde el punto de vista económico y organizacional para todas las expresiones y entornos culturales.

El Caribe Colombiano es un cúmulo de expresiones culturales innatas, pues la historia nos muestra que son muchos los artistas, escritores, pintores, cantantes, compositores de origen de la región Caribe con gran éxito e impacto nacional e internacional. Así como las actividades carnestolendas, reinados, ferias, fiestas patronales entre otros, son un gran activo que organizadas y conectadas cronológicamente pueden ser y son parte de esta Economía Naranja para el Caribe; así las regiones puedan mostrar su cultura, generando progreso y mejor calidad de vida.

Dentro de esta actividad encontramos un trabajo realizado y reconocido a nivel mundial como lo son las obras de nuestro Premio Nobel de Literatura 1982, Gabriel García Márquez, mejor conocido entre sus familiares y numerosos amigos como Gabo, o Gabito.

Su legado genera muchas oportunidades de desarrollo cultural, como lo está haciendo Medellín con el Festival de Gabo que realiza todos los años en el mes de octubre, durante esos días se rinde homenaje a nuestro premio Nobel, es una oportunidad para dar espacio a la cultura, resaltar la labor de muchos escritores, artistas, periodistas, y personalidades de las artes, quienes movieron ríos de público para cada actividad, llenando los escenarios del Festival, como ejemplo de actividades incorporadas en la Economía Naranja, pasando por operadores logísticos, equipos audiovisuales, hotelería, transporte, entre otros.

Siendo el Caribe Colombiano el espacio natural de la Obra de Gabo, se debe aprovechar este concepto de Economía Naranja, para engranar entre los Departamentos del Caribe una Ruta de Gabo ampliada que incluya escenarios donde se dio origen a esta majestuosa obra histórica y cultural de la humanidad, se institucionalicen varios festivales que podrían ser musicales, periodísticos, artísticos, teatrales entre otros, para que sean visitados los entornos del abuelo de Gabo  o “el Coronel  Aureliano Buendía”, en Barrancas La Guajira; los sitios históricos y de vida de la primera niñez de Gabo en Aracataca y el Departamento del Magdalena al lado de sus abuelos y tías; Barranquilla (donde hizo sus primeros años de primaria en el Colegio San José, con condiscípulos que aún viven, entre otros Juan B. Fernández Renowitzky); a Sucre – Sucre  en un gran recorrido por donde pasó la segunda infancia y años de juventud de Gabo. Allí se construyó la columna vertebral de su obra.

Javier Enrique Duque, autor de esta columna y uno de los organizadores del conversatorio de este jueves sobre la influencia de Sucre (Sucre) y La Mojana en la obra de Gabo.

Estar es Sucre – Sucre es la oportunidad de recrear las historias de “Crónica de una muerte anunciada”, “La mama grande” y muchos más eventos de la vida de García Márquez que sucedieron en Sucre – Sucre, hoy plasmadas en los escritos del Nobel, recorrerlos es una maravilla, llenan el espíritu creativo de los visitantes; llegar a Barranquilla para visitar el Restaurante La Cueva fuente de inspiración para su estilo Novelístico al lado del Grupo Barranquilla, entrar a los escenarios en Cartagena y Valledupar donde el Premio Nobel mostró su obra, compartió con las gentes de estas ciudades sus expresiones culturales, periodísticas y de alguna manera políticas.

Es pues el Caribe Colombiano el espacio natural para estas Economías Naranja, y debemos aprovechar esta oportunidad histórica. Llegar a la provincia, a las regiones donde nacen la cultura de esta amplia región Caribe, con las organizaciones y trabajo que las capitales de los departamento están mostrando como el Carnaval de las Artes que con mucha tenacidad organizan Heriberto Fiorillo y varios amigos y fundaciones sin ánimo de lucro; Hay Festival en Cartagena; Barranquijazz entre otros, que son ejemplo de éxito de Economías Naranja.

 

*jhduque2000@yahoo.com celular 3007531988 abril de 2019

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

Chachareros

Chachareros es una invitación a que todos nos envíen sus artículos. La Cháchara los recibe con gusto

Los comentarios están cerrados