¡Fuera mitos! La calvicie se hereda de las madres y no de los padres

591

En Colombia una clínica está rompiendo mitos y paradigmas en cuanto a un tema que ha sido preocupación masculina desde hace cientos de años. Desarrollan novedosas técnicas para mantener y revertir los efectos de la alopecia.

Lexander Loaiza Figueroa @Lexloaiza

Contrariamente a la creencia popular, los hombres calvos no heredan esta particularidad genética por la vía paterna, sino por conducto de las madres, quienes como mujeres poseen el ‘gen de la alopecia’ dentro de la información contenida en los cromosomas X.

También es incierto que ahora hay más gente calva (hombres y mujeres). Como en tantas otras vicisitudes del ser humano, antes lo que había era un sub registro  porque sencillamente, al no existir clínicas especializadas, no se llevaban estadísticas respecto de qué porcentaje de hombres o mujeres padecerían falta de cabello en su vida adulta.

Unos de los consejos médicos más importantes es el de cuidar nuestra alimentación desde la infancia.

Tampoco es que los calvos sean ahora más jóvenes, aunque sí existe una tendencia a que los pacientes que acuden a los centros especializados por tratamiento tienen cada vez menos edad. Al parecer está más relacionado con la vanidad masculina que a una tendencia estadística sobre la incidencia de esta falencia.

Si cree que el uso de cachuchas, sombreros, productos de higiene personal o la exposición al sol causan pérdida de cabello; los más recientes estudios científicos descartan estas variables, al menos con respecto a la pérdida permanente de su ‘melena’.

Factores como la contaminación ambiental, alimentación no adecuada y el estrés pueden generar la pérdida del cabello; aunque esos mismos estudios hacen la salvedad de que una vez que esos factores desaparecen, las probabilidades que el pelo vuelva a crecer son altísimas.

Colombia pionera

Nuestro país no está exento al fenómeno de la preocupación por la apariencia. Y el tema de la alopecia no es exclusivo de los hombres. La doctora Cristina Sanoja, directora médica de la clínica Kaloni, explicó a Lachachara.co que el mayor porcentaje de incidencia por edad en los pacientes locales está focalizado entre los 40 y los 50 años de edad (un 25% del total de tratamientos). Por debajo de los 30 años y por encima de los 50 están los porcentajes menores. De todos los pacientes, entre el 10 y el 12% serán mujeres.

En Colombia se encuentra un equipo médico encabezado por la dermatóloga Cristina Sanoja.

Ahora no sólo la preocupación es por la cabellera craneana. Las consultas abarcan también áreas del rostro como las cejas en el caso de las damas, la barba y los bigotes, una tendencia que se ha visto acentuada en la moda masculina.

Esta clínica especializada nació hace 15 años y en Colombia abrió su primera sede en Bogotá. No obstante, ha sido tanto el éxito que hay ya locales abiertos en Medellín y en las ciudades mexicanas de Tijuana, Monterrey, Veracruz, Guadalajara y en San Diego (EE.UU.). También se encuentran en países como República Dominicana y España.

 

No hay pócimas milagrosas

La dermatóloga vocera de Kaloni, empresa que tiene más de 15 años en el mercado colombiano, explicó a Lachachara.co que no existen pócimas milagrosas que restauren el cabello. Esto para responder preguntas sobre la gran cantidad de productos que venden en la calle y por internet, ofreciendo soluciones a los problemas de calvicie o vello facial.

Cuando una persona va perdiendo el pelo por causas endogénicas la causa es la muerte del llamado folículo, que se encuentra debajo de nuestra piel craneal. Cuando esta muerte ocurre, sencillamente de ese folículo más nunca brotará un nuevo cabello.

Sanoja explicó que por ello desde hace tres lustros han venido aplicando en el país la técnica denominada como microinjerto, que ‘remueve’ folículos fértiles de zonas pobladas de cabellera hacia zonas receptoras.

En Kaloni aseguran ser pioneros en la tecnología de microinjerto capilar.

Practican sesiones en las que remueven y transfieren más de 5000 folículos lo hacen de manera ‘artesanal’ porque según su teoría el trabajo final luce más natural.

Aplicando esta técnica del microinjerto, también hacen lo propio con la barba, el bigote y las cejas, con el objeto de brindar mayor mayor densidad a esas zonas o para cubrir posibles cicatrices, según las necesidades que manifieste el paciente.

La directora médica de Kaloni asegura que, en este tipo de tratamiento, existe un 98% de efectividad y el tratamiento y recuperación puede ser un proceso que podría durar hasta 14 meses, dependiendo de cada caso en particular.

 

Compartir.

Acerca del Autor

Lexander Loaiza

Es comunicador social con especialización en el área audiovisual egresado de la Universidad del Zulia (Venezuela). Ha realizado cursos de periodismo económico con el Banco Central de Venezuela, periodismo digital, locución comercial y ha desempeñado labores en medios como RCTV, Televen, Últimas Noticias, Diario La Calle-Valencia (editor), Union Radio y ha acumulado experiencia como asesor comunicacional en instituciones públicas y privadas.

Los comentarios están cerrados