Reflexiones: Los Derechos desechos

269

Esto va dirigido exclusivamente a quienes, no apoyan los paros y las marchas, pero insultan a quienes luchan y solapadamente disfrutan de lo conseguido. 

Por Canuto Espejo

El ambiente político comienza a calentarse. No olvidemos que se trata de las ‘elecciones de mitaca’, como las llamaban antes de que saliera del horno la Constitución de 1991.

El senador barranquillero, José David Name Cardozo, del Partido de la U, y uno de los arcángeles del presidente Juan Manuel Santos, ya se sentó a manteles con el nuevo mandatario Iván Duque. Botó el chupo que le regaló Santos, y votó el PND sin chistar.

Uno de los senadores barranquilleros que ‘come callao’, como dicen los muchachos de ciertos amigos que hacen sus pilatunas con la mayor discreción para que no los descubra nadie, es José David Name Cardozo. Después de ser uno de los más fieles alfiles de Juan Manuel Santos, ya se las arregló con el presidente Iván Duque para tener acceso a la burocracia, razón de ser y existir de los políticos en Colombia.

Al inquieto José David le acaban de nombrar a Marly Estrada de Ladrón De Guevara directora de la regional del Caribe, en la Superintendencia de Notariado y Registro.

Muchos montajes

Como era de esperarse, hoy el mundo digital ha cautivado a miles de cibernautas, quienes sin asomo de timidez alguna lanzan sus críticas por todos los caminos que brinda Internet.

Por ejemplo, nos llega este video que vale la pena escudriñarlo para determinar con precisión si todo lo que muestra es cierto.

Otro video candente

Interesante el alegato del exvicepresidente Humberto De la Calle Lombana, y uno de los negociadores del Gobierno de Santos. Para pensar un poco sobre lo que dice. Y De la Calle Lombana sí que sabe cómo fue el parto de un acuerdo de paz con la guerrilla más viejas del mundo.

Esto está bueno

Con frecuencia llegan estos correos electrónicos, frente a los cuales el receptor (en este caso Canuto Espejo), no es más que el micrófono para que se conozca otra forma de pensar. El texto anunciado es de la Juez Federal Raquel Domingues do Amaral:

«¿Saben de qué se hacen los derechos, mis jóvenes?

¿Sienten su olor?

¡Los derechos son hechos de sudor, de sangre, de carne humana podrida en los campos de batalla, quemada en hogueras!

“¡Cuando abro la Constitución, además de los signos, de los enunciados vertidos en lenguaje jurídico, siento olor a sangre vieja!

“¡Veo cabezas rodando de guillotinas, jóvenes mutilados, mujeres ardiendo en las llamas de las hogueras! ¡Oigo el grito enloquecido de los empalados!

“”¡Me encontré con niños hambrientos, enriquecidos por inviernos rigurosos, fallecidos a las puertas de las fábricas con los estómagos vacíos!

¡Sofoco en las chimeneas de los Campos de concentración, expulsando cenizas humanas!

“Veo africanos convulsionando en las bodegas de los barcos negreros.

“Oigo el gemido de las mujeres indígenas violadas.

“¡Los derechos están hechos de fluido vital!

“Para hacer el derecho más elemental, la libertad, pasaron siglos y miles de vidas fueron tragadas, fueron molidas en la máquina de hacerse derechos, ¡la revolución!

“¿Tú creías que los derechos fueron hechos por los funcionarios que tienen asiento en los parlamentos y tribunales?

“¡Que engaño!

“¡El derecho se hace con la carne de la gente!

Cuando se deroga un derecho, se pierden miles de vidas …

¡Los gobernantes que usurpan derechos, como buitres, se alimentan de los restos mortales de todos aquellos que murieron para convertirse en derechos!

“Cuando se concreta un derecho, mis jóvenes, se eterniza esas miles de vidas.

Cuando concretamos derechos, damos un sentido a la tragedia humana y a nuestra propia existencia.

¡El derecho y el arte son las únicas evidencias de que la odisea terrenal ha tenido algún significado!»

“Si después de leer esto, aún no se comprende que otras personas sacrificaron su propia vida para que usted tenga una mejor vida a través de mejores derechos «Conquistados»; entonces sería bueno y muy ético de su parte que no use ni uno de esos derechos para su propia vida y la de su familia, y por supuesto, poder seguir quejándose tranquilo (devolver derecho al voto, a la libertad, a la salud, a  la educación, a la estabilidad en el empleo, a un salario digno, a las vacaciones, prestaciones, a las vacunas, a la libre expresión, entre muchísimos otros sin dejar de mencionar las primas y las bonificaciones ).

“Se debería ser verdaderamente coherente con su discurso y trabajar unas 16 horas al día, sin salario, sin prestaciones, sin vacaciones; es decir, si los paros no te gustan, renuncia a tus derechos y conviértete en un esclavo.  Los derechos no son fruto de la generosidad de los patrones-verdugos-opresores; los derechos son el resultado de la lucha popular.

“Se agradecería que se apoye y colabore por el bien del pueblo o se deje de poner palos en la rueda a quienes luchan por el bien común y equitativo”.

Como se apagan las velas

Dios los cría y ellos se juntan. Para lo bueno y para lo malo. Para darle garrote a sus opositores ocasionaleso para atenderlos a cuerpo de rey. Julio César Gaviria yGermán Vargas Lleras. Se juntó el hambre con la comida.

Los asiduos visitantes al capitolio para enterarse del trabajo de los legisladores colombianos han descubierto cosas impensables: el acercamiento afectuoso y de mucho respeto entre el expresidente y presidente de la Dirección Nacional Liberal, Julio César  Gaviria, quien al mejor estilo de su tocayo Julio César el emperador romano es capaz de todo –pero lo que se dice todo- con tal de conseguir imponer su voluntad.

Por eso acá en la Costa Caribe colombiana, en vista de ese acercamiento pecaminoso entre dos caudillos que llegaron a odiarse y ahora se aman, aseguran que ya es hora de retornar el fervor popular por el Partido Liberal. Y a Vargas Lleras y a Julio César, no el emperador romano, sino el político criollo nacido en Pereira, y asiduo visitante a sus tíos propietarios de una finca bien cuidada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reflexiones: Los Derechos desechos

 

Esto va dirigido exclusivamente a quienes, no apoyan los paros y las marchas, pero insultan a quienes luchan y solapadamente disfrutan de lo conseguido.

 

Por Canuto Espejo

 

El ambiente político comienza a calentarse. No olvidemos que se trata de las ‘elecciones de mitaca’, como las llamaban antes de que saliera del horno la Constitución de 1991.

Uno de los senadores barranquilleros que ‘come callao’, como dicen los muchachos de ciertos amigos que hacen sus pilatunas con la mayor discreción para que no los descubra nadie, es José David Name Cardozo. Después de ser uno de los más fieles alfiles de Juan Manuel Santos, ya se las arregló con el presidente Iván Duque para tener acceso a la burocracia, razón de ser y existir de los políticos en Colombia.

Al inquieto José David le acaban de nombrar a Marly Estrada de Ladrón De Guevara directora de la regional del Caribe, en la Superintendencia de Notariado y Registro.

Muchos montajes

Como era de esperarse, hoy el mundo digital ha cautivado a miles de cibernautas, quienes sin asomo de timidez alguna lanzan sus críticas por todos los caminos que brinda Internet.

Por ejemplo, nos llega este video que vale la pena escudriñarlo para determinar con precisión si todo lo que muestra es cierto.

Otro video candente

Con frecuencia llegan estos correos electrónicos, frente a los cuales el receptor (en este caso Canuto Espejo), no es más que el micrófono para que se conozca otra forma de pensar. El texto anunciado es de la Juez Federal Raquel Domingues do Amaral:

«¿Saben de qué se hacen los derechos, mis jóvenes?

¿Sienten su olor?

¡Los derechos son hechos de sudor, de sangre, de carne humana podrida en los campos de batalla, quemada en hogueras!

“¡Cuando abro la Constitución, además de los signos, de los enunciados vertidos en lenguaje jurídico, siento olor a sangre vieja!

“¡Veo cabezas rodando de guillotinas, jóvenes mutilados, mujeres ardiendo en las llamas de las hogueras! ¡Oigo el grito enloquecido de los empalados!

“”¡Me encontré con niños hambrientos, enriquecidos por inviernos rigurosos, fallecidos a las puertas de las fábricas con los estómagos vacíos!

¡Sofoco en las chimeneas de los Campos de concentración, expulsando cenizas humanas!

“Veo africanos convulsionando en las bodegas de los barcos negreros.

“Oigo el gemido de las mujeres indígenas violadas.

“¡Los derechos están hechos de fluido vital!

“Para hacer el derecho más elemental, la libertad, pasaron siglos y miles de vidas fueron tragadas, fueron molidas en la máquina de hacerse derechos, ¡la revolución!

“¿Tú creías que los derechos fueron hechos por los funcionarios que tienen asiento en los parlamentos y tribunales?

“¡Que engaño!

“¡El derecho se hace con la carne de la gente!

Cuando se deroga un derecho, se pierden miles de vidas …

¡Los gobernantes que usurpan derechos, como buitres, se alimentan de los restos mortales de todos aquellos que murieron para convertirse en derechos!

“Cuando se concreta un derecho, mis jóvenes, se eterniza esas miles de vidas.

Cuando concretamos derechos, damos un sentido a la tragedia humana y a nuestra propia existencia.

¡El derecho y el arte son las únicas evidencias de que la odisea terrenal ha tenido algún significado!»

“Si después de leer esto, aún no se comprende que otras personas sacrificaron su propia vida para que usted tenga una mejor vida a través de mejores derechos «Conquistados»; entonces sería bueno y muy ético de su parte que no use ni uno de esos derechos para su propia vida y la de su familia, y por supuesto, poder seguir quejándose tranquilo (devolver derecho al voto, a la libertad, a la salud, a  la educación, a la estabilidad en el empleo, a un salario digno, a las vacaciones, prestaciones, a las vacunas, a la libre expresión, entre muchísimos otros sin dejar de mencionar las primas y las bonificaciones ).

“Se debería ser verdaderamente coherente con su discurso y trabajar unas 16 horas al día, sin salario, sin prestaciones, sin vacaciones; es decir, si los paros no te gustan, renuncia a tus derechos y conviértete en un esclavo.  Los derechos no son fruto de la generosidad de los patrones-verdugos-opresores; los derechos son el resultado de la lucha popular.

“Se agradecería que se apoye y colabore por el bien del pueblo o se deje de poner palos en la rueda a quienes luchan por el bien común y equitativo”.

Compartir.

Acerca del Autor

Canuto Espejo

Los comentarios están cerrados