Basa, un pescado tan venenoso como el cianuro

426

En Colombia en los almacenes de grandes superficies de las ciudades con mayor población de estratos medio y medio bajo, es donde más se vende. 

Por Carlos Alberto Leal/Especial para lachachara.co

A escasos días de la Semana Santa, cuando la feligresía, por respetar los cánones de la Sagrada Biblia procura alimentarse solo con aquellos animales que no están prohibidos en las Sagradas Escrituras, compra en abundancia y sin reparo ni prejuicios.

Según estudios de un equipo de biólogos marinos, la panga también lo venden en los Supermercados como…Filete de Basa.

La Oficina de Bienestar Social y Capacitación se permite socializar la siguiente información:

El panga

La panga, es un nuevo pescado asiático que encontramos en los supermercados de grandes superficies que hay en toda Colombia, sobre todo en forma de filetes (de Basa), a precio muy barato. La panga (basa) es un pescado de cultivo intensivo/industrial en Vietnam, más exactamente en el delta del río Mekong y está invadiendo el mercado debido a su precio.

Esto es lo que hay que saber sobre la panga (basa): el río Mekong es uno de los ríos con mayor contaminación del planeta. Los pangas (basa) están infectados con elevados niveles de venenos y bacterias (arsénico de los residuos industriales, tóxicos y peligrosos subproductos, del creciente sector industrial), metales contaminantes, fenoles policlorados (PCB) o DDT y sus (DDTs), clorato, compuestos relacionados (CHLs), hexaclorociloxano, isómeros (HCHs) y hexaclorobenceno (HCB) .

No hay nada natural en las pangas (basa). Así que si desea disfrutar sanamente de los días Santos en compañía de sus seres queridos, no arriesgue su salud ni la de los suyos, comprando “pescado barato”, pero envenenado. Como dicen en La Villa de San Benito, “ojo al Cristo, que es de palo”.

Son alimentados con peces muertos, restos de huesos y con una harina de América del sur, la mandioca y residuos de soja y grano.

Obviamente, este tipo de alimentación no saludable no tiene nada que ver con la alimentación en un ambiente natural.

Los pescadores son el último eslabón de una cadena macabra que invade a estos países poco severos en el control fitosanitario.

 

¡Apetitosos sí son!…pero métale el diente a un filete de ‘robalo vietnamita y sienta la sensación de estar comiéndose un caucho gelatinoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir.

Acerca del Autor

admincha

Los comentarios están cerrados